null: nullpx
Variante Delta

Padre de cuatro niños muere tras contraer la variante delta del coronavirus y su esposa está grave

Lydia y Lawrence Rodríguez, residentes de La Marque, un pueblo al sureste de Houston, no se vacunaron contra el coronavirus y tenían muchas dudas al respecto. Sin embargo, antes de que los entubaran pidieron a familiares que hicieran vacunar a sus cuatro hijos.
3 Ago 2021 – 05:27 PM EDT
Reacciona
Comparte
Cargando Video...

HOUSTON, Texas. - Una familia del área de Houston atraviesa momentos muy difíciles luego de el jefe de hogar muriera al contraer la variante delta del coronavirus y su esposa, también contagiada, fuera hospitalizada en cuidados intensivos

Lydia y Lawrence Rodríguez, padres de cuatro hijos y residentes de La Marque, un pueblo al sureste de Houston, nunca se vacunaron contra el covid-19 y se contagiaron del virus por lo que fueron ingresados en un hospital el 12 de julio. A partir de ese momento comenzaron las complicaciones en la salud de ambos y Lawrence murió este lunes.

La mamá está muy grave


“Ella está en condición muy crítica, con sedantes, no están seguros si va a sobrevivir y si sobrevive, tendrá que pasar mucho tiempo de recuperación”, dijo a Noticias 45, Dottie Land Jones, quien es prima de Lydia.

Jones comentó que su prima casi siempre fue muy temerosa en cuanto a la vacuna contra el coronavirus, pero antes de que la entubaran a ella y a su marido, les pidieron a sus hijos que se vacunaran.

Piden ayuda para los niños


Dottie Land Jones, familiar de Lydia y Lawrence Rodríguez, creó una cuenta en la página de colectas GoFundMe para recaudar fondos que ayuden a cubrir el costo de las facturas hospitalarias acumuladas y para mantener a los hijos de la pareja.

“Estamos muy preocupados por sus cuatro hijos por lo que estamos tratando de recolectar dinero para que tengan una ayuda para poder sobrevivir”, comentó Jones en entrevista telefónica.

Mientras esto sucede, familiares y amigos están tratando de cuidar a sus hijos en casa, pero la carga financiera de los gastos de los servicios en el hogar y las crecientes facturas médicas se han vuelto abrumadoras.

Los hijos tienen esperanza


Jones dijo que los hijos, cuyas edades son de los 11 a los 18 años, son muy maduros y lo están enfrentando con gran fortaleza; la fe y esperanza son muy importantes para ellos, aún teniendo el corazón roto.

Además, envió un mensaje a la comunidad sobre la importancia de vacunarse y que no se dejen llevar por informaciones falsas en cuanto a la vacuna en redes sociales y solo escuchen a los expertos médicos.

Lydia continúa respirando con la ayuda de equipo especial en la unidad de cuidados intensivos, solo que el coronavirus ha seguido devastando su cuerpo.

También te puede interesar:

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés