Política

Una alta participación demócrata catapulta a las primeras candidatas latinas al Congreso por Texas: así fueron las primarias

Verónica Escobar y Sylvia García obtuvieron la nominación por el partido demócrata para competir por un puesto en la Cámara en noviembre. El gobernador Greg Abbot ganó con holgura su derecho a repetir en el cargo, mientras que Beto O'Rourke disputará el puesto de senador a Ted Cruz.
7 Mar 2018 – 3:58 AM EST

El estado de Texas podría romper un comportamiento histórico el próximo año al enviar por primera vez al menos a dos mujeres al Congreso de Estados Unidos, quienes resultaron vencedoras en las elecciones primarias de este martes en ese estado.

Esta ha sido una de las novedades que han dejado las primarias en Texas, vistas como una especie de referéndum al gobierno de Donald Trump. En ellas se han elegido los candidatos de cada partido político para 222 puestos disponibles que se disputarán en noviembre.

Cerca de 1.5 millones de texanos depositaron su confianza en los republicanos. Y del otro lado del espectro político, los demócratas superaron el millón de votantes, una cifra que no alcanzaban en unas primarias de media legislatura desde 2002.

Más de 700 aspirantes se postularon en este proceso, de los que 182 han sido mujeres. Aunque las candidatas solo representan 26% del total de nombres en la boleta electoral, el número refleja un aumento significativo en comparación con años anteriores, casi tres veces más que en 2014, de acuerdo con datos del Center for American Women and Politics.

Observadores señalan que en muchos casos la participación femenina está impulsada por la ola nacional de empoderamiento y la creciente oposición al presidente Trump, un dato que resalta en un estado tradicionalmente republicano.

Los resultados ofrecieron el miércoles una panorámica de lo que podría estar por venir en las primeras elecciones de media legislatura.

Ofrecemos un resumen de lo más destacado de la jornada electoral:

El triunfo de dos mujeres latinas

De las casi 50 mujeres que se presentaban a escaños del Congreso en Texas, más de la mitad ganaron sus primarias directamente o pasaron a la segunda vuelta en mayo.

Verónica Escobar, exjueza del condado de El Paso, obtuvo la nominación por el distrito 16 para competir por el puesto que deja el representante demócrata en la Cámara, Beto O’Rourke, quien está compitiendo por el Senado federal.


Escobar logró 61.4% de los votos frente a su rival Dori Fenenbock, que alcanzó 22%. Es un distrito particularmente demócrata, que ganó en 2012 Hillary Clinton con un cómodo margen de 67%.

De origen méxicano estadounidense, Escobar, de 47 años, fue elegida en 2010 como juez del condado en El Paso y anteriormente trabajó como comisionada. Antes de entrar al servicio público fue profesora de literatura chicana en la Universidad de Texas, en El Paso.


Escobar piensa que en un estado como Texas, donde cerca de 51% de la población es latina, es importante tener legisladores que reflejen la demografía local. "Creo que es ventajoso enviar representantes al Congreso que se vean como nosotros y reflejen nuestra agenda", dijo al inicio de su campaña.

También la senadora estatal demócrata Sylvia García ganó su nominación por el distrito 29 (Houston) para competir en noviembre por el escaño en reemplazo del representante de EEUU, Gene Green.

García, de 67 años de edad, hija de inmigrantes mexicanos y nacida en el sur de Texas, obtuvo 63.2% de los votos y su competidor más cercano, Tahir Javed, apenas alcanzó 20.7%.

A diferencia de la anterior, la carrera política de Sylvia García ha sido de larga data en Texas. Ella se postuló para el Congreso en 1992 pero perdió contra Green, quien ha ocupado el asiento desde entonces. Ahora, él la apoyó en esta campaña y durante el fin de semana la acompañó en sus recorridos para captar votantes.


Es probable que ambas logren ser elegidas para un periodo completo en el Congreso y que se les unan más mujeres de ambos lados del espectro político en las elecciones de otoño, coinciden observadores políticos.

"Son cargos seguros para los demócratas, por lo que cualquiera que gane la nominación será elegida en noviembre", señaló Mark Jones, de Rice University. "Es virtualmente una certeza de que alguna de las dos resultará electa y el escenario más probable es que las dos lo sean".


Abbott arrasa y repite

Los candidatos demócratas a la gobernación de Texas Lupe Valdez y Andrew White pasaron este martes a segunda vuelta en las primarias para elegir al rival del actual gobernador, Greg Abbott, que arrasó en la contienda republicana.

Con 93.3% de los votos escrutados, Valdez, exsheriff de Dallas y una de las candidatas más mediáticas en las primarias, obtuvo una victoria parcial con 42,4% (418,000 votos) frente a 27.7 % de White.

Los dos se disputarán la candidatura en una segunda vuelta convocada para el próximo 22 de mayo.

Abbott, por su parte, no encontró rival en las filas republicanas y logró 90,4 % de los votos (1,368,053 votos), que le permiten optar a su reelección el próximo 6 de noviembre.


Por el Senado, O'Rourke Vs. Cruz

Otra de las contiendas interesantes de la jornada fue la del puesto a senador en Washington que ocupa actualmente Ted Cruz.

Cruz arrasó en las primarias con 85.4 % de los votos y optará a la reelección ante el demócrata Beto O'Rourke, que obtuvo 61.9 % en la votación demócrata.

O'Rourke, de 45 años, un congresista que ya tiene tres períodos, enfrentará una batalla cuesta arriba en las elecciones de noviembre, pero su campaña ha sido muy llamativa por el récord de recaudación y por salirse de los moldes tradicionales.

En los primeros 45 días del año, O'Rourke recaudó 2.3 millones de dólares frente a los 800,000 dólares de Cruz. O'Rourke se jacta de que no está tomando ningún dinero de PAC, sino que confía en las contribuciones de 25 dólares.

La batalla electoral entre O'Rourke y Cruz promete ser intensa en ideología y estilo: el republicano fue el único senador que votó en contra de lanzar un debate formal sobre la política de inmigración el mes pasado mientras que O'Rourke es un defensor de una reforma exhaustiva de la inmigración; Cruz defiende de los derechos relacionados con las armas de fuego, mientras que O'Rourke ha firmado un nuevo proyecto de ley que restablecería y construiría sobre la prohibición expirada de las armas de estilo militar.

Otros nominados

En las primarias para vicegobernador, el ultraconservador Dan Patrick obtuvo el derecho a buscar su reelección tras lograr 75.9 % de los votos, aunque aún no está claro a quien enfrentará, pues el demócrata Mike Collier (52.6 %) lidera un ajustado recuento frente a Michael Cooler (47.4 %).

Tanto el comisionado de Tierras, George P. Bush, hijo del exgobernador, como el comisionado de Agricultura, Sid Miller, ganaron sus respectivas primarias.

Bush enfrentará en noviembre al candidato demócrata de origen hispano Miguel Suazo, quien logró la nominación con 70% de votos.

En una carrera que ha atraído la atención nacional, los demócratas Lizzie Pannill Fletcher y Laura Moser deberán definir en segunda vuelta quién será la candidata a suceder al representante John Culberson.

Fletcher ha sumado hasta ahora 29.3% de los votos frente a 24.3% de Moser.


Participación y voto anticipado

Texas es el segundo estado más poblado del país y, en esta ocasión, su censo electoral sumaba más de 15 millones de personas registradas para ejercer su derecho al voto, aunque tan solo acudieron a las urnas cerca de 2.5 millones de votantes.

El voto anticipado de los demócratas en los 15 condados más poblados de Texas superó en más del doble el del anterior ciclo no presidencial de 2014, mientras que el de los republicanos tuvo un pequeño aumento.

El total de sufragios demócratas anticipados rebasó al de los republicanos, más o menos 465,000 votos contra 420,000, aunque la suma de ambas cifras representa menos de 9% del padrón electoral del estado.

Sin embargo, los demócratas no han ganado ninguno de los 29 cargos estatales desde 1994, la racha perdedora más larga de su tipo en la nación.

Es previsible que la situación persista este ciclo a pesar de cualquier posible “efecto Trump” porque los demócratas presentaron candidatos poco conocidos que enfrentarán a republicanos prominentes, como el gobernador Greg Abbott y el vicegobernador Dan Patrick. Incluso el fiscal general Ken Paxton, quien está encausado con varios cargos por fraude con valores, es favorito para la reelección.

Texas celebra las primeras elecciones primarias del 2018

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Elecciones 2018Texas