null: nullpx
Terremoto en Haití

Suman casi 2,000 muertos tras el terremoto de Haití mientras la tormenta tropical complica las labores de rescate

Este balance de víctimas supone 522 víctimas mortales más que el día anterior, según los datos de Protección Civil, organismo que coordina las operaciones de rescate. El balance señala también que 34 personas han sido rescatadas con vida de entre los escombros en las últimas 48 horas.
17 Ago 2021 – 09:31 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

Las autoridades haitianas contabilizaron más de 1,900 muertos tras el terremoto mortal del pasado sábado, después de que la tormenta tropical Grace obligara a detener temporalmente los esfuerzos de búsqueda y rescate, una demora que alimentó la creciente ira y frustración entre miles de personas que se quedaron sin hogar.

Este balance de víctimas supone 522 víctimas mortales más que el día anterior, según los datos de Protección Civil, organismo que coordina las operaciones de rescate. El balance oficial da cuenta de que 34 personas han sido rescatadas con vida de entre los escombros en las últimas 48 horas.

Grace azotó el suroeste de Haití y las autoridades advirtieron que algunas áreas podrían recibir 15 pulgadas (38 centímetros) de lluvia antes de que continúe la tormenta. Lluvias intermitentes cayeron en la ciudad de Les Cayes y en la capital, Puerto Príncipe, ambas dañadas por el terremoto.

A última hora de la tarde del martes, la Agencia de Protección Civil elevó el número de muertos a 1,941 y el número de heridos a 9,900, muchos de los cuales han tenido que esperar a recibir ayuda médica tumbados en el exterior con un calor abrasador.

La devastación se centra en la zona suroeste del país, donde la atención médica ha alcanzado su capacidad máxima y la gente ha perdido hogares y seres queridos.

Entre el mal tiempo y la falta de atención

Hacia el martes por la tarde, la paciencia se estaba agotando en la nación más pobre del hemisferio occidental. Los haitianos ya estaban luchando contra el coronavirus, la violencia de las pandillas, el empeoramiento de la pobreza y el asesinato del presidente Jovenel Moise el 7 de julio cuando se produjo el terremoto.

Continuaron sacando cadáveres de entre los escombros y el olor a muerte se cernía pesadamente sobre un edificio de apartamentos de tres pisos derruido. Una simple sábana cubría el cuerpo de una niña de 3 años que los bomberos habían encontrado una hora antes.

Para ilustrar la falta de presencia del gobierno, los bomberos voluntarios de la cercana ciudad de Cap-Haitien dejaron el cuerpo bajo la lluvia porque la policía tiene que estar presente antes de que puedan llevarse el cuerpo.

Otro vecino, James Luxama, de 24 años, repitió un rumor popular en muchas escenas de desastres, diciendo que alguien estaba enviando mensajes de texto pidiendo ayuda desde el interior de los escombros.

El jefe de la oficina de protección civil de Haití, Jerry Chandler, reconoció la situación. Las evaluaciones de terremotos tuvieron que detenerse debido a las fuertes lluvias, "y la gente se está volviendo agresiva", dijo Chandler el martes.

Algunos niños quedaron huérfanos por el terremoto y algunos jóvenes estaban comenzando a pasar hambre, dijo Carl-Henry Petit-Frère, gerente de campo de Save the Children, que dijo en un comunicado que estaba distribuyendo lo que pudiera a las personas que vivían en las calles. sin protección del viento y la lluvia.


“Veo niños llorando en la calle, gente pidiéndonos comida, pero nosotros también estamos bajos de comida”, dijo Petit-Frère, y agregó que se advirtió a los niños que no entraran en las casas porque podrían colapsar.

“Las organizaciones que están aquí están haciendo lo que pueden, pero necesitamos más suministros. Los alimentos, el agua potable y el refugio son los que más se necesitan, y los necesitamos rápido ".

Unos 20 soldados finalmente se presentaron para ayudar a los rescatistas en el edificio de apartamentos derrumbado.

Antes de eso, la única ayuda que llegó fue de voluntarios mal equipados.

Las cifras de los daños

El terremoto ha afectado directamente a 136,800 familias, que se han quedado sin hogar después de que el movimiento telúrico destruyera 60,759 viviendas y causara daños estructurales en otras 76.121, así como en 25 centros médicos que han registrado daños.

Las autoridades calculan que unas 684,400 personas necesitan de ayuda humanitaria urgente, lo que supone cerca del 40% de la población de los tres departamentos más afectados por el terremoto, situados en la península suroeste del país.

La zona más afectada es el departamento del Sur, cuya capital es Les Cayes, una región que concentra 1,597 muertos, 6,805 heridos y 58,715 viviendas destruidas o dañadas.

El sismo, registrado el sábado pasado cerca de la localidad de Petit Trou de Nippes, ya es el segundo más mortífero de los últimos 25 años en Latinoamérica, una lista que encabeza el devastador sismo ocurrido en 2010 en el país caribeño, en el que murieron cerca de 300,000 personas.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés