null: nullpx
Tiroteos

Pistolero del LAX que mató un agente de la TSA podría librar la pena de muerte

En 2013 Paul Anthony Ciancia protagonizó un tiroteo en el Aeropuerto de Los Ángeles al que llegó armado con un rifle de asalto y más de 500 balas para asesinar a agentes de la TSA e infundir el miedo en "mentes traidoras".
2 Sep 2016 – 10:56 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.- El hombre que asesinó a un agente de la Administración de Seguridad en el Transporte (TSA) e hiriera a tres personas más cuando en el 2013 abrió fuego en el Aeropuerto de Los Ángeles (LAX), podría librar la pena de muerte al llegar a un acuerdo de culpabilidad, anunció este jueves la Procuraduría Federal.

Por los 11 cargos criminales que pesan en su contra, Paul Anthony Ciancia es candidato para la pena de muerte, sin embargo el acuerdo para aceptar su responsabilidad y no ir a juicio, implica que no sería ejecutado, aunque pasaría el resto de su vida en prisión.

El acuerdo podría ser presentado el próximo martes en una corte federal de Los Ángeles para que un juez lo considere.


El 1 de noviembre de 2013, el joven que en ese entonces tenía 23 años de edad llegó a la Terminal 3 del LAX armado con un rifle de asalto semiautomático, cinco cargadores de 30 tiros cada uno y alrededor de 500 balas más.

Su objetivo era asesinar a oficiales de la TSA e infundir miedo en “las mentes traidoras”, según una nota que le encontraron.

Ciancia sobrevivió a los cuatro balazos que recibió cuando intervino la policía, uno de ellos en la cabeza.

En el tiroteo murió el agente Gerardo Hernández, de 39 años de edad y de origen salvadoreño, quien recibió 12 disparos.

Otros dos lesionados, James Maurice Speer y Tony Leroy Grigsby, también eran agentes de la TSA. El tercer lesionado era un pasajero identificado como Brian Ludmer.

Varios pasajeros que ese día estuvieron en el LAX declararon que mientras caminaba el pistolero les preguntaba que si trabajaban para la TSA y si la respuesta era negativa, seguía su paso.

Ciancia, originario de New Jersey, tenía año y medio viviendo en Los Ángeles y era un mecánico desempleado.

Los mensajes de textos de Ciancia

Antes de llegar al LAX a protagonizar el tiroteo, Ciancia envió mensajes de texto a manera de despedida a su hermana y hermano:

“Siento mucho que tenga que despedirme de ustedes tan prematuramente, pero es por el bien de la humanidad”.

“Este era el propósito por el que estoy aquí. No fallaré”.

“Alguien tiene que hacerle frente a estos tiranos”.

“No quiero que sus hijos crezcan en un estado totalitario”.

“Por favor, no dejen que la historia sea distorsionada, no hubo un ataque terrorista el 1 de noviembre, hubo un patriota enfadado tratando de regar el árbol de la libertad”.


RELACIONADOS:TiroteosJuicios MuertesTransporteLocal

Más contenido de tu interés