null: nullpx
Narcotráfico

Muere alias ‘Popeye’: Así narró su sangrienta historia el ex sicario de Pablo Escobar

En una entrevista con Univision 34 Los Ángeles, uno de los más conocidos integrantes del Cártel de Medellín, narró su historia y cómo hizo parte de uno de los capítulos más oscuros de la ciudad colombiana.
6 Feb 2020 – 05:05 PM EST

John Jairo Velásquez Vásquez, alias "Popeye", uno de los sicarios más y sangrientos del Cartel de Medellín, murió este jueves 6 de febrero en Bogotá, Colombia, tras perder su batalla contra el cáncer. Velásquez falleció a los 58 años en el Instituto Nacional Cancerológico, donde se encontraba hospitalizado desde hace un mes.

El hombre que hizo parte de uno de los capítulos más crueles y oscuros de Colombia, Jhon Jairo Velásquez Vásquez, se hizo famoso con el apodo de “Popeye”por sus andanzas en el mundo criminal al lado de Pablo Escobar. Durante una entrevista con Univision 34 Los Ángeles en el 2016, expuso su visión sobre los tiempos actuales del narcotráfico.

Desde su casa en Medellín, Colombia, el ex sicario del Cártel de Medellín, criticó a Joaquín “El Chapo” Guzmán, se refirió a Donald Trump, y se arrepientió de algunos de los más de 300 asesinatos que dice haber cometido y alaba a quien fuera su patrón.

Como lugarteniente de Pablo Escobar y conocedor del “narcomundo”, aseguró que para ganar la guerra contra las drogas, el primer paso es legalizarlas.

A diferencia de los traficantes colombianos, comentó “Popeye”, los narcos mexicanos no tienen ideales en esa lucha que libran.

“No hay un gran líder, hay cabezas visibles y muchas cabezas pequeñas, pero no tienen bandera, los narcos mexicanos solo matan y matan y matan y no saben para dónde van”, dijo.

En cambio, aseguró, los narcos colombianos durante la época de Pablo Escobar representaban una lucha política en contra de la extradición y contra las políticas de Estados Unidos.

“Nosotros matábamos para tumbar la extradición”, mencionó al recordar aquellos tiempos cuando su habilidad con el gatillo lo hizo merecedor de la confianza de "El Patrón".

Jhon Jairo Velásquez pasó 23 años tras las rejas por delitos de narcotráfico, obtuvo la libertad en 2014 y más adelante publicó el libro Sobreviviendo a Pablo.

Lo que mata y es legal

Destacó que el gran golpe que cualquier gobierno podría dar a los carteles de traficantes es la legalización de las drogas.

Pese a los daños que la cocaína pudiera representar para la salud de quienes la consumen, insistió que se debe legalizar para acabar con el problema de violencia que azotan a los países que la producen, distribuyen y consumen.

Y recalcó: “El azúcar mata, la sal mata, las motocicletas matan como un berraco, los automóviles matan, los aviones matan, el whisky mata, el cigarrillo mata, la marihuana, la cripa mata, la cocaína mata... hay que legalizarla y se acaba un problema muy grande”.

El hombre que reconoció ser un asesino se justificó al decir que es un honor ser narco comparándolo con la clase de políticos corruptos que hay en Colombia.

Dijo estar arrepentido por la muerte de muchas personas, principalmente el de mujeres y el de Luis Carlos Galán, quien fuera candidato a la presidencia de Colombia, asesinado en 1989. Pero se consideró un mafioso y presumió su tatuaje en el antebrazo con la leyenda: “El general de la mafia”.

Sabía que más de uno quería verlo muerto y por ello vivió con precauciones, pero sin ocultarse.

“A mi me tienen que matar de bala y no de miedo”, agregó “De 30 balazos en un semáforo, como tiene que morir un mafioso”.

'Los callejones' de la narcocultura en el centro de Los Ángeles

Loading
Cargando galería
Publicidad
Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.