null: nullpx

Hombre denuncia fue herido por policías de Austin durante una llamada sobre un incidente de salud mental

Seis agentes del Departamento de Policía enfrentan una demanda de abuso de poder por presuntamente herir al hombre durante una intervención.
30 Ago 2019 – 4:42 PM EDT

Una demanda federal presentada el jueves en Austin acusa a seis oficiales del Departamento de Policía de Austin de detener ilegalmente a un hombre y herirle el hombro durante un incidente de salud mental en noviembre de 2017.

Según la denuncia, el hombre identificado como Jim Templeton, llegó a su residencia y se encontró con los oficiales. Los oficiales sacaron armas y las apuntaron a Templeton, ordenándole que se pusiera de rodillas y esposándolo, dice la denuncia.

Templeton, que ahora tiene 57 años, dice en la demanda que los oficiales ignoraron sus súplicas para que le quitaran las esposas, lo que causó un dolor de hombro tan inmenso que cayó al suelo.

Un oficial luego obligó al hombre a ponerse de pie, "causándole tanto dolor que pensó que su hombro (izquierdo) estaba dislocado”. Las lesiones de Templeton requirieron una cirugía extensa, según la demanda.

Templeton, quien habló con los periodistas el jueves, dijo que no había hecho nada malo y que la policía respondió a la llamada de salud mental por error. Dijo que estaba en medio de un divorcio y alguien llamó a la policía para ver cómo estaba.

Los oficiales creían que podría haber tenido un arma porque Templeton había detenido a un intruso en su casa con un arma de fuego cuatro días antes. Pero Templeton dijo que no tenía una pistola con él o en su casa.

"Pero eso realmente no importa: se suponía que era un chequeo de bienestar; sin embargo, me tendieron una emboscada a punta de pistola”, dijo Templeton.

El abogado de Templeton, Brian McGiverin, del Centro de Derecho Comunitario de Austin, presentó demandas en el pasado alegando fuerza excesiva por parte de la policía de Austin.

La demanda dice que los oficiales abusaron de su poder cuando detuvieron a Templeton contra su voluntad porque "no tenían razón para creer que era un peligro para sí mismo o para otros".

La demanda se produce dos días después de que el jefe de policía de Austin, Brian Manley, anunciara que todos sus oficiales recibirían capacitación adicional para llamadas de salud mental después de dos auditorías y la Comisión de Seguridad Pública recomendó que hacerlo podría mejorar los resultados de esas llamadas.

Otra noticia que te puede interesar:


Publicidad