null: nullpx
Cáncer

Batallas por librar: los tipos de cáncer más mortales entre latinos, y algunas formas de prevenirlos

A propósito del mes de la Concientización sobre el Cáncer Testicular, aquí te dejamos algunos datos a tener en cuenta en relación a este tipo de cáncer y a los que más muertes provocan en la comunidad latina.
1 Abr 2019 – 6:30 AM EDT

Según cifras determinadas en el 2018 por el Centro Nacional para Estadísticas de la Salud, Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, el cáncer es la primera causa de muerte en hispanos residentes en los Estados Unidos, con 39.263 muertes en el año. Le siguen las cardiopatías, con 37.799 muertes, y los accidentes con 15.711.

Ese mismo año, la Sociedad Americana contra el Cáncer estimó que los tipos de cáncer que más números de muertes causarían en general a partir del 2018 serían, y de forma proporcional, el cáncer de mama (solo en mujeres), el cáncer de pulmón y bronquio, y el de colon y recto.

El documento Datos y Estadísticas sobre el Cáncer entre los Hispanos/Latinos 2018-2020, presentado por la Sociedad Americana contra el Cáncer, y donde se resume información científica actual sobre la enfermedad, explica que las tasas de mortalidad en hispanos a causa del cáncer han cambiado con el tiempo.

"La disminución de las tasas en los hombres coincidentes con el aumento lento de las tasas en las mujeres está resultando en una convergencia con el tiempo", expone el artículo, y especifica más adelante: "Las tasas de mortalidad para todos los cánceres combinados en los hispanos disminuyeron de 2007 a 2016 por un promedio de 1.6% por año en los hombres y por 1.0 % por año en las mujeres".


Cáncer de seno


Prevención y detección temprana

Los factores de riesgo de cáncer de mama, que pueden modificarse con el estilo de vida, incluyen el consumo de alcohol, el uso de terapias hormonales postmenopáusicas, la inactividad física, el aumento de peso después de los 18 años, y tener sobre peso u obesidad.

La mamografía, un procedimiento de rayos X de dosis baja, es recomendable para mujeres de más de 40 años para detectar el cáncer de seno en una etapa temprana, y en la que el tratamiento pudiera ser más eficaz.

¿Dónde acudir?


El Departamento de Salud del Estado de Nueva York ofrece una lista de recursos e instituciones a los que asistir en caso de padecer cáncer de mama:

A nivel nacional:

A nivel de estado:

Cáncer de pulmón y bronquio



Prevención y detección temprana

A partir de los datos que ofrece la Sociedad Americana contra el Cáncer, "fumar cigarrillos es el principal factor de riesgo para el cáncer de pulmón, representando aproximadamente el 80% de las muertes por cáncer de pulmón en los EE.UU. en todas las razas/orígenes étnicos combinados".

Además de fumar, otras causas de riesgo han sido descubiertas por los científicos. Estas incluyen: gas radón, asbesto u otras sustancias químicas en el lugar de trabajo, radiaci´on ionizante, historial personal y antecedentes familiares, así como otras enfermedades pulmonares como la tuberculosis.



La mejor forma de prevenir este tipo de cáncer es abandonando el hábito en el caso de los fumadores adultos y evitando la iniciación al tabaquismo a edades tempranas. Además, es importante examinar la vivienda y el lugar de trabajo para la detección de estas sustancias o compuestos químico riesgosos, y estar consciente de los antecedentes familiares.

La prueba de detección del cáncer de pulmón, llamada tomografía computarizada, se recomienda para hombres y mujeres entre las edades de 55 y 80 años que tienen antecedentes de tabaquismo intenso, y que son o fueron fumadores.

¿Dónde acudir?


Cáncer de colon y recto


Prevención y detección temprana

Los factores modificables de este tipo de cáncer, según la Sociedad Americana contra el Cáncer, son: "la obesidad (especialmente abdominal), el alto consumo de carnes rojas o procesadas, la inactividad física (solo de cáncer de colon), fumar cigarrillos, el consumo de alcohol en exceso, la baja ingesta de calcio y la muy baja ingesta de frutas y verduras.

Por otra parte, existen factores hereditarios y de antecedentes personales que no son modificables y aumentan el riesgo, por lo que se les aconseja a las personas que entran en este grupo que se realicen los exámenes de detección y la extirpación de crecimientos precancerosos de forma temprana, a partir de los 45 años de edad.

Los factores mencionados incluyen: la diabetes tipo 2, enfermedades intestinales inflamatorias crónicas (por ejemplo, colitis ulcerativa o enfermedad de Crohn), ciertos síndromes hereditarios (por ejemplo, síndrome de Lynch), y antecedentes personales o familiares de adenomas o de colon y recto.

El estudio señala que "en particular, los hispanos se ven desproporcionadamente afectados por el exceso de peso corporal y la diabetes tipo 2".


Las prubas de detección más frecuentes son:

  • Prueba de sangre oculta en heces de alta sensibilidad (FOBT, por sus siglas en inglés) o prueba inmunoquímica fecal (FIT, por sus siglas en inglés), donde se examinan muestras de material fecal en busca de sangre.
  • Sigmoidoscopia flexible, donde se examina el recto y la parte inferior del colon en busca de pólipos y cáncer usando un tubo delgado, flexible e iluminado.
  • Colonoscopia, semejante a la sigmoidoscopia flexible, con la diferencia de que el médico utiliza un tubo más largo, delgado, flexible e iluminado para detectar pólipos o cáncer dentro de todo el colon y el recto. Durante el examen, el médico puede encontrar y extirpar la mayoría de los pólipos y algunos tipos de cáncer.

¿Dónde acudir?

Para una prueba de detección gratuita, los residentes no asegurados e insuficientemente asegurados del estado de Nueva York, pueden acceder al Programa de Servicios de Cáncer del Estado de Nueva York, y para aquellos que necesiten tratamiento y no cuenten con un seguro médico, pueden aplicar para la cobertura a través del Programa de Tratamiento del Cáncer de Medicaid del Estado de Nueva York.


Abril es el mes de la Concientización sobre el Cáncer Testicular

La Sociedad del Cáncer Testicular reconoce a abril como el Mes de la Concientización sobre el Cáncer Testicular.

Este tipo de cáncer afecta a hombres jóvenes entre 15 y 40 años de edad, y a pesar de que no es un tipo de cáncer común, para el año 2019, la Sociedad Americana contra el Cáncer prevee que se diagnostiquen alrededor de 9.500 casos, y que ocurran unas 400 muertes por esa causa.

Los científicos han encontrado pocos factores de riesgo para el cáncer testicular, y la mayoría de los pacientes no presentan ninguno de los factores de riesgo conocidos. Estos factores, sin embargo, incluyen:

  • Un testículo no descendido.
  • Antecedentes familiares de cáncer testicular.
  • Infección por VIH.
  • Carcinoma in situ del testículo.
  • Estatura.

Prevención y detección temprana

Según el Departamento de Salud del estado de Nueva York, estas son las medidas que los hombres pueden tomar para prevenir este tipo de cáncer:


  • Estar consciente de los antecedentes familiares y discutir cualquier preocupación con su médico.
  • Estar consciente de las reglas de salud y seguridad en el lugar de trabajo, y seguirlas.
  • Estar consciente de los síntomas del cáncer testicular. Aunque el cáncer testicular generalmente se puede curar en cualquier etapa, su detección precoz puede facilitar su tratamiento.
  • Hacer ejercicio regularmente.
  • Elegir una dieta saludable para lograr y mantener un peso saludable.
  • No fumar.
  • Discutir los riesgos y beneficios de las pruebas de prevención, como las tomografías computarizadas, con el médico, para evitar la exposición innecesaria a la radiación ionizante.

¿Dónde acudir?

La Fundación para la Concientización del Cáncer Testicular compartió a través de Twitter este marco de perfil temporal o permanente para Facebook, para apoyar la lucha contra esta enfermedad.


Te pudiera interesar:

Los 10 consejos de oro para prevenir el cáncer

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés