null: nullpx
Univision 41 San Antonio

Procurador General pide a la ciudad todos los documentos relacionados a la decisión de Chick-Fil-A

El 28 de marzo del año en curso, Paxton envió una carta al alcalde y a los miembros del Concejo Municipal de San Antonio informándoles del inicio de una investigación en contra de la ciudad de San Antonio tras decidir excluir al restaurante Chick-Fil-A.
11 Abr 2019 – 4:42 PM EDT

El Procurador General, Ken Paxton, solicitó a los miembros del Concilio de la ciudad de San Antonio todos los documentos en relación con la investigación que actualmente lleva a cabo la Procuraduría General sobre la decisión de la ciudad de excluir al restaurante Chick-fil-A del Aeropuerto Internacional de San Antonio.

En la carta, que también fue dirigida al alcalde Ron Nirenberg, pide registros públicos que revelan comunicaciones entre concejales, empleados municipales y terceras partes en los que se discutió la inclusión o exclusión de Chick-fil-A en el contrato de las concesionarias del aeropuerto. La petición también busca calendarios, actas de sesiones de concejo en relación con el contrato y cualquier comunicación interna entre empleados de la ciudad sobre la inclusión o exclusión de Chick-fil-A en el contrato de la concesionaria.

"La decisión de discriminar a cualquier proveedor en base a creencias religiosas asociadas con la empresa y sus propietarios desafía la Constitución y las leyes de Texas", dijo Paxton. Señaló que revisará los archivos de la ciudad con el fin de explicar por qué el Ayuntamiento se enfocó en la cadena de restaurantes para su exclusión del contrato de concesionarios de la ciudad para el aeropuerto internacional.

El 28 de marzo del año en curso, Paxton envió una carta al alcalde y a los miembros del Concejo Municipal de San Antonio informándoles del inicio de una investigación con respecto a su decisión. El Procurador General también instó a la Secretaria del Departamento de Transporte de Estados Unidos, Elaine Chao, abrir una investigación de la ciudad de San Antonio por la potencial violación de la ley federal y regulaciones del Departamento de Transporte.

La Primera Enmienda protege a las personas y a las empresas privadas de restricciones gubernamentales basadas en sus opiniones religiosas o estatus. Además, reglamentos federales al dinero de subvención para el aeropuerto de San Antonio prohíben la discriminación religiosa.

También te puede interesar


Publicidad