null: nullpx
Conservación de Especies

Condor de California sobrevive gracias a prohibición de municiones con plomo para cacería

A mediados de la década de los 70, la población del Condor de California apenas alcanzaba los 30 ejemplares, hoy supera los 200 gracias a la cria en cautiverio y a las medidas tomadas para protegerlo.
17 May 2021 – 04:34 PM EDT
Reacciona
Comparte
Con una extención de alas que puede alcanzar los 9.5 pies, el Condor de California es el ave voladora más grande de Estados Unidos. Hoy su supervivencia depende enteramente de su cria y reproducción en cautiverio. Crédito: David McNew/Getty Images

Gran parte del éxito que están mostrando las medidas para proteger al Condor de California se deben esfuerzo que han puesto los cazadores y rancheros del estado, y especialmente los del condado de Kern, en acatar las regulaciones que prohíben la cacería con municiones que contengan plomo en el estado de California.

El Condor de California es el ave más grande de Estados Unidos, con una extensión de alas que puede alcanzar los 9.5 pies. Desde hace más de medio siglo su población ha ido disminuyendo al punto de poner a la especie, que vive mayoritariamente en el condado de Kern, en peligro de extinción. Según un reporte de The Californian en su site local Bakersfield.com, actualmente la subsistencia del Condor de California depende casi exclusivamente de su reproducción en cautiverio, que ha permitido a su población superar los 200 ejemplares de apenas 30 a mediado de la década de los 70.


Los cóndores son aves de rapiña que se alimentan de carroña. Mucha de esta carroña consiste de los desechos de animales dejados atrás por los cazadores, así como por los ganaderos cuando eliminan los depredadores de sus animales que cría. El plomo en la munición que mató a esos animales, también mata por envenenamiento a los cóndores que ingieren los cuerpos de esos animales como carroña.

La nueva regulación que entró en vigencia a principios de este año establece la prohibición de uso de municiones con plomo para la cacería de codornices y palomas, cerrando la última de las categorías que presa que aún podían ser cazadas con municiones con plomo. Esto duplica los precios de las municiones, pero las multas que se establecen por no obedecer la prohibición son aún más onerosas.

Las primeras regulaciones prohibiendo municiones con plomo para la cacería comenzaron a ser promulgadas en 2008 y eran de extensión local solo para el condado de Kern, hoy alcanzan a todo el estado.

Reacciona
Comparte
Publicidad