null: nullpx
PI Reportajes

Tres maestras son acusadas de encerrar a un niño durante horas en las que tuvo que comer sus propias heces

El pequeño, de cinco años, fue encerrado en una habitación de aislamiento de una escuela -sin identificar- en la que también tuvo que beber su propia orina y donde sufrió una caída que le provocó una fuerte lesión. Las tres sospechosas se encuentran detenidas.
Publicado 25 Nov 2022 – 09:23 PM EST | Actualizado 25 Nov 2022 – 09:23 PM EST
Reacciona
Comparte
Cargando Video...

Una profesora y dos de sus ayudantes fueron arrestadas y acusadas de encerrar en una habitación a un niño hasta que lo obligaron a comer sus propias heces.

En abril del año pasado, Melody LaPointe, Tarah Tinney y Augusta Costlow -de 47, 33 y 27 años- habrían dejado solo al niño en una habitación de aislamiento durante horas en las que pasó tanta hambre, que terminó por comerse sus propias heces y beber su orina, contó Metro.


A pesar de que el niño, de cinco años, tiene problemas de aprendizaje, las mujeres no tuvieron problema con dejarlo en esa habitación de la escuela -no identificada- en Texas, donde el pequeño terminó por lesionarse después de sufrir una fuerte caída.

El Distrito Escolar Independiente de Liberty aseguró que se comunicaron con las autoridades, justo después de haber tenido conocimiento de lo ocurrido, poniendo en licencia administrativa a las asistentes, Tinney y Costlow, quienes terminaron por renunciar a sus puestos.

A principios de este mes, las dos asistentes fueron detenidas.

Por su parte, aunque la profesora LaPointe también renunció a su puesto, no tuvo problema para encontrar trabajo como maestra de primaria en otro distrito escolar cercano, por lo que fue arrestada el pasado 17 de noviembre, ante la vista de sus alumnos y compañeros de trabajo.

Padres de familia de la escuela primaria Bonnie Hopper, donde trabajaba LaPointe, le dijeron a ABC13 sentir miedo de enviar a sus hijos a clases, al no entender cómo una persona con ese antecedente pudo encontrar trabajo en dicha institución.


“Se supone que los envías allí para que estén protegidos, y contratan a esta señora que aparentemente hizo daño a un niño (…) que tuvo que comer sus propias heces y beber su orina”, dijo uno de los padres.

Las tres mujeres han sido fichadas en la cárcel del condado de Liberty,con fianzas de 60,000 dólares para cada una.

Se espera que en los próximos días se informe sobre la fecha en la que iniciará el juicio contra ellas.

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés