Abuso Infantil

Juez ordena liberar a pareja que tenía a sus tres hijos viviendo en una caja y en condiciones insalubres

Los padres aún enfrentan tres cargos por abuso de menores, aunque ellos han dicho que no se trata de un caso de maltrato infantil, sino de pobreza extrema.

LOS ÁNGELES, California.– Cinco días después del arresto de Daniel Panico y Mona Kirk, quienes han sido acusados de abuso infantil por tener a sus tres hijos viviendo en una especie de caja y rodeados de desechos en una comunidad rural de California, un juez ordenó la liberación de la pareja por no representar un peligro para la comunidad ni estar en riesgo de fuga.

Panico, de 73 años, y Kirk, de 51, fueron detenidos la semana pasada cuando un agente del Sheriff del condado de San Bernardino (SBSD) descubrió que los hijos de este matrimonio, de 11, 13 y 14 años, dormían en una pequeña choza de 'triplay' y madera comprimida con el techo a solo 4 pies (1.2 metros) de altura, (que las autoridades describieron como una caja) en un lote baldío en las inmediaciones del Parque Nacional Joshua Tree.

Los menores pasaban sus días entre montones de basura, con poca comida, defecando en la tierra debido a la falta de un sanitario y sin servicio de electricidad ni agua potable. No obstante, desde el arresto de la pareja se aclaró que los niños, quienes ahora están bajo el cuidado del Departamento de Menores y Servicios Familiares de ese condado, no se encontraban cautivos en el lugar.

La defensora pública de la pareja, Elizabeth Crabtree, señaló que el fiscal del Distrito determinó que ellos no representaba un peligro para la comunidad ni estaban en riesgo de fugarse. Por ello los han dejado en libertan, sin embargo ambos padres aún enfrentan tres cargos, cada uno por abuso de menores.

Pero Panico y sus vecinos, quienes este martes acudieron a la corte de Joshua Tree para mostrar su respaldo, aseguran que no se trata de un caso de "crueldad infantil deliberada", como se catalogó en un principio, sino de pobreza extrema.

Los amigos de la familia han asegurado a los medios locales que esto no se trata de criminales, sino simplemente de personas sin hogar. Uno de los vecinos, Myke Reynolds, contó que la pareja perdió su casa en la recesión económica, pero la tierra donde estaban viviendo les pertenecía.

"Yo no creo que sean criminales en lo absoluto. Ellos son una familia haciendo lo que puede para sobrevivir", dijo Reynolds a la cadena ABC7.

"Solo nos estamos ocupando de nuestro problema, tratando de criar a nuestros tres hijos con poco dinero", dijo Panico al diario Los Angeles Times el lunes, cuando todavía se encontraba detenido en la estación policial Morongo Basin por no poder pagar una fianza de 300,000 dólares.

Este hombre explicó que hace unos dos meses uno de sus hijos construyó la choza donde vivían los niños por diversión, contradiciendo el argumento del Sheriff de que los menores habían vivido ahí durante cuatro años. "Comenzó como un fuerte para niños y se hizo cada vez más grande", afirmó Panico al periódico angelino.

El padre aseguró que los niños son inteligentes, que han estado en equipos de fútbol, que su hija toma clases de ballet y resaltó que fueron atendidos lo mejor posible a pesar de las dificultades económicas.

Panico confirmó que es dueño del terreno en el que encontraron a su familia y mencionó que planeaba construir una casa ahí. El hombre afirmó que es un inventor al que no le ha ido bien. Mientras su esposa, Kirk, era administradora de una guardería, pero dejó de trabajar para cuidar a sus hijos.

El Sheriff de San Bernardino ha reclamado que esta pareja tuvo varios recursos disponibles para apoyar a sus hijos, aunque Panico comentó que no estaba al tanto de eso. Sin embargo, recalcó que no cree en la asistencia del gobierno. "Creo en hacer las cosas de forma independiente", dijo.

Vea también:

RELACIONADOS:JuiciosArrestosPolicíaCalifornia