null: nullpx
Joe Biden

Representantes demócratas aprueban el plan presupuestario de $3.5 billones tras superar diferencias internas

La Cámara Baja votó 220 contra 212, siguiendo estrictas líneas partidistas, para adoptar una regla que permita a los demócratas comenzar inmediatamente a trabajar en un paquete masivo de beneficios sociales de $ 3.5 billones.
24 Ago 2021 – 05:40 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

La Cámara de Representantes aprobó el martes un marco presupuestario que abrirá el camino para impulsar el paquete económico del presidente Joe Biden de 3.5 billones de dólares que podría permitir cambios radicales en las leyes de salud, educación e impuestos de la nación.

Los demócratas de la Cámara de Representantes apoyaron el martes la nueva estrategia poco después de que la presidenta Nancy Pelosi llegara a un acuerdo con un pequeño grupo de moderados que amenazaba con hacer estallar los planes cuidadosamente trazados.

La Cámara votó 220-212, estrictamente en línea partidista, para adoptar una regla que permita a los demócratas comenzar inmediatamente a trabajar en un paquete masivo de beneficios sociales de $ 3.5 billones. La regla también requiere que la cámara baja acepte el proyecto de ley de infraestructura bipartidista de 1.2 billones de dólares aprobado por el Senado antes del 27 de septiembre.

Al negociar el compromiso, también se acordó que los dos proyectos de ley se muevan juntos como una colección más completa de las prioridades de Biden. Pelosi se ha fijado el objetivo de pasar a ambos para el 1 de octubre.

Aliviar el estancamiento dejará de lado, por ahora, las marcadas divisiones entre los legisladores moderados y progresistas que conforman la tan reducida mayoría de los demócratas en la Cámara de Representantes. Pero a medida que el drama se extendió durante lo que se suponía que sería una sesión rápida en la que los legisladores regresaron al trabajo tras unos días libres en agosto, mostró las diferencias entre partidos que amenazan con cambiar la ambiciosa agenda de reconstrucción de Biden.

Con los republicanos totalmente en contra de los grandes planes del presidente, los líderes demócratas solo tienen unos pocos votos de sobra. Eso le da a cualquier grupo de legisladores una ventaja que puede usarse para hacer o romper un acuerdo, como están en posición de hacer en las próximas semanas mientras los moderados y progresistas redactan y votan el paquete más amplio de $ 3.5 billones.


"Creo que es importante para aquellos de nosotros que somos demócratas moderados asegurarnos de que nuestras voces sean escuchadas", dijo el representante Jim Costa, demócrata por California, uno de los negociadores.

Desafiando a los líderes más poderosos de su partido, nueve demócratas moderados firmaron una carta a fines de la semana pasada planteando sus objeciones a seguir adelante con la propuesta de infraestructura más amplia de Biden sin considerar primero el plan de obras públicas más pequeño que ya aprobó el Senado.

Sus filas crecieron a medida que otros moderados plantearon preocupaciones similares.

Los progresistas estaban indignados con los moderados, culpándolos de obstaculizar potencialmente la agenda de Biden, que está repleta de objetivos específicos como el cuidado de niños, la licencia familiar pagada y la expansión de Medicare, junto con el gasto en infraestructura verde.

Los comités de la Cámara ya están trabajando rápidamente en la redacción de la legislación para completar los detalles del paquete de $ 3.5 billones para su consideración a finales de este otoño.

Los progresistas señalaron desde el principio que querían las prioridades presupuestarias de Biden primero antes de aceptar el paquete más pequeño del Senado, preocupados de que fuera un pago inicial insuficiente para sus objetivos.

Pero los moderados quieren lo contrario, insistiendo en que el Congreso envíe rápidamente la medida de infraestructura bipartidista más pequeña que ayudaron a moldear con los senadores a Biden para que pueda firmarla antes de que cambien los vientos políticos.

Si bien los moderados insisten en que también quieren apoyar el paquete más amplio de Biden, los progresistas se muestran escépticos. Los centristas del Senado, el senador Joe Manchin, demócrata por Washington, y la senadora Kyrsten Sinema, demócrata por Arizona, han dicho que no pueden respaldar un paquete de 3.5 billones de dólares.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés