null: nullpx
Deportaciones

Por qué son deportados los niños mexicanos no acompañados detenidos en la frontera

No todos los niños migrantes que llegan solos a la frontera sur de Estados Unidos corren la misma suerte cuando son detenidos por agentes de las Patrulla Fronteriza. Si vienen de un país no fronterizo, serán puestos bajo custodia, entregados a familiares o enviados al Departamento de Salud y pedirán asilo. Los menores mexicanos no reciben los mismos beneficios.
6 Ago 2021 – 11:19 AM EDT
Comparte
Cargando Video...

No todos los niños migrantes solos e indocumentados que llegan a la frontera sur de Estados Unidos corren la misma suerte cuando son detenidos por agentes de las Patrulla Fronteriza. Si vienen de un país no fronterizo, serán puesto bajo custodia, entregados a familiares o tutores legales en territorio estadounidense o enviados al Departamento de Salud y Recursos Humanos (HHS) para que continúen sus procesos de deportación y pidan asilo.

Pero si se trata de mexicanos, el trato es otro. “La mayoría serán repatriados y no permanecerán bajo la custodia de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP)”, advierte un documento publicado por los departamentos de Seguridad Nacional (DHS) y HHS el jueves, un reporte que da cuenta del número total de menores migrantes bajo custodia.

De acuerdo con el reporte, el miércoles 4 de agosto había 834 menores no acompañados (UAC) bajo custodia del CBP, cifra que marca un récord. Y el promedio en los últimos 30 días es de 512. En ambos casos no se contabiliza a los niños originarios de México por tratarse de un país fronterizo.

Por qué no los cuentan

“No los cuentan porque una ley de 2008 sobre prevención de tráfico humano dice que los UAC de países fronterizos, como México o Canadá, son repatriados de inmediato. No reciben el beneficio del asilo como ocurre con el resto”, dice Matt Adams, director legal del Northwest Immigrant Rights Project (Proyecto de Derechos de Inmigrantes del Noroeste -NWIRP-) en Seattle (Washington).

Pero hay ciertas excepciones, agrega. “Si el menor expresa que tiene miedo de regresar a México o que teme por su vida, el agente de la CBP no puede proceder a su deportación o repatriación. Debe investigar primero por qué el niño tiene miedo de volver”.

Adams explicó además que, “si hay evidencia de miedo creíble, el CBP llama a un Oficial de Asilo de la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS) para que lo entreviste y seguir adelante con su caso de asilo”.

Por lo general los agentes de asilo de la USCIS son abogados entregados en este tipo de situaciones.

El puerto de San Ysidro

La Ley de Reautorización de Protección a las Víctimas de la Trata (TVPRA) de 2008 “es la que regula el proceso de los UAC en la frontera”, dice Lilia Velásquez, profesora adjunta de la facultad de leyes de la Universidad de California en San Diego.

“Y hay algo interesante. En el puerto de entrada de San Ysidro, el más transitado en la frontera entre México y Estados Unidos existe un representante del Consulado Mexicano para facilitar la repatriación de menores. Hay un acuerdo que dice que Estados Unidos debe notificar al Consulado de México sobre cada caso de repatriación de ciudadanos de ese país”, explicó.

Velásquez dijo además que “los menores mexicanos detenidos son entrevistados antes de que sean regresados. Y la repatriación se canaliza a través de Defensoría de los Derechos de la Infancia (DIF). Y la repatriación se hace con consentimiento de las autoridades mexicanas, quienes se encargan de localizar a los familiares del menor”.

La abogada precisó además que “hay algo muy importante aquí. Los oficiales mexicanos que participan en este proceso tienen que asegurarse que el UAC no haya sido violentado o sea una victima de trata sexual. Si lo hay, entonces se solicitan los beneficios migratorios legales disponibles en Estados Unidos para proteger a ese menor. He representado muchos casos en los años que tengo de ejercer en la frontera”, apuntó.

La ley de 2008

La TVPRA regula el trato que el gobierno de Estados Unidos otorga a los Menores No Acompañados detenidos en las fronteras. Fue aprobada por el Congreso en 2008 con amplio apoyo bipartidista y separa los procesos legales de niños de países fronterizos y de aquellos que vienen de otras naciones solos y son detenidos cuando ingresan indocumentados al país.

La ley estipula que, una vez detenidos por la Patrulla Fronteriza, en un plazo de 72 horas deben ser enviados bajo la custodia del HHS, ministerio que no debe retenerlos por más de 20 días. En ese plazo debe entregarlos a familiares en Estados Unidos o enviarlos a la custodia de la Oficina de reasentamiento de Refugiados (ORR), que opera bajo el mando del HHS.

En cualquiera de las opciones legales, el menor enfrenta un proceso migratorio de deportación donde un juez decidirá su futuro en Estados Unidos.

La TVPRA, además, ordena al gobierno que durante la custodia del menor debe proporcionarle un trato digno, protecciones debidas teniendo en cuenta la edad del niño y acceso a una defensa legal.

Bajo ataque

Durante el gobierno de Donald Trump (20 de enero de 2017 al 20 de enero de 2021), la TVPRA junto con el Acuerdo Judicial Flores de 1997, que prohíbe la privación de libertad de migrantes menores de edad en cárceles o recintos federales, fueron anuladas por medio de memorandos y decretos con el objetivo de permitir el avance de una política de ‘tolerancia cero’.

El exmandatario consideró ambas protecciones como ‘lagunas’ o ‘vacíos legales’ y acusó a los migrantes de utilizar de manera ilegítima ambos recursos para entrar y permanecer en Estados Unidos.

Tras la llegada de Joe Biden a la Casa Blanca en enero, el mandatario ha revertido gran parte de la política del gobierno anterior con el propósito, asegura, de recuperar el sistema migratorio aprobado por el Congreso.

Una de esas medidas es la TVPRA, que permite al gobierno repatriar a los UAC de México y procesar debidamente al resto de niños solos que huyen de sus países y llegan a la frontera en busca de amparo.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés