null: nullpx
PI Reportajes

Un menor mató a su madre de un disparo en la cabeza: lo hizo porque le quitó el celular como castigo

Shawn T. Willis, de 17 años, esperó a que su madre se durmiera y subió a su habitación para sacar el arma que la mujer siempre tenía en su mesa de noche. Luego le disparó a quemarropa en el lado izquierdo de su cabeza. En la actualidad se encuentra detenido con una fianza de $1,000,000.
25 Sep 2021 – 08:00 PM EDT
Reacciona
Comparte
Cargando Video...

Un joven de 17 años fue arrestado y acusado de asesinar a su propia madre, a quien presuntamente le disparó con una pistola mientras estaba dormida, todo porque estaba molesto luego de que la mujer lo castigara y le quitar su celular.

El pasado 20 de abril, Shawn T. Willis esperó a que su madre se durmiera y subió a su habitación para sacar el arma que la mujer siempre tiene en su mesa de noche. Para evitar despertarla, el joven -que tenía entonces 17 años- bajó al primer nivel de su casa en Tennessee para cargarla y regresó hasta la cama de la víctima para dispararle a quemarropa, en el lado izquierdo de su cabeza, según se puede leer en la petición de la corte de menores recién publicada.


Sandy K. Willis, madre del menor, fallecería al instante.

Don Scuglia, autor de la petición y detective del Departamento del Sheriff del condado de Anderson, indicó que los oficiales recibieron una llamada de emergencia sobre una mujer inconsciente en la cama de su casa en Andys Ridge Road en Rocky Top. Al llegar a la escena, las autoridades encontraron una herida de bala mortal a corta distancia en el lado izquierdo de su cabeza.

Más tarde, las primeras investigaciones determinarían que Shawn era el principal sospechoso del asesinato.

Tras conseguir en consentimiento del padre del joven y del mismo Shawn, el sospechoso supuestamente terminó por confesar el asesinato en el interrogatorio de las autoridades y explicó los detalles del mismo, los cuales fueron escritos en la petición.

Fue la cadena WVLT-TV la primera en determinar que el motivo para el homicidio fue porque la mujer le había quitado el celular a su hijo.


A pesar de que en un principio el caso contra el joven se presentó en el Tribunal de Menores del condado de Anderson, al cumplir 18 años todo se transfirió al tribunal penal del condado, luego de que los fiscales acordaran acusarlo como un adulto.

Hasta el momento el joven está aprehendido en el Centro de Detención del Condado de Anderson con una fianza de $1,000,000.

Se espera que el acusado comparezca ante el tribunal el próximo 3 de diciembre para una audiencia previa al juicio, explicó Inside Edition.

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:PI ReportajesMuertesAsesinatosArmasFianzas

Más contenido de tu interés