Cargando Video...

Un hombre que demuestra que su condición física no es un obstáculo para salir adelante

Un trágico accidente en motocicleta dejó a Felipe Pineda sin una mano y sin un pie hace cinco años. Con la ayuda de su mamá y tras una larga recuperación, Felipe comenzó desde cero, volvió a caminar con su único pie y a escribir con la mano que le quedó. Un amigo le dio empleo y eventualmente le ofreció la mueblería en la que ahora trabaja, ubicada en Garland, Texas, de la que ahora es dueño.

Dallas: KUVN14 Jun 2017 – 12:21 AM EDT

Comparte
Cargando Playlist...