null: nullpx
Cargando Video...

Carita de Ángel Capítulo 150

Dulce María evita que Pablito sea discriminado por ser pobre. La madre superiora intenta que Paulina recupere el interés en Adolfo. La madre superiora le cuenta a la hermana Fortunata la verdad sobre el pasado de Adrián.
28 Ago 2021 – 12:01 AM EDT
Reacciona
Comparte

locutor: televisa presenta... luciano: esté o no estéde acuerdo, pablito compartirá la mesa con nosotrosporque así lo hemos decidido. magaña: lo siento,pero si insisten en tener a este mocoso--dulce maría: ¿qué hará? ¿echarnos a patadas o qué?¿qué? adolfo: nadie en nuestrapresencia va a humillar a este niño,que lo único que está haciendo es ganarse unos centavoshonradamente. luciano: llame al gerente.magaña: será inútil, el señor machuca tienemuy mal carácter. es mejor que esto lo resolvamosamigablemente entre nosotros o todo terminaráde la peor manera. luciano: haga el favorde llamarlo. magaña: tenga un pocode sentido común. el señor machuca es capazde llamar a la policía. dulce maría: sí, que vengala policía. cecilia: ¿cómo dices eso,mi consentida? dulce maría: así yo tendríaalgo que contar en el colegio. bárbara y frida se moriránde la envidia porque a ellas nunca las han metidoa un calabozo. magaña: en ese caso,llamaré al gerente. luciano: hágalo.bajo ningún conceptopermitiremos que este niño seaechado a la calle como si fuera un delincuente.lucía: pero no puedo creer que don adolfo te haya faltadoal respeto de esa manera, paulina.el abuelo de dulce maría es una bellísima persona, ¿mm?paulina: eso pensaba yo, pero me equivoqué.lucía: ¿sabes? pienso que deberías de hablarcon él para aclarar las cosas. todo debe de tratarsede un mal entendido. paulina: pues no, no voya aclarar nada, lucía. y para evitar otra discusiónprefiero no volver a verlo en mi vida.dulce maría: ahí viene el señor machucón.magaña: viste como pordiosero, señor machuca.la presencia de ese niño de la calledeja por el piso la buena imagen de este lugar.machuca: buenas tardes. ¿qué ocurre?luciano: mi familia y yo decidimos invitar a nuestramesa a este niño y el capitán de meseros quiere echarloa la calle. machuca: ustedes tienen todoel derecho de invitar a su mesa a quien les plazca.magaña: pero este zaparrastroso desentona.machuca: basta, magaña. le recuerdo que para comer aquíno es necesario usar ropa de etiqueta.magaña: pero nuestra distinguida clientela podría molestarsecon este escuincle que vende flores.dulce maría: vender flores debe ser un trabajomuy cachetón. machuca: cualquier trabajoes digno. yo a la edad de ese niñolimpiaba zapatos en la calle. por lo tanto, si los clientesde las otras mesas no están de acuerdo con su presencia,pues, que se vayan. magaña: pero, señor machuca...machuca: está bien, magaña. ocúpese de su trabajoy olvídese de este asunto.estefanía: le agradecemos su comprensión, señor machuca.machuca: un niño que trabaja en vez de ir a la escuelaes triste, pero lamentablemente la pobrezaes algo que se escapa de nuestras manos.¿cómo te llamas, hijo? pablo: pablo.dulce maría: mi papito le compró todos sus ramitos.machuca: toma, esto es para ti. cecilia: acéptalo, pablito.el señor te lo regala de todo corazón.pablo: mi madrina jacinta dice que eso no está bien.si quieren, les traigo más ramitospara que me los compren, pero así,aceptar el dinero así nomás, no puedo.machuca: pues, admiro tu dignidad, muchacho.con permiso. luciano: permiso.pablo: aunque esa lana me serviría un chorro,no la puedo recibir.jacinta: [tose] pablito, regresa pronto.me siento tan mal...cecilia: pablito, si necesitas comprar algo,nosotros podemos ayudarte. estefanía: no te damos dinero.solo dinos qué necesitas. adolfo: vamos, pablito.ten confianza en nosotros. luciano: nosotros te compraremoslo que tú nos digas. dulce maría: no, pablito,no llores que lloro. vamos, vamos, ahoracuando se nos pase el llanto nos vendrá un chorrorronalde hambre y comeremos más, mucho más que la hermanafortunata.[besa] papá, ¿podemos llevar a pablitocon nosotros a la feria? luciano: claro que sí,mi chiquita. cecilia: ¿te gustaríaacompañarnos, pablito? pablo: yo nunca he idoa la feria, señora. pero no puedo.tengo que ir a comprar el jarabe para mi madrina y llevárselo.adolfo: entonces haremos algo, compraremos la medicinapara tu madrina y después te llevaremos a tu casa, ¿eh?pablo: uy, pero yo vivo retelejos.allá, en los tiraderos de basura.estefanía: eso no tiene importancia.pablo: me da vergüenza molestarlos.dulce maría: no te preocupes, pablito.aunque vivas lejos, llegaremos al vuelode un pin pon porque mi papito maneja a "cinco centos"kilómetros por hora. cinco cientos.pascual: ay, chirriones, entonces por un pelitoy casi pierdo mi chamba. fortunata: pero eso no es todo,pascual. el hermano de la reverendase está escondiendo de la justicia y la madre lucíalo tiene oculto en el pasadizo que da a la direccióndel colegio. pascual: y, pues tal--[resuella] reverendita.fortunata: ángeles querubines.paulina: te felicito, jimmy, está muy bien tu tarea.claro, si mi nieto es bien inteligente...bueno, ándele, a dormir. [teléfono]jimmy: es mi papá. hola, papá.ah, sí, se la paso. don adolfo quiere hablarcontigo, abue. paulina: dile a ese caballeroque no estoy.jimmy: dice mi abue que no está, don adolfo.paulina: y dile también que para él nunca estaré.adolfo: comprendo, jimmy. buenas noches.jimmy: ¿estás enojada con el abuelito de dulce maría?paulina: no, no, pero no me interesahablar con él. jimmy: ay, a mí me gustaríaque ese señor fuera mi abuelo. paulina: para nada.primero me meto a monja como tu tía lucía.adolfo: paulina se negó a tomar el teléfono, heredia.no quiere hablar conmigo y con justa razón.heredia: ¿y ahora qué piensas hacer, adolfo?adolfo: pues, ¿tú qué me recomiendas?heredia: [ríe] adolfo, ¿de cuándo acápides consejos? adolfo: es que estoydesorientado, hombre. desde que falleció la mamáde angélica mi trato con las damas se ha limitadoa relaciones de trabajo y nada más.heredia: pues, esta vez, mi querido amigo,tendrás que buscar tú la manera de limar asperezas con paulina.adolfo: por supuesto que lo haré.pero bueno, al menos deséame suerte, ¿no?porque la voy a necesitar. heredia: mucha suerte.[ríe] lucía: ahora ya sabentoda la verdad y los motivos que me obligarona ayudar a mi hermano adrián. pascual: entendemossu sufrimiento, reverendita. debe ser regacho tenerun hermano tarambana en la familia.fortunata: yo le agradezco su confianza.cuente con mi más absoluta discreción.lucía: gracias, hermana. solo dios es testigode mi angustia. estoy en una gran encrucijada.por un lado, es mi deber entregar a mi hermanoa las autoridades y, por otro, está el cariñoy el apoyo que debo brindarle a un ser de mi propia sangre.pablo: dulce maría y su familia, que son a todo mecate,me compraron todos los ramitos de flores.también me invitaron a comer. luego, me llevarona la farmacia a comprar tu medicina y me trajeronhasta la casa en un carrazo. jacinta: bendito diosque conociste gente tan buena. [tose]pablo: el jarabe, madrinita, se tiró todito.jacinta: soy una vieja inútil que no sirve para nada.pablo: no digas eso. mañana te compro otro.jacinta: no, mi hijo. con lo que tú ganasapenas alcanza para llevarnos un taco a la boca.no quiero que compres la medicina.más valía que dios me recogiera. pablo: no digas eso,madrinita jacinta. mañana tendrás tu jarabey te curarás. jacinta: pero, pablito,¿de dónde vas a sacar dinero para comprarlosi no tenemos ni para comer? pablo: tenme confianza,madrinita. mañana te compraré tu medicinay compraremos mucha comida. jacinta: ¿qué haría yo sin ti?mi nene... dulce maría: tengo que conseguirese dinero. hice un trato con pablitoy lo tengo que cumplir.no hay ni un pesito. lo gasté todo comprándolelos pañuelos a don abuelo y pagando el mariachi.ay, qué idea tan cachetona se me acaba de ocurrir, chiripa.[chiripa] ¿qué onda, "manis"? dulce maría: ayúdame a metermi ropa en la mochila. [chiripa] seguro.dulce maría: mamita, "porfis", ayúdame.haz que me alcance el dinero. [música][música]paulina: [resuella] ¿qué hace usted aquí?adolfo: necesito hablar con usted.paulina: entre nosotros todo está dicho.no permitiré que me vuelva a gritar y acusarmeinjustamente. adolfo: paulina, por favor,discúlpeme. he venido a pedirle que me--que me perdone. paulina: ¿cómo?adolfo: que me siento muy avergonzado por la formaen cómo me comporté con usted. mire, yo no soy un hombrede gran elocuencia ni mucho menos, pero acepteestas flores como prueba de mi arrepentimiento.lluvia: creo que me quedaría superchida.dulce maría: a la hermanita fortunata, pues, también.todas: [ríen] pascual: [chista]ven, chamaquita.¿qué haces? dulce maría: vendiendo mi ropa.pascual: no me digas que necesitas lana...dulce maría: sí, pascualito, necesito un chorrasonal.pascual: ay, pues, ¿qué? ¿tus papás no te dan?dulce maría: "sípirili". pascual: entonces,¿a qué se debe tu necesidad? dulce maría: es un secretomisterioso. pascual: ah, está bueno.si no me puedes contar, no hay fijón.pero si necesitas lana, yo te puedo prestar.dulce maría: muchas gracias, pascual, pero a mi papitono le gusta que pida dinero prestado.pascual: ah, entonces no puedo hacer nada por ti.bueno, suerte, chamaquita.dulce maría: últimas prendas. aprovechen el gran remate.ambos: [ríen] paulina: entonces todofue un plan organizado por nuestros nietos...ay, pero qué ocurrencia. adolfo: sí...paulina: bueno, pero eso sí, debo aclararle que los niñosusaron sus ahorros para pagar el mariachi.adolfo: y me imagino que para comprar los pañuelostambién, ¿verdad? ya que lo menciona,déjeme decirle que canta usted muy, muy bonito, de veras.paulina: ay, por favor, solo soy una aficionada.adolfo: paulina, usted me ha perdonado por mi--paulina: ay, olvídelo, por favor, don adolfo.tiene gracia que nuestros nietos hayan decidido que usted y younamos nuestras soledades, ¿no le parece?adolfo: sí, sí, claro, eso tiene gracia, ¿verdad?paulina: ay, sí, mucha. lluvia: ¿cuánto dinero sacastecon la superventa de tu ropa, dulce maría?dulce maría: 240 pesos. yo creo que con estome alcanza, pero por las dudas consultarécon una gran amiga que tengo.cecilia: ¿me ayudas a preparar la maleta de mi pequeña?estefanía: por supuesto. en miami debe estarhaciendo mucho calor. llévale ropa ligera.¿y la ropa de mi muñeca? cecilia: desapareció.angélica: vender tu ropa fue una travesura,pero una travesura hecha con muy buen corazón.dulce maría: mamita, cuando llegue a la casa,¿crees que se me arme la gran bronca?angélica: sí, mi tortolita. aunque cecilia te perdonaráen seguida, tu papito será un poquitito más severo.pero cuando conozca los motivos que te impulsaron a actuar así,también te perdonará. pero tal vez rezongueun poquito. dulce maría: lo bueno esque cuando mi papito me rezonga, al ratito se le quita.angélica: [ríe] lucía: ustedes siemprehan hecho blanco de sus bromas a la alumna larios.definitivamente me cuesta trabajo creer que dulce maríahaya vendido su ropa en el recreo.bárbara: si no nos cree, llame a pascual y pregúntele.él también la vio.cecilia: luciano, te pido que seas tolerantecon mi pequeña y, antes de regañarla,le preguntes de buena manera qué hizo con su ropa.luciano: ay... silvestre: ya está aquíla chiquitina. dulce maría: hola, papito.hola, mamá. hola, "tiuchis".luciano: ahórrese tantos saludos, señorita, y cuéntenos,¿hubo alguna novedad en el colegio?dulce maría: no, papá, ninguna. luciano: ¿estás segura?lucía: no se quede callado, pascual.le exijo que me diga la verdad. pascual: pues, la neta--pues, sí es cierto, reverendita. dulce maría estaba vendiendosu ropa en el recreo. varias niñas se la compraron.frida: ¿vio, reverenda? bárbara: ahora sí dijimosla verdad. lucía: silencio.fortunata: ordene usted, reverenda.lucía: me acabo de enterar que la alumna larios estuvovendiendo su ropa en el recreo. quiero que averigüe quiénesfueron las alumnas que la compraron y tráiganlasa la dirección inmediatamente.luciano: ¿estás segura que nada especial ocurrióhoy en el colegio? dulce maría: nada, papito.[timbre]adolfo: buenas tardes. tengo algo maravillosoque contarles. cecilia: entonces vayamosa la sala. estefanía: sí, magnífica idea.cecilia: así que fue a visitar a paulina.pero díganos, ¿cómo le fue? adolfo: bueno, me gustaríaque estuviera mi nieta presente aquí para no repetirla historia dos veces. estefanía: yo iré por ella.luciano: me complace verlo tan animado, don adolfo.hasta el carácter le cambió. por lo visto le fue muy biencon la señora paulina. adolfo: ya les contaré.cecilia: ¿y mi consentida? estefanía: eh, ella no--no está en su habitación, pero dejó esta cartapara ustedes. ambos: ¿una carta?[música][música] dulce maría: hola.centavito--centavito-- centavito: ¿qué hubo,dulce maría? ¿qué haces por acá? dulce maría: vine a pedirteun favor de varón varonero. [canijo] dichosos los ojosque te ven, mi chiripa del alma. [chiripa] añales de no verte,canijo. más te vale que te estésportando bien. [canijo] seguro, mi chorreada.ya sabes que tú eres la meritita dueña de mi corazón.adolfo: bueno, ¿qué dice esa carta, cecilia?cecilia: pide que no nos preocupemos.que fue a hacer una buena obra y que regresa a las seis.¿a qué buena obra se referirá mi muñeca?luciano: [bufa] no lo sé, no lo sé.pero nuevamente abandona la casa a escondidas.seguramente otra vez se meterá en un líocomo acostumbra. [teléfono]silvestre: casa de la familia larios, donde seguramentedentro de breves instantes estaremos todos angustiados.ah, sí--sí--sí--un momento, sí. es la reverenda lucía.cecilia: yo la atenderé. hola, reverenda.¿cómo? sí, sí, por supuesto.claro. saldremos inmediatamentepara allá. todos: ¿qué dijo?cecilia: la cosa más extraña del mundo.dijo que vayamos al colegio con 240 pesos.lucía: los señores larios ya están avisadosy vienen para acá. hay algo que me gustaría saber.¿les comentó dulce maría a alguna de ustedespara qué quería el dinero? frida: estoy seguraque lluvia, juanita y alfonsina están mintiendo.bárbara: sí, ellas son las compinches de dulce maríay saben todo. fortunata: hagan memoria, niñas.lluvia: dulce maría solamente dijo que supernecesitaba dinero,pero nunca nos dijo para qué. lucía: está bien.que sea la última vez que ocurre algo tan insólito.estamos en un colegio, no en un tianguis.pueden retirarse.luciano: cecilia, apúrate.estefanía: estoy segura que no se trata de nada malo.luciano: claro, no se trata de nada malo.mi hija sale y dice que volverá a las seis y no se tratade nada malo. debemos ir al colegiocon 240 pesos, sabrá dios por qué y no se trata de nadamalo. cecilia: ya estoy lista.silvestre, por favor, encárgate de arturito.silvestre: no quedará en mejores manos.estefanía: ¿qué pasa? luciano: pasa que tengoun huracán andante como hija. eso es lo que pasa.centavito: gasolina, gasolina. gasolina: aquí estoy, centavito.centavito: ¿dónde? que no te veo.gasolina: acá. ¿qué tal, mi centavito?¿y ahora esta chava? centavito: ella esmi cuatacha, dulce maría. dulce maría: hola, gasolina.me llamo dulce maría larios, pero mis contemporáneosme llaman dulce maría a secas. gasolina: mucho gusto.yo soy el gasolina. chiripa: apa, nombrecitoque se bota ese cuate. dulce maría: me dijocentavito que tú nos puedes llevar a esta dirección.gasolina: [silba] híjole, chamaca, esto queda rete lejos,¿eh? el viaje te va a costar algo cariñoso.centavito: no seas mala onda, gasolina.hazle una rebajita. gasolina: sale y vale.pero ¿tienes lana con que pagar? dulce maría: sípirili.gasolina: entonces, andando. centavito: sale y vale.fortunata: acaban de llegar los larios, reverenda,y vienen con refuerzos. lucía: mientras yo hablocon ellos, vaya por pascual. fortunata: voy volandomás veloz que un águila.luciano: buenas tardes, reverenda.adolfo: buenas tardes. lucía: buenas tardes.siéntense, por favor. estefanía: gracias.cecilia: gracias. estefanía: pero esta ropaes de mi muñeca. cecilia: precisamente hoy,cuando íbamos a hacer la maleta del viaje, nos dimos cuentaque la ropa de la niña había desaparecido.luciano: ¿qué hace esa ropa aquí?lucía: dulce maría la trajo. adolfo: ¿y para qué hizoeso mi nieta? lucía: para venderla.dulce maría vendió toda su ropa a las niñas del colegio.dulce maría: ¿falta mucho para llegar, gasolina?gasolina: no, ya merito. pero para allá está re feo.está el camino lleno de baches. dulce maría: no importa,gasolina. tú sigue y, porfis, apúrate.tengo que estar de regreso en mi casa a las seis.lucía: hice un cálculo del dinero pagado por las niñasy fueron 240 pesos. por supuesto,ahora que todas las alumnas devolvieron la ropa,ustedes tendrán que reembolsarles su dinero.luciano: claro, claro. cecilia: reverenda,¿sabe usted por qué dulce maría vendió su ropa?lucía: no, no, cecilia. cuando me enteré, ya iba rumboa su casa. [llaman a la puerta]fortunata: aquí está don pascual.todos: pascual. pascual: [ríe] con el permisito.me--me da harto gusto volverlos a vicentear.ya no soy riquillo y me retaché para acá,para lo mío. luciano: nos da mucho gusto,pascual. lucía: por favor, pascual,explíqueles lo que le dijo dulce maría.pascual: bueno, yo la vi vendiendo sus garritasy le pregunté por qué lo hacía y me dijo que necesitabaharta lana. luciano: pero eso es absurdo.a mi hija no le hace falta nada. fortunata: eso lo dirá ustedpero yo pienso-- lucía: silencio, hermana.tomará la palabra cuando yo se lo diga.adolfo: dulce maría salió de su casa dejando una cartadonde explicaba que iba a hacer una obra de bien.estefanía: claro, si vendió su ropa va a usar el dineroen esa buena acción. cecilia: suena lógico.luciano: muy lógico. tan lógico que en estosmomentos no sabemos dónde está dulce maríay mucho menos con quién. >> así que esa mocosade los infiernos está haciendo una obra de bien.a mí también me ayudará mucho en mis planesesa chiquilla. dulce maría: aquí es, gasolina.gasolina: si no me equivoco esta es la casa que estás buscando,dulce maría.dulce maría: porfis, espérenme aquí.voy volando que-- ay, ya se me hizo bien tarde.silvestre: así que la chiquitina vendió toda su ropa.estefanía: pero te aseguro esta no fue una travesura.a mi muñeca la impulsó un buen propósito.luciano: aunque así fuera, ella tenía la obligaciónde participarnos lo que pensaba hacer.una niña de seis años no puede tomar decisionesde adultos. adolfo: luciano, no seastan intolerante con dulce maría. cecilia: si mi consentidate hubiera pedido permiso se lo hubieras dado.luciano: basta de justificar lo injustificable.desde ahora les digo una cosa. todos: ¿qué cosa?luciano: dulce maría recibirá un castigo ejemplar.todos: ¿qué castigo? luciano: no irá con nosotrosal viaje de miami. dulce maría: gracias, pablito.pablo: gracias a ti, dulce maría.dulce maría: que se alivie pronto, señora.jacinta: gracias, chatita. dulce maría: ya me voy.adiós. pablo: adiós, dulce maría.te lo dije, madrina. ya tenemos dinero para comery para comprar tus medicinas. jacinta: bendita sea esa niñay bendito seas tú por ser tan bueno, pablito.centavito: ahí viene la cuatachona.dulce maría: ¿qué hora es? gasolina: son diezpara las siete. dulce maría: santa cachucha.vámonos rápido. les dije a mis papitosen la carta que volvería a las seis.gasolina: [gime]centavito: a ver, yo te echo aguas.gasolina: a ver, el cinturón.ya nos atascamos. centavito: tenemos que empujar.ayúdame, dulce maría.[música] luciano: van a ser las ochoy dulce maría dijo que llegaría a las seis.cecilia: ¿qué le pudo haberpasado? luciano: no sé qué pudohaberle pasado, pero sí sé lo que le pasarácuando aparezca. estefanía: ay, pobrecita.¿dónde estará mi muñeca a estas horas?[jadea] dulce maría: gracias, centavito.nos vemos, gasolina. gasolina: échate un buen bañoporque te enlodaste mucho. dulce maría: adiós, cuatacha.canijo: adiós, chiripa de mi alma.chiripa: adiós, canijo. pórtate bien.[timbre] silvestre: debe serla chiquitina. dulce maría: ¿qué tal?¿cómo están? luciano: pero--pero--cecilia: mi pequeña. adolfo: tesoro mío,¿cómo vienes así? gabriel: hija, ¿qué te ocurrió?estefanía: no--no explico qué te pasó.luciano: ¿de dónde vienes a estas horas y en semejanteestado? dulce maría: yo lo dejétodo escrito en una carta, pero seguramente no la leyeron.luciano: te equivocas. yo estoy enojadodesde que la leí. cecilia: mi pequeña,explícanos qué te sucedió. ¿por qué vienes en ese estado?dulce maría: ¿en cuál estado, mamá?luciano: ¿la oyen? pero ¿la oyen?vuelve como vuelve. vuelve a la hora que vuelvey finge demencia. adolfo: ay, mi hijita, ¿paraqué necesitabas dinero? ¿por qué vendiste tu ropa en el colegio?dulce maría: en la torre, ya se enteraron.luciano: sí, ya nos enteramos. dulce maría: es que necesitabacomprar cosas. un amigo del canicode centavito nos llevó. se quedó atorado, perolo empujamos. sácatelas, nos enlodamos.estefanía: ¿y--y qué hay dentro de ese bulto, mi amor chiquito?luciano: seguramente regalos que compró para ellacon la venta de su ropa. eres una hija traviesay desobediente. y además, egoísta.que no te importa el sufrimiento que le causasa tus padres. dulce maría: eso no, papito.luciano: eso sí. si no, vamos a ver qué traesahí. gabriel: ¿flores?casandra: nunca más te volveré a ver, mamá.>> no te atormentes más, casandra.es mejor que te vayas a tu cuarto a descansar.casandra: no quiero descansar. quiero gritar de dolor.perdóname, mamá. perdóname por lo muchoque te hice sufrir. llévame contigo.ya no quiero vivir. >> nada ganas con ponerte así.ahora más que nunca debes mantener la calma.casandra: [solloza]dime-- dime todo lo que sepasde noé gamboa. ese hombre es mi padre y--y tengo derecho a conocer la verdad.¿él sabe de mí? >> lorena antes de--antes de morir lo llamó y se lo dijo.dulce maría: yo le pedí a pablito que hiciera muchosramitos que para podérselos comprar vendí mi ropa.cecilia: mi consentida. dulce maría: todo el dineroque conseguí se lo di a pablito para que comieran,que comprara medicinas para que su madrina se alivie.adolfo: eso que has hecho es un hermoso gesto.luciano: perdóname por llamarte egoísta injustamente.tengo la mejor hija del mundo y quiero abrazarla y besarla.dulce maría: papi. pascual: mañana, si ustedme lo autoriza, iré un momentito a ver al padrecito gabriel.es que quiero llevarle la lana que tengo para él.>> eso es lo que tú crees, jardinero mugroso.[teléfono] pero ese dinero será para mí.para mí. [teléfono]lucía: sí, qué alivio. gracias por avisarme, cecilia.que les vaya bien. hasta pronto.por suerte dulce maría ya apareció.fue a llevarle dinero a un niño necesitadoy mañana se va de viaje con sus papás.estefanía: lamentablemente, noé no podrá acompañarnosmañana al aeropuerto. me dijo por teléfonoque tiene que estar muy temprano en la oficina.[timbre] gabriel: yo tampoco podréacompañarlos. celebro misa a las ocho.silvestre: acaba de llegar una visita que les darámucho gusto recibir. >> sorpresa, dulce maría.mira quién te viene a visitar. dulce maría: chavelita--chavelita-- todos: [ríen][música] >> a aquiles le ha idomuy iban en el circo. acaban de regresar de texas.ya cobró su primer sueldo y fue a mi oficinaa pagarme lo que me debía.yo me negué a aceptar el dinero, pero él se empeñó.>> el circo donde trabaja mi papacito es muy grandey todos los artistas son mis amigos.dulce maría: papito, ¿chavelita puede ir con nosotros al viaje?luciano: si su papá está de acuerdo, no hay inconvenientepero tendremos que preguntarle cuando terminede dar su función. yo puedo ir a verlo al circo.dulce: trata de convencerlo, papi, porfis.prométele al señor payaso que cuidaremos muy bien de su hija.cecilia: yo no creo que aquiles se niegue.dulce maría: [ríe] viva.cecilia: mi amor, te estaba esperando.por fin se durmieron las niñas. estaban muy emocionadascon lo del viaje. ¿hablaste con aquiles?luciano: sí y dio su permiso para que chavelita viajecon nosotros. me dio la ropa de su hijay su pasaporte. cecilia: mm, qué bueno, luciano.mi consentida se pondrá feliz cuando despierte mañanay le confirmemos que chavelita irá a miami con nosotros.[teléfono] noé: ¿bueno?casandra: ¿noé gamboa? noé: sí, soy yo.¿quién habla? casandra: soy tu hija, casandra.mi mamá acaba de morir y te necesito.ven pronto, papá. ven pronto.dulce maría: [tararea]cecilia: ¿en cuánto tiempo llegaremos a miami, mi amor?luciano: aproximadamente en tres horas.ambas: [gritan] adriel: iremos donde yo decidao tu hija pagará las consecuencias.