null: nullpx

Un collar de radiomarcaje tamaño elefante busca salvar a esta especie en Tanzania

El elefante es el más grande de los animales terrestres que habitan en la actualidad en nuestro planeta. En un nuevo esfuerzo por preservar la especie, científicos empezaron este marzo a colocarles dispositivos de posicionamiento satelital para monitorearlos en 'tiempo real' y protegerlos de los cazadores. En total se colocarán 60 collares, una cantidad sin precedentes. La iniciativa es posible gracias al apoyo de WWF.
4 Abr 2018 – 02:11 PM EDT
Comparte
1/11
Comparte
Para nadie es un secreto que los elefantes de Tanzania, y en general de África, están en peligro. Desde 2005 cuando se disparó nuevamente la cacería debido al tráfico de marfil mueren en promedio 30,000 elefantes al año, unos 100 cada día. Aunque la comunidad internacional continúa siendo vigilante y ha implementado normativas para reducir la cacería de estos animales, el descenso histórico de sus poblaciones continúa. Crédito: © Rob Beechey/WWF
2/11
Comparte
Cansados de ver fallecer tantos animales a pesar de las medidas ya implementadas para proteger a los elefantes que viven en estado silvestre, los funcionarios del Parque Nacional Mikumi de Tanzania se han dado a la tarea de identificar a los individuos de las poblaciones cercanas mucho más de cerca y con la ayuda de tecnología. Este es el escuadrón que está cumpliendo una nueva estrategia para cuidar a los animales. Crédito: © Rob Beechey/WWF
3/11
Comparte
Armados con dardos, utensilios de limpieza, GPS y mucha devoción por su trabajo, estos funcionarios se adentran en el área protegida para buscar las manadas, y sin perseguirlas, cumplir con su misión de identificar algunos de estos animales. Crédito: © Rob Beechey/WWF
4/11
Comparte
Lo primero que se hace es que se debe sedar al animal para poder acercarse a él sin que este se estrese. Las dosis son conocidas por los expertos y seguras tanto para los animales como para sus cuidadores. © Rob Beechey/WWF
5/11
Comparte
"La colocación de collares en los elefantes de Selous es clave para proteger a las manadas de elefantes de los grupos de cazadores furtivos y ante las comunidades que los atacan, cuando entran a sus tierras de cultivo, creando conflictos entre los elefantes y los humanos. En un lugar tan extenso como éste, necesitamos este tipo tecnología para entender mejor los movimientos de los elefantes”, dijo Bas Huijbregts, director de especies africanas de World Wildlife Fund. Así se coloca el collar a una elefante hembra de 20 años.
Crédito: © Rob Beechey/WWF
6/11
Comparte
Un guardabosques corta los pernos sobresalientes en el collar una vez que ha sido instalado. Mientras tanto, el funcionario Asukile Kajuni de WWF-Tanzania mantiene al elefante fresco rociándole la oreja con agua. Crédito: © Rob Beechey/WWF
7/11
Comparte
Se toman muestras de sangre para hacer análisis genéticos de esta población en Tanzania. Crédito: © Rob Beechey/WWF
8/11
Comparte
Así lucen los datos de cada ejemplar: medidas con información del collar respectivo junto con una muestra de su pelo para el análisis de ADN. Crédito: © Rob Beechey/WWF
9/11
Comparte
Una vez asegurado el dispositivo y tomadas las muestras, el elefante va despertando y regresando a la 'normalidad'. Crédito: © Rob Beechey/WWF
10/11
Comparte
Así luce el collar colocado en uno de los ejemplares. No falta quienes critiquen que el dispositivo pueda estorbarles, pero los defensores de los animales aseguran que es una medida necesaria para garantizar su sobrevivencia. En total se colocarán 60 collares, una cantidad sin precedentes. La iniciativa es posible gracias al apoyo de WWF. Crédito: © Rob Beechey/WWF
11/11
Comparte
Tras la colocación del collar, el animal se puede mover a cualquier sitio libremente y los funcionarios encargados de protegerlos podrán no solo monitorear que se mantienen en movimiento (es decir, que están vivos), sino cuáles son las rutas que usan y su comportamiento. Además, podrán reaccionar y ayudar en caso de que se aleje de la zona protegida y se acerque a zonas donde se convierten en presas para la cacería. "La información en tiempo real sobre su paradero y patrones de movimiento también puede permitir que los guardaparques y los exploradores de las aldeas respondan rápidamente a la caza furtiva o a los conflictos entre los humanos y los elefantes", concluyó Bas Huijbregts, de WWF. Crédito: © Rob Beechey/WWF
Comparte
En alianza conCivic Science

Más contenido de tu interés