null: nullpx
Frontera EEUU México

Más de 5,280 millas: el viaje de una embarazada haitiana desde Brasil a la frontera sur de EEUU

Hace un mes y medio Mahilda salió con su marido del sur de Brasil y llegó junto al grupo de más de 12,000 migrantes que se concentró en la ciudad fronteriza tejana Del Río, con el propósito de solicitar asilo. Otras tres mujeres con embarazos avanzados también venía con este grupo.
21 Sep 2021 – 09:17 AM EDT
Comparte
Cargando Video...

Hace un mes y medio, la haitiana Mahilda salió del sur de Brasil con su marido en un largo viaje que la llevó hasta la frontera de Estados Unidos y México, con el fin de pedir asilo en la frontera.

La mujer de 33 años, que está embarazada de ocho meses, formaba parte de la oleada de más de 12,000 migrantes haitianos que llegó el pasado jueves a la ciudad fronteriza Del Río, en Texas, con el fin de pedir asilo, generando una situación de hacinamiento que ameritó refuerzos de personal federal para gestionar la crisis.

"Es una bendición que mi hijo pueda nacer en Estados Unidos", dijo Mahilda, quien este domingo esperaba abordar un autobús en Del Río con dirección al aeropuerto de San Antonio, desde donde volaría este lunes a Miami.

En perfecto portugués, dijo que el camino de Brasil hasta EEUU, unas 5,280 millas (8,500 kilómetros) ha sido "duro", tanto a nivel físico como mental, pero que finalmente "ha valido la pena".

Su hijo o hija nacerá en Miami "si Dios quiere", dijo.

En total, cuatro mujeres de los poco más de diez haitianos que estaban este domingo en la estación de autobuses se encontraban en la última etapa de su embarazo.

Se trata de una situación "es recurrente" entre los migrantes que deciden pedir asilo en EEUU, explica una voluntaria de la Coalición Humanitaria Fronteriza Val Verde que se encuentra asistiendo a los recién arribados.

"Si llegas a la frontera embarazada, tienes muchos más números de que las autoridades consideren que eres una persona vulnerable y te dejen entrar al país", dice la voluntaria.

Esto se debe a que desde julio la Administración del presidente estadounidense, Joe Biden, aprobó una directiva para evitar que las mujeres embarazadas o amamantando fuesen detenidas por las autoridades migratorias.

Parto bajo el puente fronterizo

Otra mujer que inició el trayecto a EEUU dio a luz hace cuatro días en el campamento improvisado debajo del puente internacional de Del Río.

La flamante madre, que no quiso hablar con los medios de comunicación, sí autorizó a algunos fotógrafos para que retrataran a la recién nacida.

Otra embarazada, sentada cerca de Mahilda bajo una sombrilla, contó a la agenia Efe que, en su caso llegó sola a la frontera porque el padre de la criatura no quiso formar parte del cruce masivo de la frontera.

Cerca de ellas está otra mujer con embarazo avanzado sufrió un golpe de calor por las altas temperaturas en Del Río, sobre los 37 grados centígrados, aunque se recuperó más tarde tras ser atendida por voluntarios.


Óscar Torres, un tejano de 43 años miembro de la iglesia más conocida de la zona, asistió a la mujer.

"Esta gente viene a hacer el bien, a trabajar, y a dar un futuro mejor para su familia. Es nuestra obligación, a ojos de Jesucristo, de abrirles las puertas", dijo Torres.

Según reporte de Efe las últimas jornadas, unos 13,000 migrantes, en su mayoría haitianos, estaban acampando debajo del puente internacional que une Ciudad Acuña (México) y Del Río.

Muchos de ellos han vivido años en diferentes países de América Latina y ahora buscan asilo en Estados Unidos, después de que las pocas oportunidades que habían logrado en otros países se fueron agotando con la pandemia.

El éxodo haitiano se agudizó tras el devastador terremoto de 2010 y la situación en el país más pobre de América ha sido aún más crítica tras un nuevo sismo, ocurrido el pasado 14 de agosto, y el magnicidio del presidente Jovenel Moïse, el 7 de julio de este año.


Este sábado, el gobierno de Biden puso en marcha una estrategia de seis puntos que incluye deportaciones aceleradas y el envío de cientos de agentes para controlar la situación.

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) comenzó los traslados de migrantes a otros puntos fronterizos, para agilizar el procesamiento, y también a llevarlos directamente a sus países de origen.

El jefe de la Patrulla Fronteriza, Raúl L. Ortiz, informó también este domingo que 3,300 migrantes ya han sido trasladados del campamento de Del Rio a aviones o centros de detención, y espera que 3,000 de los aproximadamente 12,600 migrantes restantes se trasladen en un día. El resto debería salir en una semana, dijo.

Los primeros tres aviones partieron de San Antonio hacia Puerto Príncipe el domingo, y el primero llegó por la tarde.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés