null: nullpx
Elecciones 2018

“Soy el más preparado para ganarle a Greg Abbott”, dice Andrew White, aspirante demócrata a la gobernación de Texas

Los demócratas de Texas deciden este martes quién será el candidato que se enfrentará al actual gobernador en la contienda por la gobernación. Andrew White confía en que saldrá victorioso frente a su oponente hispana, la exsheriff Lupe Valdez, quien cuenta con el respaldo de gran parte de los líderes del partido.
22 May 2018 – 9:24 PM EDT

HOUSTON, Texas. – Andrew White, un empresario demócrata de Houston, está convencido de que pueda dar una muy buena pelea, y salir victorioso, en la contienda por la gobernación de Texas frente al actual gobernador de Texas, Greg Abbott, quien busca la reelección.

Sin embargo, primero tiene una tarea no tan fácil. Vencer este martes en la contienda de su partido a su opositora hispana, la exsheriff Lupe Valdez, quien en las elecciones primarias del partido obtuvo una abultada victoria.


“Los demócratas necesitan un candidato que pueda ganar en noviembre (a Abbott) y creo que ese soy yo”, dijo White en una entrevista con Univision Noticias al tiempo que recalcó que él está más preparado, conoce las políticas públicas del estado, entiende los problemas de los texanos y tiene la pasión para pelear por ellos.

“White es un hombre muy listo y tiene mucha fuerza interior, pero quizás no logre vencer a Lupe Valdez. Ella tiene el respaldo de muchos líderes hispanos demócratas del estado”, dijo Mark Jones, profesor de ciencias políticas de la Universidad Rice.

El académico cree que Valdez ha desilusionado a muchos por su pobre desempeño frente al manejo de temas de política estatal y por sus flaquezas a la hora de exponer y respaldar con datos sus propuestas, pero, aun así, anticipa que va a ganar, “aunque luego no tenga chances frente a un Abbott astuto y muy preparado”.

En contraste a los planes vagos de Valdez, según Jones, white tiene propuestas concretas y respaldadas con datos en materia de educación pública, acceso a salud, inmigración y seguridad fronteriza, entre otros.

White confía en que los electores demócratas valoren el esfuerzo de él y su equipo para llegar preparados y fuertes frente a una eventual contienda con Abbott.

En materia de educación, White tiene contemplado un mejor salario para maestros y la implementación de programas de educación preescolar de tiempo completo. Le parece vergonzoso que, en Texas, con una de las mejores economías de la nación, sus escuelas estén entre las peores. Además, critica duramente a Abbott por favorecer las escuelas privadas en vez de fortalecer la educación pública.

En asuntos como la construcción de un muro fronterizo, White ha mostrado su total oposición y ha dicho que Texas tiene que pensar antes que nada en construir una barrera en sus costas para proteger a la región del embate de huracanes.

Dice que le gustaría que se use más la tecnología en la frontera orientada a esfuerzos humanitarios para salvar vidas. “Las personas están muriendo al cruzar el desierto, muriendo deshidratados o por los efectos del calor. Es un asunto humanitario, no militar”, dijo en una clara crítica al gobernador por mandar a la Guardia Nacional a la frontera en respuesta a una caravana de mujeres y niños.

White ha sido cuestionado por sus opositores por ser dueño de una compañía de tecnología que tiene un producto que se usa en los cruces fronterizos para detectar a personas ocultas en vehículos. Aunque asegura que dicho producto no está siendo utilizado en ninguna frontera en Estados Unidos, decidió poner a la venta la compañía para “adelantar una campaña transparente”.

En lo relacionado con inmigración, asegura ser un opositor de la ley SB4, impulsada por Abbott, que faculta a agencias policíacas locales para cooperar con autoridades migratorias. Piensa que esa colaboración debe ser limitada y se debe hacer caso por caso y dice que la derogará si es electo gobernador.

“Si hay un delincuente violento, por supuesto que debería ser deportado, pero alguien que tienen una infracción de tráfico menor no puede ser tratado igual”, dijo.

Sobre los dreamers ha dicho que hay que mantenerlos en EEUU. Reconoce que no tendrá la facultad para legislar sobre el tema, pero peleará, hará lobby y presionará al gobierno federal para regularizar su situación. “No los podemos mandar a países que no conocen, son estadounidenses”, dijo.

Vea También:


Sylvia García se lleva una importante victoria política en Texas y queda a puertas del Congreso Federal

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés