null: nullpx
Coronavirus

Esta hispana trabajaba con el enfermero que murió por coronavirus: "Nunca imaginé arriesgar mi vida para salvar otras"

Desde el epicentro de la pandemia contra el coronavirus, Diana Torres, enfermera de un hospital de Nueva York, denuncia que el personal médico está trabajando sin la protección adecuada, sin acceso a las pruebas para saber si están contagiados y con el riesgo de exponer a los pacientes ingresados por otras patologías.
28 Mar 2020 – 10:33 AM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

Diana Torres lleva casi dos semanas viviendo aislada del resto de su familia en el ático de su casa en Nueva Jersey y sin poder apenas conciliar el sueño. Dice que cuando lo consigue tiene una pesadilla recurrente: está en una fiesta y siente que tiene que separar a los grupos de invitados, como si también en su descanso pudiera hacer algo por frenar la expansión del coronavirus.

Son los estragos de una enfermera de un hospital de Nueva York, el Mount Sinai West de Manhattan, que esta semana confirmó la muerte de un sanitario que había tratado a pacientes con covid-19, Kious Kelly, de 48 años.

Según la hermana de Kelly, Marya Patrice Sherron, el coordinador de enfermeros del hospital neoyorquino le había escrito el 18 de marzo para informarle que estaba ingresado en la unidad de cuidados intensivos porque había dado positivo por coronavirus y le pidió que no se lo dijera a sus padres para no preocuparles. Unos días después falleció.

Kelly era asmático, pero tanto ella como Torres, la enfermera de origen colombiano, creen que su muerte se hubiera podido evitar con mejores medidas de seguridad.

"No lo tenían que exponer de esa manera. Él iba a los cuartos con el PPE (equipo de protección personal) que no era suficiente. Entraba con la enfermera como para decirle a ella que todo iba a estar bien", denuncia Torres, quien coincidía en algunos turnos en el hospital con Kelly.

Según explica en entrevista telefónica con Univision Noticias, hace algunas semanas, cuando comenzaron a surgir los primeros casos de coronavirus en Nueva York, parte del personal sanitario del hospital se negó a asistir a los enfermos sospechosos de covid-19 sin la protección necesaria.

El rol de los coordinadores como Kelly, dice, era asegurarle al resto que todo estaba controlado, aunque eso implicara entrar con ellos a las habitaciones de los enfermos sin los equipos apropiados. Y así fue como, denuncia la enfermera, él acabó contagiándose de la enfermedad que le acabó quitando la vida: "Es una falta de responsabilidad. Yo le decía a todo el mundo: 'Hay que taparse de pies a cabeza. No puede ser que en otros países estén locos y que por eso (los sanitarios) van así que no se les ve nada".


Enfermeras protegidas con bolsas de basura

Torres lleva tiempo monitoreando la expansión del contagioso virus desde que hace meses surgió en China y que después se cebó con países europeos como Italia y España, golpeando fuertemente al personal sanitario. Ahora que crece exponencialmente en EEUU, el país que registra más casos de covid-19, le está tocando a ella vivirlo en primera fila en su hospital de Nueva York, convertido ya en el epicentro de la pandemia mundial.

La enfermera de origen colombiano trabaja en la planta de rehabilitación del Mount Sinai de Manhattan. Y aunque no es la encargada de recibir a los pacientes con coronavirus, que suelen llegar a emergencias para después ser trasladados a la unidad de telemetría, el virus está ya tan extendido en el hospital que asegura que hay enfermos que estaban por otros motivos y que se han acabado contagiando.

" Desde que llegó el primer paciente de coronavirus fue completo caos", afirma al denunciar que el centro médico no ha tenido una respuesta correcta, ni están dando al personal los equipos necesarios para protegerse.

Según dice, a las enfermeras que interactúan con personas que se sospecha que pueden estar contagiadas les dan una bata protectora para todo el turno, cuando los protocolos estipulan cambiarlo después de ver a un paciente infectado, además de una máscarilla quirúrgica y una máscara de plástico para proteger la cara que deben limpiar con lejía al terminar el turno.

Ella no ha sido la única en denunciarlo. La imagen de un grupo de enfermeras de ese hospital usando bolsas de basura encima de sus uniformes ha sido ampliamente compartida en las redes sociales, especialmente tras conocerse la muerte de Kelly.


En comunicación con Univision Noticias, un portavoz del Mount Sinai West se remitió a un comunicado en el que el hospital reconoce el fallecimiento de uno de sus empleados, asegura que la protección de sus pacientes y trabajadores es la "prioridad absoluta" y rechaza que su personal no tenga los materiales necesarios para hacer su trabajo de manera segura.

De la foto de las enfermeras con las bolsas de basura, se limitan a decir que debajo de ellas se podían ver los equipos de protección conocidos como PPE.

"Esta crisis está poniendo presión sobre los recursos de todos los hospitales del área de Nueva York y aunque tenemos y hemos tenido suficientes equipos protectores, vamos a necesitar más en las próximas semanas", se lee en el comunicado.


"Nosotros vamos cargando el virus"

Para Torres, la versión del hospital y del gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, que también ha asegurado que el personal médico por ahora tiene los equipos de protección necesarios, está lejos de la realidad.

Como muestra de ello, dice que cuando necesita ropa protectora para atender a un paciente sospechoso de coronavirus tiene que rogarle a los encargados para que se la den y apunta que solo en la planta de telemetría hay al menos una decena de enfermeras y asistentes contagiadas.


"Somos nosotros mismos los que estamos cargando el virus exponiendo a más gente. Uno viene al hospital para que lo ayuden, no para que lo enfermen", lamenta Torres. Y critica que, aunque tengan contacto con pacientes diagnosticados con covid-19 sin la protección adecuada, al personal médico no les dan a acceso a la prueba salvo que presenten síntomas graves.

El portavoz del hospital Mount Sinai West le dijo a Univision Noticias que su centro está haciendo "todo lo humanamente posible para calmar el miedo y proteger a su personal" y que se limitan a seguir los protocolos establecidos por el departamento de Salud de Nueva York.

Esos lineamientos establecen que los trabajadores sanitarios que hayan estado altamente expuestos a pacientes con covid-19 deben "extremar las precauciones para monitorizar su salud, pero pueden seguir trabajando" sin la necesidad de estar 15 días de cuarentena.

En el caso de Torres, la primera vez que tuvo conocimiento de haber estado en contacto con un paciente positivo de covid-19 sin protección fue el lunes 16 de marzo, cuando trasladaron a un hombre de la planta de telemetría que llevaba dos semanas en el hospital tras haberse sometido a una cirugía en la espina dorsal y que pudo haberse contagiado en el propio centro sanitario.

"Cuando bajó, empezó con fiebre. El primer día, él tosió a mi lado y yo le pregunté si le molestaba la garganta y él me dijo que sentía que tenía que limpiarse la garganta para respirar mejor. Pero yo ya tenía la sospecha porque en el otro piso estaban un montón de contaminados y se lo dije al doctor", recuerda la enfermera.

El paciente se sometió al examen y tres días después se confirmó que tenía coronavirus. Tras hacerle la prueba, el enfermo fue aislado, pero para entonces ya había estado en contacto con trabajadores como Torres que no llevaban la protección adecuada.

Desde que conoció el diagnóstico, su familia elaboró un plan para protegerse: ella ahora vive en el ático de la casa, mientras que su esposo y sus tres hijos de 14, 9 y 7 años están en otra zona separados también de su suegra, de mayor edad y aislada del resto.

"Nunca me hubiera imaginado que fuéramos a estar tan expuestos y que íbamos a arriesgar nuestras propias vidas para salvar a otra persona", afirma.

Es una situación tan difícil que le ha hecho plantearse tirar la toalla, pero dice que no lo hace por sus compañeras ya que implicaría más presión para el resto en un momento en que la crisis por el coronavirus no ha hecho más que empezar: "No se imagina el peligro en el que estamos todos. Y al gobierno solo le importa la economía y no les va a alcanzar el dinero para enterrarnos a todos si seguimos así".

Desde un mercado de China hasta nuestras calles: las crudas fotografías que muestran la cronología de la pandemia

Loading
Cargando galería
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés