Política

¿Qué posibilidad tiene Lupe Valdéz, una demócrata, latina y lesbiana, de ganar la gobernación de la conservadora Texas?

La ex sheriff de Dallas hizo historia al lograr la nominación del Partido Demócrata, pero tendrá que hacer un gran esfuerzo para derrotar al gobernador republicano Gregg Abbott en su camino a la reelección.
26 May 2018 – 12:54 PM EDT

HOUSTON, Texas.- Latina y lesbiana, esa es la candidata a gobernadora, Lupe Valdéz, que los demócratas presentarán en noviembre en el estado de Texas.

Valdéz ganó la nominación frente a Andrew White, un demócrata caucásico y moderado. La ex sheriff del condado de Dallas pasó a la historia el martes al conseguir la candidatura. La primera vez que alguien de su perfil alcanza una posición como esta.

Pero una escasa participación en las urnas, junto a la popularidad de la que goza el actual gobernador, el republicano Greg Abbott, confabulan para complicar sus opciones y las del Partido Demócrata en un estado en el que siempre se presagian cambios, pero que continúa siendo un pilar de los conservadores.

De hecho, varios votantes interpretaron su elección como una señal de que las cosas están cambiando en Texas, donde residen 5 millones de hispanos elegibles para votar, y cuya creciente presencia es considerada como uno de los factores de ese cambio "inminente" del que se habla desde hace varios años.

“Este no es un estado republicano, sino un estado que no vota. Si las personas registradas para votar lo hicieran ahorita mismo, ganábamos. Si los latinos votaran, ganaríamos y estaríamos en una situación mejor y nos tendrían respeto", dijo Valdéz en vísperas de las primerias a Univision Noticias.

Pero analistas políticos locales, como Brandon Rottinghaus de la Universidad de Houston, interpretan la victoria de Valdéz como un reflejo más de lo que ocurre dentro del Partido Demócrata y sus expectativas frente al voto hispano.

“Quieren enaltecer más la visión progresista del partido y un candidato que pueda estimular el voto latino. No se puede atribuir su triunfo a la operación de campaña en el terreno, ni a su presencia en publicidad -que fue baja-”, explicó a Univisión Noticias.

Números insuficientes

Valdéz se impuso ante White con una diferencia de apenas 26.200 votos, con un 53.3% de las preferencias. Esto a pesar de contar con el respaldo del liderazgo demócrata local, incluyendo varios de los representantes del partido dentro y fuera del estado.

“Es sorprendente que a pesar del apoyo que recibió no lograra una mayor ventaja frente a White. Es un reflejo de la preocupación que existe en torno a su capacidad para ser gobernadora y de tener una campaña efectiva en contra de Abbott”, comentó a Univisión Noticias el profesor y analista político de la Universidad de Rice Mark Jones.

“Los votantes se relacionan con ella a nivel personal, pero después del debate quedó claro que no está preparada para discutir temas de política pública”, agregó, al comentar sobre el debate celebrado el 11 de mayo pasado.


Valdéz lideró un estilo de campaña cercano a los votantes, con temas cotidianos, donde salud e inmigración fueron protagónicos. Pero tuvo grandes caídas en su camino a la candidatura. Entre ellas decir que estaba abierta a incrementar los impuestos y luego negarlo.

El periódico Dallas Morning News no le dio su respaldo debido a la “desconexión de Valdéz con asuntos estatales” particularmente en el área de finanzas. Un elemento que Abbott ya está utilizando en su contra.

"En una carrera cuesta arriba, donde la popularidad de Abbott tiene casi asegurada la victoria republicana, el Partido Demócrata puso a alguien en la boleta electoral que refleja al ala progresista y diversa del partido, en una campaña que se anticipa no sea competitiva", dijo Rottinghaus.

Participación

Durante las primarias de marzo los demócratas obtuvieron un alza en la participación con cerca de 1 millón de votos, lo que alimentó la teoría de la por algunos esperada 'ola azul' que arrasará en las elecciones de noviembre.

Sin embargo, en la votación de este martes, donde además de la carrera por la candidatura a la gobernación figuraban 17 candidaturas para el Congreso federal, la participación de los votantes llegó sólo a 415.000.

Jones admitió estar sorprendido por los resultados, precisamente a la luz de los números en la primaria de marzo. “Los números fueron bajos y es una mala señal para los demócratas”, reconoció.

Según Rottinghaus el resultado se debe a que los demócratas “realmente no ven que la es sheriff tenga posibilidades de ganar”.

En 2014 Abbott obtuvo la gobernación con una ventaja de 19 puntos frente a la senadora estatal Wendy Davis, a pesar de la gran expectativa que generó la campaña de la candidata demócrata, quien ese año adquirió notoriedad nacional al protagonizara un filibuster para tratar de impedir la aprobación de una restrictiva ley contra el aborto.

Actualmente el gobernador Abbott cuenta con 41 millones de dólares para invertir en su campaña y una sólida base de apoyo. La candidata demócrata cuenta con menos de un millón de dólares para la campaña.

Al aceptar su candidatura Valdéz reconoció que era una batalla cuesta arriba, pero insistió en que toda su vida ha sido así.

Y aunque ella reconoció en una entrevista con Univision Noticias que el reto no es fácil, la que fuera la máxima autoridad policial del segundo condado más grande del estado durante 13 años, está segura de que nadie puede frenar su impulso.

Hispanos en Texas explican por qué votan en las primeras primarias del 2018

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Elecciones 2018Texas
Publicidad