null: nullpx
Tráfico de Personas

Porrista de 18 años buscaba suerte en Nueva York y cayó en las garras de una red de prostitución

Corinna Slusser emprendió un viaje a la Gran Manzana. La pesadilla comenzó cuando fue reclutada por una red de tratantes y, cuatro años después, su paradero es un verdadero misterio para las autoridades.
Publicado 15 Nov 2021 – 01:58 PM EST | Actualizado 19 Nov 2021 – 05:24 PM EST
Reacciona
Comparte
Cargando Video...

Una porrista de 18 años, identificada como Corinna Slusser, decidió viajar a Nueva York en busca de nuevas oportunidades, cuando fue reclutada con múltiples engaños por una red de tratantes del Bronx.

Muy pronto, sus imágenes aparecieron en diversos anuncios de sexo pagado. El cuerpo de Slusser fue vendido en habitaciones de "hoteles de mala muerte" por un notorio proxeneta de la zona, según refieren algunos medios.

Menos de dos meses después de que la joven arribara a Gotham, en el año 2017, desapareció sin dejar rastro en un motel de Queens, donde las habitaciones se rentan por horas.

El drama aumentó cuando Sabina Tuorto, la madre de Slusser, se enteró de lo sucedido y narró a The New York Post el horror de perder a una hija.

"Han pasado cuatro años", señaló la madre. "Pero aún así no debería rendirme. Todo el mundo me dice que existe la posibilidad de que ella esté ahí fuera. De eso vivo. Solo le rezo a Dios, y sigo tratando de tener fe", comentó.

Corina llevaba una "relación tensa" con su madre


Corinna Slusser vivía en la zona rural de Bloomsburg, Pensilvania. Algunas versiones sugieren que la chica llevaba una "relación tensa con su madre" e, inclusive, abandonó sus estudios antes de partir a Nueva York.

"Ella estaba un poco fuera de control. No sabía cómo manejarla yo sola. Luego empacó toda su ropa, y eso fue todo. Nunca la volví a ver", dijo su madre.

En abril de 2017, mientras aún estaba en Bloomsburg, Slusser intentó quitarse la vida, dijeron sus seres queridos.

No está claro por qué Corina Slusser decidió viajar a Nueva York, pero rápidamente se vinculó con el proxeneta de Manhattan, Yhovanny Peguero, entonces de 32 años, quien supuestamente comenzó a venderla a compradores de sexo.

El 4 de septiembre de 2017, Slusser reservó una habitación en un hotel del Bronx conocido por su "actividad sustancial de tráfico sexual", y otro proxeneta de nombre Ishi Woney la conoció allí en algún momento, según muestran los registros judiciales.

Madre de Corina se enfrentó a tratante


De acuerdo con las autoridades, el sospechoso de la desaparición de Corina es Ishi Woney, un proxeneta que está en prisión por cargos de prostitución y drogas.

Woney fue sentenciado a 15 años tras las rejas por violaciones de tráfico sexual relacionadas con Slusser en un tribunal federal de Manhattan dos años después, en noviembre de 2019. Actualmente cumple su condena en una prisión federal.

La madre de Slusser asistió a la sentencia de Woney, donde pronunció una emotiva declaración exigiendo respuestas al convicto.

Woney respondió: "Nunca se la entregué a nadie".

En 2019, la madre se enfrentó a Woney, quien le dijo que "honestamente” no sabía dónde estaba su hija.

La investigación no ha sido catalogada como homicidio y todavía se considera una investigación de persona desaparecida.

Te puede interesar:

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés