null: nullpx

Guía de viajes: ¿A dónde ir y qué hacer en Austin para pasarla bien?

Si quieres saber qué hacer en Austin para pararla bien, no necesitas averiguar mucho pues salta a la vista que esta es una ciudad en donde la diversión y la acción son tan espontáneas como respirar.
29 Sep 2021 – 05:39 PM EDT
Reacciona
Comparte

Ser la metrópolis de más rápido crecimiento en Estados Unidos hace que haya una apertura cultural más grande en esta ciudad y que sus ofertas de entretenimiento sean prácticamente ilimitadas, por eso siempre hay algo novedoso e interesante qué hacer en Austin.

Desde visitar su Downton por agua o probar tu puntería lanzando hachas (no dardos) hasta navegar flotando panza arriba por un río, estas son algunas de las muchas formas que tienes para disfrutar la vida en Austin. ¡Con razón la ciudad recibe 184 nuevos residentes por día! Mira cuáles son algunas de las actividades que los mantienen ocupados ¡y felices!.

¿Te animas a probar tu puntería lanzando un hacha al tablero? Si tienes buen pulso y has tratado alguna vez dar en el centro de una diana con dardos, debes saber que ese juego tiene un gran competidor: el tiro al blanco ¡con hachas! Urban Axis (812 Airport Blvd.) se especializa en mostrarte esa disciplina y, antes de que lances la primera al tablero de madera, un instructor te muestra cómo sostener y lanzar el hacha de 1.5 libras de manera segura dentro de un almacén de 7,000 pies cuadrados, preparado para eso.

Esta actividad se ha convertido en un “date” distinto para parejas, en un buen destino para escapadas con grupos de amigos y hasta para bodas . Los miembros del personal siempre están cerca para velar por la seguridad de los visitantes y responder todas sus preguntas.


Austin ha sido bendecido con una naturaleza prodigiosa entre la que se destaca el río Colorado. Para aprovecharlo, en 1960 la ciudad creó un embalse artificial de 416 acres que ayudan a cuidar las inundaciones y, de paso, se creó una interminable fuente de recreo. Se trata del Lake Bird Lake, un cuerpo de agua artificial que visitantes y residentes aprovechan, entre otras cosas para pasear en kayak, sobretodo al Downtown pues, es una forma original y refrescante de admirar el skyline de la ciudad.

Hay muchas empresas que ofrecen tours en Kayak a Downtown, como Viator, y otros operadores locales. El recorrido es increíble porque remas viendo el horizonte de la ciudad a la vez que exploras los senderos del lago designados para remar o trazar su propio curso. Debido a que no hay tráfico de botes motorizados muchos aprovechan para hacer esta actividad en familia.

El arte de mezclar los aromas y sabores de muchos alimentos con bebidas alcohólicas, es decir la mixología, ya se llevó a las universidades, sin embargo en Austin puedes hacer una “Masterclass” de mixología y, desde una barra, aprender los secretos de un profesional. A medida que se van creando las tentadoras bebidas, tu mixólogo privado te las va dando de probar.

Este tour es parte del programa especial que tiene Airbnb para que sus anfitriones recomienden o presenten tours en la zona en la que rentan sus propiedades. El punto de encuentro te lo dan al hacer la reservación. Sólo una recomendación: la experiencia es tan divertida que debes tener cuidado con la cantidad de cócteles que pruebas, sobretodo si después tienes que conducir.


Otro tour muy divertido por los anfitriones de Airbnb es el que te lleva a ver arte urbano en la ciudad. El recorrido comienza visitando una pared detrás del ferrocarril con docenas de grafitis no autorizados que cambian constantemente los muralistas locales más prominentes. y termina enseñándote cómo dar tus primeros pasos en ese tipo de pintura al lado de un artista profesional.

La actividad se complementa con una explicación sobre las causas detrás de estas pinturas y las técnicas que emplean. Además, en el precio del tour ($64) se incluye el tapabocas y las pinturas que se usarán para tu clase y hasta una t-shirt blanca para proteger tu ropa.


Si quieres dar un paseo por la atracción más popular de Austin dirígete al sendero Ann and Roy Butler Hike-and-Bike. Está ubicado en el mero corazón de la ciudad y serpentea la orilla del Lady Bird Lake, pasa por los rascacielos del Downtown, sus vecindarios, campos de juego y atracciones culturales hasta abarcar un total de 10 millas.

El lago es un paraíso para deportistas que encuentran un sendero rodeado de naturaleza exuberante para caminar, trotar, hacer ciclismo o pasear con la familia. Tiene siete áreas de observación, con bancos de madera, ideales para la relajación y admirar la vida silvestre. Un lujo que se dan más de 2.6 millones de personas al año. Lo mejor de todo, esta es una de las cosas que hacer en Austin ¡gratis!.

Muchos describen las vacaciones perfectas como unas en las que se puede descansar panza arriba y a pierna suelta… Mejor aún si eso sucede flotando en un río. Precisamente eso es todo lo que logras en un paseo de “tubing” que dura de 2 a 3 horas, ya sea por el Río San Marcos el Río Comal. El paseo, promovido por operadores como ATXcursions (621 Gunter St.) es muy divertido y hasta, en cierto punto, puedes lanzarte al río suspendido con un lazo desde un árbol (es decir, si te atreves).

Como no hay relajación completa sin refrigerios, la empresa te renta una hielera (con su respectivo flotador) para que conserves frías las bebidas que lleves… Y si, también puedes llevar unas cervecitas.


¿Sabes que Austin también es una de las capitales de los murciélagos? Específicamente de los murciélagos de cola libre mexicanos. Algunos de sus residentes incluso tienen en sus jardines casas especiales para ellos. La razón es muy sencilla: en sus vuelos nocturnos, los murciélagos comen entre 10,000 y 30,000 libras de insectos, incluidos mosquitos y plagas agrícolas dañinas. Dicen, los promotores de turismo de Austin que desde 100,000 hasta 1.5 millones murciélagos alzan su vuelo desde aquí, dependiendo de la época del año, y que verlos volar es un espectáculo digno de verse.

Desde finales de marzo hasta principios de otoño es la mejor época para verlos. El mejor punto para verlos es el Statesman Bat Observation Center (305 Congress Ave.) aunque algunos hasta rentan pequeños botes o kayaks para verlos desde el agua. Y hasta se celebra un festival en su honor: el Bat Fest. Se realiza en el verano (este año es el 28 de agosto) y además de 40 puestos de venta de artesanías, comida y curiosidades, hay juegos para los niños y -¡claro!- música en vivo.

El imponente edificio de Oasis Lake Travis (6550 Comanche Trail) llama la atención a gran distancia donde, por momentos parece esta casi sobre el lago pues está ubicado a 450 pies sobre el lago Travis. Desde ese punto estratégico miles de personas se reúnen a ver la caída del sol por lo que se le conoce como “ La Capital del atardecer en Texas”.

Solo llegar ahí ya es en sí una de las cosas que hacer en Austin más recomendadas por especialistas de turismo, pues además de poder ver el horizonte hay terrazas con los candados del amor (lover’s locks) que algunas parejas, inspirados por el romántico paisaje, colocan en sus balcones. Recorrer el lugar es gratis recorrer, pero pocos pueden resistirse al aroma de sus fajitas o enchiladas haciendo el recorrido desde la cocina hasta los asientos que en su mayoría, tienen vista al lago. También tienen música en vivo, incluidas noches de salsa, sin embargo, las espectaculares puestas de sol son lo más destacado, al punto que hasta hay un concurso anual de fotografía de puesta de sol desde aquí.


Zilker Metropolitan Park (2207 Lou Neff Rd.) es un grandioso parque de 351 acres que se extiende hacia el sur desde Town Lake a ambos lados de la autopista Mopac Expressway. Cuando lo visites uno cosa quedará bien clara: aquí no hay cómo aburrirse: tiene senderos para caminar y andar en bicicleta, tren en miniatura (Zilker Zephyr), canchas y campos para varios deportes, un jardín de esculturas, un club house y -su punto cumbre- Barton Springs Pool, donde las fuerzas geológicas mantienen el agua a 68 grados Fahrenheit durante todo el año.

El Zilker Park es considerado el espacio verde más popular de Austin, tiene sitios de picnic y
también alberga el Zilker Playscape, un gran parque infantil con su propia sección diseñada para niños de dos a cinco años. Así mismo, el parque es sede de varios eventos musicales importantes, del Austin Nature and Science Center, célebre por sus programas de ciencia interactivos, y del Jardín Botánico Zilker ( con cascada incluida) que en sus 26 acres tiene varios jardines temáticos como el prehistórico, que está construido alrededor de antiguas huellas de dinosaurios incrustadas en la roca y el japonés y jardines dedicados a mariposas, cactus y rosas.


Si te gusta la historia, no te pierdas la Biblioteca y Museo Lyndon Baines Johnson (2313 Red River Street) una de las atracciones más visitadas de Austin. Cuenta con más de 45 millones de páginas de documentos históricos, importantes fotografías y artículos de la vida y carrera del presidente Johnson, gran propulsor de los derechos humanos.

También es de interés una impresionante réplica a escala de la Oficina Oval como lo hubiera sido durante la presidencia de Johnson, y muchas exhibiciones temporales relacionadas con la historia de Estados Unidos.


Aunque parezca increíble el Capitolio de Texas (1100 Congress Ave.), terminado en 1888, es más alto que el Capitolio de los Estados Unidos, en Washington D.C. Esa es una de las razones por las que es reconocido como uno de los capitolios estatales más distinguidos de la nación, aunque algo también tiene que ver su distintiva cúpula de granito rojo y su rotonda interior con los retratos de expresidentes de Estados Unidos y gobernadores de Texas.

El edificio es de suma importancia histórica, por eso fue incluido en el Registro Nacional de Lugares Históricos en 1970 y designado Monumento Histórico Nacional en 1986. Antes de la pandemia se realizaban tours gratuitos que salían, cada media hora, desde el vestíbulo sur fuera de la oficina de guías turísticos. Estos, dicen, están próximos a reanudarse, pues siempre han sido una de las cosas más populares que hacer en Austin.


Reacciona
Comparte