null: nullpx

Las 11 cosas que no sabías sobre los parientes de los elefantes que viven en el agua: los manatíes

Existen tres especies de estos mamíferos, la de Florida o antillana, la africana y la amazónica. Muchos investigadores también creen que existe el manatí enano, pero otros afirman que se trata de una subespecie más pequeña del manatí amazónico. En su día, estas son algunas curiosidades de estos animales que pueden vivir hasta 60 años.
28 Mar 2018 – 03:35 PM EDT
Comparte
1/15
Comparte
Viven en la superficie. Los manatíes son una especie en grave peligro de desaparecer porque viven en aguas tibias y poco profundas. Crédito: iStock
2/15
Comparte
Su hábitat verde. Se encuentran en aguas llanas, ríos lentos, estuarios, bahías de agua salada, canales y zonas costeras, en particular donde las praderas de hierbas marinas o las vegetaciones de agua dulce proliferan. Crédito: iStock
3/15
Comparte
Viven en agua dulce y también salada. Existen manatíes que han desarrollado un complejo sistema de regulación interna en los riñones que les permite controlar los niveles de sal en el cuerpo. Eso significa que son capaces de vivir tanto en ambientes de agua dulce como de agua salada, aunque siempre necesitan del agua dulce para hidratarse. Especies como el Trichechus manatus y el T. senegalensis, manatíes del oeste de la India y África occidental son buenos ejemplos de esta habilidad. (La imagen no corresponde con estas especies). Crédito: Getty Images
4/15
Comparte
Tienen un cerebro pequeño y liso. El cerebro de los manatíes carece de corrugaciones y es bastante liso. Además, de todos los mamíferos conocidos, el manatí tiene el cerebro más pequeño en relación con su tamaño corporal. Se estima que saben distinguir colores y son muy sensibles al tacto.
Crédito: Getty Images
5/15
Comparte
Comparten pariente cercano con los elefantes. Los elefantes y los manatíes podrían haber evolucionado a partir de un ancestro común acuático, un animal del tamaño de un tapir que se alimentó de plantas en los ríos y vivió hace unos 60 millones de años, reveló el análisis químico de diversas dentaduras fosilizadas realizado por expertos de la Universidad de Oxford y de la Universidad Stony Brook de Nueva York, Estados Unidos. Según los científicos, eso podría significar que, en algún momento de su evolución, los antiguos elefantes vivieron casi exclusivamente en el agua o eran anfibios.
Crédito: Getty Images
6/15
Comparte
Pasan masticando casi todo el día. Aunque un manatí puede pesar hasta 1,000 libras (unos 450 kg), son animales que se alimentan exclusivamente de algas y otras hierbas de mar. Pasan más de la mitad del día masticando, pues necesitan hasta 110 libras de alimento (50 kg) cada día, aproximadamente un 10% de su peso corporal.
Crédito: Getty Images
7/15
Comparte
Suben a respirar cada 5 minutos. Los manatíes suben a la superficie para respirar cada 5 minutos aproximadamente. Según los expertos del FWS, cuando suben para respirar ellos son capaces de sustituir el 90% del aire en sus pulmones por aire limpio.
Crédito: Getty Images
8/15
Comparte
Inmersiones prolongadas. Se ha demostrado, sin embargo, casos en los que estos animales son capaces de mantenerse sin respirar en el agua hasta por 20 minutos. Crédito: Getty Images
9/15
Comparte
Coloraciones distintas. Los manatíes son generalmente de color gris o marrón. En algunos casos adquieren una tonalidad verdosa debido a la cantidad de algas que se han acumulado encima de ellos. Crédito: Getty Images
10/15
Comparte
Cambian de dientes constantemente. Al igual que sus parientes más cercanos, los elefantes, los manatíes reponen sus dientes naturalmente de forma constante.
Crédito: Getty Images
11/15
Comparte
Son lentos y necesitan ayuda. Son animales muy grandes y pesados que se mueven lentamente. Miden más de 12 pies de largo (3.6 metros) y pueden llegar a pesar hasta 1,700 libras (77 kg). Por eso, a ellos les resulta difícil reaccionar ante el paso de un bote o embarcación y resultan frecuentemente embestidos o muertos.
Crédito: Getty Images
12/15
Comparte
Muertes por alta velocidad. Las altas velocidades a las que transitan cada día decenas de botes turísticos por los canales constituyen la peor amenaza para estos animales. Los científicos indican que una de las mejores medidas que se pueden tomar para protegerlos es restringir las embarcaciones que transiten en sus hábitats de 15 a 30 millas por hora (de 25 a 50 km por hora).
Crédito: Getty Images
13/15
Comparte
Cálidos. Ellos habitan en aguas cálidas, no pueden sobrevivir en aguas con temperaturas inferiores a los 60 grados Fahrenheit (15 grados centígrados). Crédito: Getty Images
14/15
Comparte
Fueron confundidos con sirenas. Se dice que Cristóbal Colón al viajar hacia América en los recorridos para conquistar nuevos territorios aseguraba que había sido testigos de sirenas en altamar. Los historiadores que han analizados bitácoras como estas las han relacionado con datos geográficos y las poblaciones de manatíes y aseguran que en realidad se trabaja de estos animales.
Crédito: iStock
15/15
Comparte
istock-658175490.eps iStock
Comparte
En alianza conCivic Science

Más contenido de tu interés