null: nullpx
Coronavirus

Una mujer muere tras contraer simultáneamente dos variantes de covid-19

Una mujer de 90 años residente en Bélgica falleció en marzo pasado tras infectarse con dos variantes de coronavirus al mismo tiempo. El caso de la mujer, el primero en documentarse en un estudio científico, pone sobre la mesa un riesgo adicional en la lucha contra la enfermedad, según dijeron investigadores belgas.
12 Jul 2021 – 01:46 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

El caso de esta mujer, que no había sido vacunada, se presentó el sábado en el Congreso Europeo de Microbiología Clínica y Enfermedades Infecciosas, que se celebra online.

Los expertos sospechan que la mujer contrajo los virus de dos personas diferentes. Se trata de las variantes alfa y beta del covid-19, identificadas por primera vez en Reino Unido y Sudáfrica, respectivamente.

La ocurrencia de infecciones múltiples no es completamente nueva. En enero, científicos brasileños informaron de dos casos de coinfección por covid-19, pero el estudio aún no se ha publicado en una revista científica. Por otro lado, expertos de Portugal trataron recientemente a un joven de 17 años que parecía haber contraído una segunda variante de la Sars-CoV-2 mientras aún se recuperaba de una infección de covid-19 preexistente distinta.


Los investigadores también han encontrado anteriormente pruebas de personas que se infectan con múltiples cepas de la gripe. Los casos sugieren que la coinfección podría ser más común de lo que se conoce actualmente.

La mujer había sido ingresada en el hospital con problemas respiratorios después de experimentar varias caídas. Las pruebas revelaron que tenía coronavirus causado por dos versiones diferentes, y simultáneas, de mutaciones del virus pandémico.

"Ambas variantes circulaban en Bélgica en ese momento, por lo que es probable que la mujer estuviera coinfectada con distintos virus procedentes de dos personas diferentes. Desafortunadamente, no sabemos cómo se infectó", señaló la investigadora principal, la doctora Anne Vankeerberghen, del hospital OLV en Aalst, situado en Bélgica, en declaraciones a la agencia de noticias Bloomberg.

Rápido deterioro

La mujer vivía sola pero recibía cuidados de enfermería en su casa. Sus síntomas respiratorios empeoraron rápidamente y murió cinco días después. Los investigadores no pudieron determinar si la coinfección influyó en su rápido deterioro.

"La incidencia global de este fenómeno está probablemente subestimada debido a la limitación de las pruebas para las variantes de interés y a la falta de una forma sencilla de identificar las coinfecciones con la secuenciación del genoma completo", afirmó Vankeerberghen. "Estar alerta ante las coinfecciones sigue siendo crucial".

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés