null: nullpx
Funerales

Dos mujeres reclaman al mismo hombre muerto: una lo entierra, otra vela una urna vacía

Ivan Street falleció a los 67 años de una insuficiencia cardiaca. Las dos mujeres se presentaron en una funeraria de Baltimore diciendo ser su esposa y para organizar sus servicios funerarios. Una de ellas presentó una demanda a inicios de agosto contra la empresa por aceptar ambos servicios.
16 Ago 2021 – 11:52 AM EDT
Comparte
Cargando Video...

Una mujer, acompañada de su familia, celebró el funeral de su esposo en una funeraria de la ciudad de Baltimore en enero pasado. Al centro de la sala, una pequeña urna descansaba debajo de la fotografía del hombre fallecido. Sin embargo, según dice una demanda presentada por ella, la elegante caja de madera se encontraba vacía, sin un gramo de las reliquias de su esposo.

Demetra Street asegura que, al terminar el servicio del hombre con el que se casó en 2016, un empleado de la Wylie Funeral Homes tomó la urna donde se supone deberían estar las cenizas de Ivan Street, quien murió a los 67 años de una insuficiencia cardiaca congestiva el 9 de enero pasado, para llevárselas con él.

El empleado no le permitió a Street llevarse los restos de su marido, la razón, dijo ella: que su cónyuge había sido enterrado tres días antes en el cementerio Mount Zion de la misma ciudad a petición de otra mujer que, también, dijo ser su esposa.

La mujer alega que la funeraria llevó a cabo dos servicios a sabiendas de que se trataba de la misma persona “para cobrar doble”.

Ahora Street está demandando a la empresa funeraria por $8.5 millones argumentando que violó su contrato con ella y realizó declaraciones falsas para obtener ganancias.

El abogado de Street, Alex Coffin, aseguró al diario The Washington Post que esta "es una situación realmente triste. Ya es bastante difícil perder a un ser querido".

Por su parte, el presidente de la funeraria Brandon Wylie, negó al Baltimore Sun las afirmaciones de la señora Street: "Debido a las restricciones impuestas por nuestros requisitos de confidencialidad y la existencia de litigios pendientes, no tenemos la libertad de revelar toda la información sobre este asunto".

Además negó “con vehemencia las afirmaciones de la Sra. Street” y dijo que el asunto “se manejó con la mayor sensibilidad hacia los seres queridos de los fallecidos".

El WP asegura que fue la misma Demetra Street quien asistió a la casa funeraria el 13 de enero a identificar a su esposo y a entregar su acta de matrimonio. En ese momento, la mujer pagó $2,500 por concepto de cremación y el servicio funerario.

No obstante, otra mujer aparentemente también asistió a la funeraria argumentando que era la esposa de Iván Street.

Esa persona entregó una licencia de matrimonio de octubre de 1997 que carecía de sello legal, según dice la demanda a la que el WP asegura que tuvo acceso. Esa persona insistió en que se enterrara a Iván en el Zion Cementery.

Los empleados de la funeraria notificaron a Demetria Street sobre la presencia de la otra mujer. A lo que ella respondió que ignoraran cualquier petición que hiciera.

La demandante sostiene que la funeraria decidió seguir con los planes de la otra mujer. Street sostiene que habló directamente con Wylie para hacerle saber la situación y presentar una queja. Más tarde, un empleado se comunicó con ella para hacerle saber que rechazarían las instrucciones de la otra mujer y programarían una cremación y un servicio conmemorativo como ella lo solicitaba.

El servicio se llevó a cabo con la fotografía, flores y la urna donde supuestamente estaban los restos del hombre. No obstante, al concluir el evento, fue cuando la mujer pidió los restos de su esposo, de quien, también declaró, se había separado desde 2018 y estaban en proceso de divorció, pero nunca fue firmado.

A pesar de que en repetidas ocasiones Street solicitó las cenizas, “los acusados se negaron a permitirle a ella o a cualquier otra persona obtener las cenizas o ver la urna funeraria una vez concluido el servicio”, se lee en la demanda.

Street agregó que fue el mismo Wylie quien le dijo por teléfono que la funeraria había enterrado a Ivan en el cementerio. “Cuando Street expresó su descontento, Wylie supuestamente la ignoró y colgó el teléfono”, publica el Post.

La otra mujer que aseguró ser la esposa de Ivan Street no ha aparecido hasta ahora. Sin embargo, la demanda asegura que publicó una esquela el 20 de enero que decía: “A la memoria de mi amado esposo. Eras mi mejor amigo. Los muchos recuerdos amorosos que tengo del (tiempo) que compartimos me consolarán para siempre en tu ausencia. (...) Te extrañaré mucho, mi amor”.

Mira también:

Loading
Cargando galería
Comparte
RELACIONADOS:FuneralesMatrimonioDemandas

Más contenido de tu interés