null: nullpx
Accidente Tiger Woods

Tiger Woods no recuerda que iba conduciendo su auto al momento del accidente, según declaración jurada

Una declaración jurada que documenta el siniestro indica que, al momento de ser atendido y sacado del vehículo, el golfista dijo que no recordaba que iba conduciendo ni tampoco cómo se produjo el accidente, una versión que repitió después en el hospital. Las autoridades intentan esclarecer si cometió algún delito, como conducción imprudente.
5 Mar 2021 – 07:59 AM EST
Comparte
Cargando Video...

El golfista estadounidense Tiger Woods sufrió un aparatoso accidente de tránsito la pasada semana en el que resultó con múltiples heridas y fracturas de consideración. Sin embargo, no recuerda que fuese conduciendo su automóvil ni cómo se produjo el siniestro, según la declaración jurada del condado de Los Ángeles obtenida por CNN.

De acuerdo con el documento, el 23 de febrero Woods poco después de las 07:00 am locales conducía su automóvil SUV Genesis por una vía de Rancho Palos Verdes, cerca de Los Ángeles, y golpeó una señal de 'Bienvenido a Rolling Hills Estates', cruzó un divisor central y siguió trayecto unos 150 pies más por el canal de seguridad de la carretera, embistiendo arbustos y árboles hasta que se detuvo al volcar hacia el lado izquierdo.

Según la declaración, cuando los oficiales llegaron al sitio para atender el siniestro Woods estuvo consciente.

Incluso, Carlos González, ayudante del sheriff y el primer agente en llegar al área, dijo en aquel momento que el golfista fue hallado "lúcido y tranquilo".

"Me dijo que se llamaba Tiger y en ese momento lo reconocí", comentó González el mismo día del accidente.


La declaración jurada indica que mientras permanecía sentado en el asiento del conductor, con sangre en la cara y la barbilla, Woods le dijo a los ayudantes que no recordaba haber conducido ni cómo se produjo la colisión.

"Los ayudantes le preguntaron cómo se produjo la colisión. El conductor dijo que no sabía y que ni siquiera recordaba haber conducido", dice el documento.

El astro del golf, de 45 años, sufrió fracturas abiertas en la parte superior e inferior de los huesos de la tibia y el peroné y lesiones adicionales en los huesos del pie y el tobillo, de acuerdo con un informe médico conocido al día siguiente del accidente.

"El conductor fue tratado por sus heridas en el hospital y allí se le preguntó de nuevo cómo ocurrió la colisión. Repitió que no lo sabía y que no recordaba haber conducido", añade la declaración jurada del condado de Los Ángeles.

El agente Johann Schloegl, investigador del siniestro, citado en la declaración jurada, aseguró que al escuchar el choque un testigo se acercó al vehículo y notó que Woods estaba "inconsciente y no respondía a sus preguntas".

Según las primeras investigaciones, no se hallaron evidencias de que Woods estuviera bajo los efectos del alcohol o algún tipo de droga.

Caja negra e investigación de posible delito

La oficina del sheriff ha solicitado una orden de registro de la caja negra del vehículo que conducía Woods. Los datos almacenados en la caja "pueden proporcionar información sobre el uso de los frenos y el acelerador por parte del conductor", indica la declaración jurada.

Schloegl declaró el martes a USA Today que en este caso, al igual que cualquier accidente de tráfico, intenta "determinar si se cometió un delito", y por eso necesitan la información de la caja negra de la SUV.

"Si alguien está involucrado en una colisión de tráfico, tenemos que reconstruir la colisión de tráfico, si hubo alguna conducción imprudente, si alguien estaba en su teléfono celular o algo así. Determinamos si hubo un delito. Si no hubo delito, cerramos el caso, y fue una colisión de tráfico normal", explicó el funcionario.

El agente Carlos González, señaló en su momento que Woods fue "muy afortunado" al sobrevivir al accidente gracias a que "llevaba el cinturón de seguridad abrochado".

El agente explicó que el tramo de carretera en el que el golfista probablemente perdió el control es descendente y sinuoso, propenso a los accidentes.

En 2017, Woods fue encontrado dormido al volante en Florida y tenía numerosos medicamentos en su sistema, incluyendo el somnífero Ambien, Vicodin, Xanax, Dilaudid y THC, según el informe de toxicología conocido posteriormente.

En enero, el golfista anunció que se había sometido a la última de varias intervenciones quirúrgicas en la espalda.

Comparte

Más contenido de tu interés