null: nullpx

Nueve condados de Texas son declarados zona de desastre tras las tormentas del fin de semana

El gobernador Greg Abbott emitió este miércoles la declaración de emergencia en nueve condados para "garantizar que los afectados tengan los recursos que necesitan para recuperarse lo más rápido posible".
17 Abr 2019 – 7:10 PM EDT

El gobernador de Texas, Greg Abbott, emitió este miércoles una Declaración Estatal de Desastre para 9 condados que resultaron afectados por las tormentas eléctricas y tornados el pasado fin de semana, que dejó al menos dos muertos y decenas de heridos.

Los condados incluidos en la declaración de desastre son: Cherokee, Freestone, Houston, León, Madison, Nacogdoches, San Augustine, Shelby y Robertson.

El gobernador autorizó el uso de todos los recursos disponibles del gobierno estatal y de las subdivisiones políticas para ayudar en los esfuerzos de respuesta.

"Como resultado del clima severo durante el fin de semana, Texas está tomando medidas para garantizar que los afectados tengan los recursos que necesitan para recuperarse lo más rápido posible", dijo el gobernador Abbott.

Más lluvias

Mientras tanto, las precipitaciones continúan. Un sistema frontal continúa su ruta hacia la zona metropolitana de Texas en seria amenaza de tormentas severas que pudieran causar estragos en las ciudades de San Antonio y Austin, según el Servicio Nacional de Meteorología (SNM).

Se prevé que el sistema azote los mismos lugares ya afectados el fin de semana cerca de las 10 de la noche, por lo que la alerta de tiempo severo para la región se mantiene vigente. El Servicio Nacional de Meteorología (SNM) pronosticó tiempo severo para esta noche y la madrugada del jueves en el centro y sur de Texas.

Además de lluvias intensas, el temporal podrá traer consigo vientos de más de 60 millas por hora, granizo de tamaño considerable y rayos que pudieran golpear transformadores, postes de servicios públicos, líneas elevadas u otros equipos. Lo que resultaría en una interrupción de servicio de energía durante horas de la noche de este miércoles y la madrugada del jueves.

El pasado fin de semana, Texas sufrió los efectos de un frente frío que ocasionó tormentas severas, granizo y tornados. Incluso, cobró la vida de dos menores de edad.


Un tornado deja al menos una docena de heridos y causa destrucción en un poblado del centro de Texas

Loading
Cargando galería
Publicidad