null: nullpx
Desapariciones

¿Qué hacer si tu hijo desaparece?: experto aclara esta duda que aterroriza a la mayoría de padres en Texas

Según el Centro Nacional para Niños Desaparecidos y Explotados, en San Antonio hay 56 menores desaparecidos, cinco de los cuales ahora son adultos si todavía están vivos.
2 Jun 2021 – 02:58 PM EDT
Reacciona
Comparte
Cargando Video...

SAN ANTONIO,Texas.- Según el Centro Nacional para Niños Desaparecidos y Explotados, en San Antonio hay 56 menores desaparecidos, cinco de los cuales ahora son adultos si todavía están vivos.

Las desapariciones de menores de edad en San Antonio y zonas aledañas han preocupado a la comunidad. Dos de las casos que más han resonado en los últimos meses han sido la desaparición bebé James Chairez y Sebastián Eduardo, ambos encontrados muertos.

Para situaciones como estas, el Departamento de Justicia de los Estados Unidos creó una guía titulada Cuando Niño su está desaparecido: Una guía de supervivencia familiar.


El Departamento de Justicia señala que las primeras 48 horas después de la desaparición de un hijo son las más críticas en lo que se refiere a encontrar y devolver al niño a su casa sin peligro—pero también pueden ser las más problemáticas y caóticas.

A continuación, el plan de acción durante las primeras 24 horas luego de que su hijo desaparece:

  • Denuncie de inmediato el desaparecimiento de su hijo a las autoridades de la policía y orden público. Pida a los investigadores que ingresen a su hijo en el Archivo de Personas Desaparecidas del Centro Nacional de Información sobre Delitos No existe periodo de espera para ingresar esta información.
  • Solicite a las autoridades que divulguen un boletín de “Estar atento”. Pregúnteles sobre pedir la participación del Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) en la búsqueda de su hijo.
  • Pregunte sobre el Plan de Alerta AMBER. A través del Alerta AMBER, la policía y emisoras activan un boletín urgente en los casos de secuestros infantiles más graves.
  • Limite el acceso a su hogar hasta que lleguen los investigadores y recogido todas las pruebas posibles. No toque nada ni retire nada de la habitación de su hijo o de su hogar. Recuerde que a ropa, sábanas, artículos personales, computadoras y hasta la basura pueden contener pistas sobre el paradero de su hijo.
  • Pregunte el nombre y el número de teléfono del investigador asignado a su caso.
  • Brinde a los investigadores todos los hechos y circunstancias asociados a la desaparición de su hijo, incluidas las iniciativas que ya se han tomado para buscar a su hijo.
  • Redacte una descripción detallada de la ropa que usaba su hijo y los artículos personales que tenía en el momento de su desaparición. Incluya en su descripción cualquier marca de identificación, tal como marca de nacimiento, cicatrices, tatuajes o manerismos, que puedan ayudar a encontrar a su hijo. Si fuera posible, encuentre una foto de su hijo que muestre estas marcas de identificación y désela.
  • Haga una lista de los amigos, conocidos, y cualquier otra persona que pudiera tener información o pistas sobre el paradero de su hijo. Incluya números de teléfono y direcciones, si fuera posible. Coméntele a su investigador sobre cualquier persona que se haya mudado al vecindario en el último año, cualquiera cuyo interés o participación en la familia haya cambiado en los últimos meses, y cualquiera que parecía tener demasiado interesado en su hijo. También anote todas las redes sociales de su hijo.
  • Busque fotografías de su hijo tanto en blanco y negro como a color. Escanee electrónicamente y haga copias de estas fotos y distribuya a la policía, los medios de comunicación y las redes sociales.
  • Llame a NCMEC al 800–THE–LOST® (800–843–5678) para pedir ayuda. Asimismo, pida los números de teléfono de otras organizaciones sin fines de lucro que puedan ayudar.
  • Pida a las autoridades que organicen una búsqueda para su hijo. Pregúnteles sobre el uso de canes de rastreo o seguimiento de pistas.
  • Pida ayuda a su agencia del orden público para comunicarse con los medios.
  • Designe una persona para que conteste el teléfono. Conserve un cuaderno donde pueda anotar todas las llamadas, personas que se ponen en contacto con ustedes, información relevante, preguntas que le lleguen a la menta, dudas, entre otras.
  • Cuídese bien a usted mismo y a su familia porque su hijo necesita que estén fuertes. A pesar de que resulte difícil, oblíguese a descansar, coma alimentos nutritivos, y converse con alguien sobre sus sentimientos tumultuosos.
Cargando Video...
Investigan la desaparición de Sebastián Eduardo Vázquez, joven de 17 años
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés