null: nullpx
Estafa y Fraude

Inmigrante estafadora de ancianos fue sentenciada a dos años de prisión

La inmigrante jamaiquina de 23 años de edad, y residente de Provo, era la encargada de lavar el dinero obtenido por una banda internacional de estafadores, dedicada a estafar ancianos estadounidenses por teléfono.
7 May 2021 – 06:56 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Cargando Video...

Shanelle Bailey, una inmigrante jamaiquina de 23 años de edad, y residenciada en la ciudad de Provo, Utah, se declaró culpable ante el tribunal de conspiración para lavar dinero como parte de un esquema fraudulento para estafar a ancianos en todo el país y robarles su dinero.

Bailey fue sentenciada a 24 meses de prisión por el Juzgado Federal del Distrito de Arizona a 24 meses de prisión. La jueza federal de distrito Rosemary Márquez dictó la sentencia, mientras que la Fiscalía de los Estados Unidos,en el Distrito de Arizona, Tucson, manejó la acusación.

Bailey participó en un plan en el que estafadores basados en Jamaica llamaban a ancianos en Estados Unidos diciéndoles que habían ganado la lotería. Los estafadores les decían a sus víctimas que para recibir sus ganancias, primero debían pagar dinero por los impuestos y tarifas correspondientes al premio.

El rol de Bailey en el esquema fraudulento, era el de blanquear las ganancias en Estados Unidos, para sus cómplices en Jamaica. Se estima que la pérdida sufrida por las víctimas de estos estafadores sobrepasan la cantidad de 600,000 dólares.

Bailey también fue condenada a pagar una indemnización de 80,850 dólares a las víctimas en el caso.

Scott Brown, agente especial de la oficina en Phoenix de Investigaciones del Departamento de Seguridad Nacional, o HSI por sus siglas en inglés, dijo a través de un comunicado que “esta sentencia es el resultado de un esfuerzo de investigación dinámico, coordinado por las fuerzas del orden y nuestros socios judiciales para llevar a este tipo de criminales ante la justicia”. Brown agregó que “Este tipo de delitos tienen efectos devastadores sobre las víctimas y nuestras instituciones financieras. HSI continuará investigando agresivamente a estos charlatanes que se aprovechan de los más vulnerables para perpetrar delitos financieros”.

La investigación que develó el fraude contra los ancianos contó con las participación de la sección de investigaciones criminales del Servicio de Impuestos, la Comisión Federal de Comercio, el Servicio de Inspección Postal de los Estados Unidos, la Oficina Federal de Investigaciones mejor conocida como FBI, Investigaciones de Seguridad Nacional y la Oficina del Alguacil del Condado de Pima en Arizona.

La Oficina del Fiscal de Estados Unidos advierte al público que deben desconfiar de estafas similares, y antes de enviar dinero en respuesta a una solicitud telefónica deben consultar con la policía o con miembros de sus familias.


Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Estafa y FraudeUtahArizonaTribunalesFBI

Más contenido de tu interés