null: nullpx

Este condado en Pensilvania se prepara para la reapertura a pesar de las órdenes del gobernador

Los comisionados del condado de Berks dijeron que están iniciando los primeros pasos con el desarrollo de un plan para reabrir negocios de una "manera segura y responsable".
13 May 2020 – 02:33 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Cargando Video...

El Departamento de Salud de Pensilvania informó este miércoles 32 nuevos casos del coronavirus para el condado de Berks, continuando una tendencia a la baja de los últimos días.

Las estadísticas se informan en medio del contexto de los condados que consideran si se deben romper las restricciones del gobernador Tom Wolf y avanzar para abrir antes de los criterios que él y su administración establecieron.

El total de casos en Berks, en el sureste del estado, fue de hasta 3.485 casos. El aumento diario fue el más pequeño desde el 29 de abril, al que se suma el aumento más pequeño en un día desde el 2 de abril.

Esos números son cuatro veces más de lo que se necesitaría para aliviar las restricciones de Wolf para pasar de un condado "rojo" a un condado "amarillo" basado en la población de Berks.


La mayor parte de los casos se encuentran en la parte sureste del estado, que ha sido el centro del brote de Pensilvania. Eso incluye Filadelfia, sus condados suburbanos así como los condados de Berks y Lancaster.

Otras partes del estado se han movido de "rojo" a "amarillo" o están en proceso. El sureste es de color rojo sólido, que se extenderá hasta el 4 de junio según la nueva Orden de Wolf.

Algunos condados se están mudando y Berks lo está considerando.El gobernador amenazó el lunes a dichos condados con acciones administrativas y regulatorias estatales.

La ciudad de Reading ha dicho que no coincidirá con una reapertura temprana.

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte
Publicidad