null: nullpx
Estudiantes destacados

De vivir en la calle y no saber inglés, joven latino logra el éxito y trabaja en la NASA

Fue una dura travesía la que vivió el cubano, Antonio Macías, de 25 años, que junto con su madre pasaron hambre y no tenían donde dormir cuando llegaron a Houston en 2015. Ahora es un hombre exitoso por sus avanzados conocimientos en ciencias aeroespaciales.
8 Jul 2021 – 12:33 PM EDT
Reacciona
Comparte
Cargando Video...

HOUSTON, Texas. - De no tener nada, vivir en la calle, y no hablar inglés, un joven hispano pasó a llegar a la cima con reconocimientos científicos y académicos en la universidad y ahora trabaja en la NASA.

Antonio Macías Cañizares llegó a Houston en 2015 junto con su madre Milda Cañizares en busca de un mejor futuro, aunque en un principio se enfrentaron a problemas muy fuertes, entre ellos el no tener un lugar donde dormir y poco dinero para comer.

“No teníamos hogar, íbamos a la biblioteca a buscar internet para revisar el correo, no teníamos teléfono”, dijo Antonio.

El joven originario de Cuba contó que cuando acababan de llegar a Texas un familiar los abandonó frente a Caridades Católicas y a partir de ahí comenzó una dura travesía en busca de un techo y cómo conseguir comida porque tenían muy poco dinero.

Rompió la barrera del idioma

Pero no pasó mucho tiempo para que pudiera encontrar un trabajo que, aunque le dejaba poco dinero, les daba lo suficiente para no pasar hambres hasta que la situación para madre e hijo fue mejorando y hasta lograron rentar su propio hogar y aprendió inglés.

“Me siento muy orgulloso de mí y de mi mamá porque ella siempre me empuja mucho a salir adelante, a que yo sea mejor y sacar esa mejor versión de mi”, comentó.

Con el paso del tiempo, las cosas fueron mejorando y se graduó con honores y las más altas condecoraciones de la Universidad de Texas en Austin, además recibió reconocimientos por parte del gobierno, homenajes como estudiante erudito distinguido y por tener lo más altos honores en el área educativa.

La NASA se fijó en él

Antonio también recibió condecoraciones por hacer investigaciones científicas para la universidad, y fue por ese conocimiento que la NASA se fijó en él y le ofrecieron trabajo.

“Cumplí mi sueño de trabajar en la NASA y me la pasé varios días pensando y me hizo sentir muy orgulloso”, manifestó.

El siguiente paso de Antonio Macías es mudarse a Atlanta donde estudiará un doctorado en ciencias aeroespaciales en el Instituto de Tecnología de Georgia y trabajará en un laboratorio especializado en misiones y optimización de naves espaciales.

También te puede interesar:

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés