null: nullpx
Funerales

"Era demasiado bueno para esta liga, se fue a una superior": crónica de la misa de José Fernández

Un día después del último adiós de los fanáticos, familiares y amigos de José Fernández acudirán el jueves a la misa privada del funeral del pitcher de los Marlins de Miami.
29 Sep 2016 – 10:31 AM EDT

MIAMI, Florida - Amigos y familiares del jugador de los Marlins de Miami, José Fernández, acudieron este jueves en la tarde a una misa privada para darle su último adiós.

Aunque el servicio religioso fue limitado a las personas más allegadas del joven cubano, todo Miami pudo formar parte del momento a través de la cobertura televisada y por medios digitales que ofreció Univision 23.

La misa, que fue realizada en español y en inglés, comenzó a la 1:30 de la tarde con la llegada del cuerpo de Fernández a la iglesia católica St. Branden.


El funeral duró más de dos horas, y entre los presentes estaban el comisionado de Grandes Ligas, Rob Manfred, empleados del equipo y jugadores actuales y pasados de los Marlins.

Unas 300 personas acudieron a la misa a puerta cerrada en la iglesia católica St. Brendan en Miami. Los encargados de portar su féretro vistieron camisetas negras de los Marlins, con el número 16 y el apellido Fernández en la espalda. Entre los presentes se encontraba Marc Anthony.


"José era demasiado bueno para esta liga", dijo el reverendo José Alvarez. "Se fue a una liga superior".

El miércoles, los fanáticos y público en general se despidieron de Fernández en una actividad que comenzó con una caravana fúnebre en el Marlins Park a eso de las 2:15 de la tarde.

Los miembros del equipo vistieron una camiseta blanca con la imagen de Fernández y las letras "RIP" (Descansa en Paz), y lo acompañaron al lado de la carroza hasta que salió del área del estadio de béisbol.

El cuerpo del beisbolista recorrió parte de Miami, Luego del Marlins Park hizo parada en la Ermita de la Caridad para una bendición, en el restaurante La Carreta de la Bird Road y, finalmente, en la iglesia católica St. Brendan, donde se llevó a cabo un velatorio público.


Dentro de la iglesia, los dolientes desfilaron frente a un ataúd enmarcado con un arreglo floral en forma de las banderas de Estados Unidos y Cuba, con una enorme foto de Fernández colocada a un lado. Muchos tocaban levemente el féretro y se hacían la señal de la cruz.

Fernández murió el pasado domingo en la madrugada junto con sus dos amigos, Emilio Jesús Macías, de 27 años, y Eduardo Rivero, de 25.

El lanzador nacido en Cuba huyó de la isla a los 15 años y se convirtió en una estrella de Grandes Ligas, y en el jugador más popular de los Marlins. En 2013 ganó el premio al Novato del Año de la Liga Nacional, y fue elegido en dos ocasiones al Juego de Estrella.

Publicidad