null: nullpx
Coronavirus

Ordenan varar crucero en las aguas de California ante el temor de más contagios de coronavirus

Las autoridades de salud informaron que el Grand Princess, con 2,500 pasajeros a bordo, estaba programado para regresar al puerto de San Francisco este fin de semana, pero se le pidió anclar en la costa tras conocerse que la primera víctima mortal de COVID-19 en el estado fue uno de los pasajeros en días previos.
5 Mar 2020 – 09:20 PM EST

SAN FRANCISCO, California. – Un crucero con 2,500 pasajeros a bordo se encuentra varado en las costas del norte de California ante el temor de que se convierta en el nuevo epicentro de un brote de coronavirus.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) informaron que la embarcación Grand Princess tuvo que interrumpir su trayectoria de Hawai a México para regresar a la ciudad de San Francisco, luego de que varios de sus pasajeros pudieron estar expuestos al virus y presentan síntomas similares a los de la influenza.

Uno de los pasajeros en el recorrido previo de ese crucero se convirtió este jueves en la primera víctima mortal de COVID-19 en California. Se trata de una persona de la tercera edad residente del condado Placer que estuvo a bordo del navío entre el 11 y el 21 de febrero, cuando cubrió una ruta entre San Francisco y México. Al menos otras dos personas que estuvieron en ese trayecto han dado positivo a contagios de coronavirus, mientras que en el nuevo recorrido ya hay 11 pasajeros y 10 miembros de la tripulación que presentan síntomas de la enfermedad.

Ante este panorama y la posibilidad de un brote local, el gobernador Gavin Newsom declaró una emergencia de salud en el estado que le permitirá a las autoridades de todos los niveles agilizar sus esfuerzos para frenar la propagación del virus. El Departamento de Salud estatal cifra hasta el momento en 53 el número de casos de COVID-19 confirmados en California, de los cuales 24 corresponden a personas repatriadas en vuelos operados por las autoridades federales.

El Grand Princess estaba programado para embarcar este fin de semana en el puerto de San Francisco, sin embargo, se le ordenó volver y anclarse en las costas de California en lo que las autoridades federales de salud determinar cómo se les realizarán las pruebas a los 2,500 pasajeros a bordo, la mitad de los cuales son residentes del estado.

Newsom explicó que la intención es hacer llegar las pruebas de coronavirus vía aérea hasta la embarcación para que se comiencen a aplicar de inmediato a los pasajeros del crucero que regresaba de un recorrido de 15 días que incluía inicialmente las islas de Hawai y el puerto de Ensenada, en México.

Por su parte, los CDC señalaron que están trabajando de manera coordinada con la guardia costera y las autoridades de salud de San Francisco, así como con la línea de navíos Princess Cruises, para embarcar el crucero de manera segura y prevenir una propagación mayor de COVID-19.

Estado de emergencia


El avance del coronavirus en el estado y la primera muerte de un paciente obligaron al gobernador Newsom a declarar una emergencia de salud para facilitar la coordinación entre las distintas agencias estatales que se preparan para un posible brote general de COVID-19 en California.

La proclamación incluye además protecciones para los consumidores del estado en el caso de especulación de precios y flexibilidad para que trabajadores de salud de otras entidades vengan a brindar apoyo a los centros médicos locales.

"El estado de California está desplegando ayuda gubernamental de todos los niveles para identificar casos y frenar la propagación del coronavirus. Esta proclamación de emergencia ayudará al estado a preparar a nuestras comunidades y a nuestro sistema de salud en el escenario que se propague de manera más extensa", dijo Newsom.

En el Área de la Bahía son varios los condados que emitieron declaratorias similares a nivel local para agilizar sus esfuerzos de combate al coronavirus. Los condados de Marin, Alameda y Sonoma son los más recientes en unirse a las medidas luego de confirmar casos relacionados con viajes internacionales y contacto con pacientes infectados. San Francisco y Santa Clara hicieron lo mismo semanas atrás.

Las declaratorias de emergencia les permitirán a los condados movilizar todos los recursos necesarios para acelerar los protocolos de emergencia y la coordinación entre agencias en caso de un brote de coronavirus a nivel local. De igual forma, les dará el derecho a solicitar reembolsos de los gobiernos estatal y federal por los gastos en los que incurran con motivo de la activación de sus planes de prevención.

En el caso de San Francisco, que hasta ahora no ha reportado infectados, los funcionarios de salud explicaron que el gran volumen de viajes entre la ciudad y China incrementa las probabilidades de que eventualmente se registren casos de nuevo coronavirus.

Cuarentenas y desvío de vuelos


Las autoridades de salud de California les han solicitado a unos 9,400 viajeros que regresaron de China vía los aeropuertos de San Francisco y Los Ángeles someterse a una cuarentena domiciliaria mientras continúan los esfuerzos para frenar la propagación del COVID-19 en el estado.

A los pasajeros que volvieron a los Estados Unidos a partir del 2 de febrero se les ha pedido monitorear su estado de salud de manera constante, permanecer en casa y limitar sus interacciones con otras personas, según informó el Departamento de Salud Pública de California a través de un comunicado.

La cifra excluye a los estadounidenses que visitaron la provincia china de Hubei y la ciudad de Wuhan, donde se originó el brote. La gran mayoría de quienes estuvieron en la zona del epicentro fueron evacuados en distintos vuelos operados por el Departamento de Justicia y posteriormente sometidos a una cuarentena de dos semanas en bases militares de California y otros estados.

Desde que comenzó el brote de COVID-19, otra de las medidas preventivas que el gobierno de Estados Unidos ha implementado es el desvío de los vuelos procedentes de China a 11 aeropuertos del país, incluido el de San Francisco, para asegurarse que los pasajeros sean sometidos a las revisiones y tratamientos médicos correspondientes.

Como protocolo obligado, en todos los casos detectados en California y el resto de EEUU los funcionarios de salud pública están trabajando para identificar a las personas que pudieron haber tenido un contacto personal cercano con estos pacientes, incluidos amigos, familiares o profesionales de la salud, para vigilarlos en busca de signos y síntomas de enfermedad y tomar medidas para prevenir la propagación del virus.

El coronavirus ha infectado a más de 93,000 personas en todo el mundo y hasta ahora ha cobrado la vida de 2,984 pacientes, la gran mayoría en la provincia china de Hubei, donde se originó el brote. Según datos de la Organización Mundial de la Salud, los casos de COVID-19 se han detectado en 76 países de todos los continentes.

Las claves del coronavirus en fotos: una contagiosa infección respiratoria que tiene en alerta al mundo

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés

Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.