null: nullpx
Primarias Demócratas

El calendario electoral se alía con los puertorriqueños

Los dos candidatos por la nominación demócrata están haciendo presión para solucionar el grave problema fiscal de la isla justo cuando se debate en el Congreso un plan para afrontarlo.
16 May 2016 – 11:13 AM EDT

SAN JUAN, Puerto Rico. — Con la primaria demócrata a menos de tres semanas, los dos candidatos están haciendo presión para solucionar el grave problema fiscal de la isla justo cuando se debate un plan para afrontarlo en el Congreso.

El senador Bernie Sanders, quien busca la nominación presidencial de Estados Unidos por el Partido Demócrata, llegó a Puerto Rico para hablar sobre sus propuestas para atacar la crisis económica en la isla.

También pidió la liberación de Oscar López Rivera, quien está preso en una cárcel en Terre Haute, Indiana, y es considerado en la isla como un preso político de EE.UU .

"Ya ha pagado suficiente, debe poder gozar los años que le quedan", afirmó el senador.

López Rivera fue sentenciado hace 34 años por "conspiración y sedición" a 70 años de condena. En 1999 el ex presidente Bill Clinton le ofreció un indulto a López Rivera, pero éste lo rechazó porque requería servir 10-15 años de cárcel por un intento de escape que hizo en 1987, según The New York Times y la revista Mother Jones.

El expresidente Clinton también está en la isla este lunes haciendo campaña para su esposa, la precandidata Hillary Clinton. Tanto Sanders como Clinton apoyan permitir a Puerto Rico declararse en bancarrota.

El Congreso no ha avanzado en el debate para aprobar un plan para ayudar a Puerto Rico a lidiar con una deuda de $70 mil millones de dólares que el gobernador dice que es impagable. La isla ya ha entrado en impago de centenares de millones de dólares en pagos por bonos.


Una "revolución puertorriqueña"

Sanders tiene previsto estar todo el lunes en la isla, donde el próximo 5 de junio se celebra la primaria demócrata, coincidiendo con las elecciones de los dos principales partidos locales, que ese día elegirán a sus candidatos a gobernador.

El senador instó a una revolución puertorriqueña, a exigir un gobierno donde se represente a todos y no solo al 1%.

"Si la gente de Puerto Rico recibe el respeto que merecen, no hay nada que no podamos lograr", sentenció el senador por Vermont frente a un grupo que se congregó en la Fundación Luis Muñoz Marín, en Trujillo Alto.

Sanders se ha mostrado muy atento y preocupado por la realidad fiscal de Puerto Rico y tanto él como su equipo de trabajo han reiterado que tienen las propuestas para trabajar con éste y los demás problemas de la Isla. El pre candidato presidencial tronó contra los buitres de Wall Street y los acreedores y asegura que la Isla necesita reestructurar su deuda.

El senador aseguró que cree que el Congreso debe tomar una decisión contundente sobre la crisis fiscal en Puerto Rico y que es hora de que la Reserva Federal actúe. También se manifestó en contra de una junta de control fiscal para la Isla y reiteró que el recorte de dinero, pensiones y otras propuestas que han hecho los republicanos en la Cámara, “deben ser rechazadas”.



Además, Sanders aseguró que está dispuesto a trabajar con el estatus local y que la gente de Puerto Rico no puede continuar recibiendo tratamiento colonial. Dijo estar listo para otorgar a la Isla categoría de estado, independencia o un ELA con más autonomía. "La gente en Puerto Rico debe tener la potestad de escoger su destino", señaló.

Sanders se comprometió a tomar riendas sobre el estatus y proveer -en su primer año de presidencia - las herramientas para que la isla tome una decisión clara sobre su futuro, escogiendo entre las tres opciones antes mencionadas.

El senador por Vermont planea presentar el lunes más tarde un plan de recuperación económica para la isla y hablará sobre el impacto de la crisis en los sistemas de educación y salud.

Con música de fondo entre la que no faltaron temas de Calle 13 -con cuyo líder, René Pérez, se ha dejado ver Sanders en varias ocasiones- y de Rubén Blades, unas 250 personas esperaban la aparición pública del precandidato, que además de la citada reunión, concedió algunas entrevistas, antes de tomar el estrado.

Entre el público se encontraba el artista Pedro Muñiz, quien recientemente acaparó titulares de la prensa internacional cuando en marzo interrumpió la inauguración del VII Congreso Internacional de la Lengua en San Juan, justo cuando el rey de España iba a tomar la palabra, para reclamar la liberación de López Rivera.

Lea también:


Más contenido de tu interés