publicidad
Rubén Ramírez Cárdenas fue sentenciado a la pena capital por la violación y asesinato de su prima Mayra Laguna, de 16 años de edad.

Texas ejecutó a un mexicano pese a la oposición de México y organizaciones de derechos humanos

Texas ejecutó a un mexicano pese a la oposición de México y organizaciones de derechos humanos

La Corte Suprema de Justicia le negó un último recurso al condenado a muerte y se le aplicó la pena capital por la violación y asesinato de su prima Mayra Laguna, de 16 años de edad, en 1997.

Un mexicano será ejecutado en Huntsville, pese a la oposición del gobierno de México Univision

HOUSTON, Texas. – A las 10:26 pm de este miércoles 8 de noviembre, en la prisión de Huntsville en Texas, fue ejecutado el mexicano Rubén Cárdenas Ramírez, de 47 años de edad, luego de que la Corte Suprema de Justicia le negara un último recurso de apelación presentado por su defensa.

Cárdenas fue hallado culpable y sentenciado a pena de muerte por la violación y asesinato de su prima Mayra Laguna, de 16 años de edad, en 1997. Según registros judiciales, durante un interrogatorio que duró horas, el acusado admitió que había entrado al cuarto de la adolescente a través de una ventana, la había secuestrado, violado, asesinado y luego había abandonado su cuerpo cerca de un canal.

Relacionado
Anthony Shore, de 55 años de edad, será ejecutado este mi&...
Detienen la ejecución del 'asesino del torniquete' a pocas horas de entrar en la cámara de la muerte


A horas de ser ingresado a la cámara de la muerte, el Tribunal de Apelaciones de Texas denegó otro recurso de clemencia presentado por la defensa del mexicano. También fueron ignoradas las solicitudes para frenar la ejecución del gobierno mexicano y de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de Naciones Unidas (OHCHR).

La defensa había argumentado que se violaron los derechos como extranjero de su cliente cuando este fue detenido sin ser notificado al consulado de su país. Por esta razón, lo privaron de recibir asistencia legal adecuada.

Los abogados del mexicano intentaron también conseguir que se frenara la ejecución para que se realizarán pruebas de ADN que, según ellos, podrían haber probado la inocencia del reo, pero que el Tribunal de Apelaciones de Texas empleó "tecnicismos legales" para bloquear ese recurso, según dijo la defensa a Associated Press.

publicidad

Maurie Levin, una de las abogadas de Ramírez, había argumentado también, pero sin éxito, que las autoridades solo consiguieron obtener una confesión de su cliente tras 22 horas de aislamiento y de un intenso interrogatorio policial.

"Esta posible ejecución es de fundamental preocupación para el gobierno de México porque nosotros creemos que la pena capital es una sanción cruel, inhumana, dado lo irreparable de sus efectos, la imposibilidad de que sea graduada y porque, por supuesto, atenta contra la vida de un ser humano”, dijo Jacob Pardo, director general de protección a mexicanos en el exterior.

El funcionario agregó que en el caso de Rubén Ramírez Cárdenas se violó el derecho Miranda (el derecho a permanecer en silencio) y se le privó de recibir una asesoría legal adecuada durante el proceso al no notificar al consulado.

“Si la ejecución de (Ramírez) Cárdenas prosigue como está programada, el gobierno de Estados Unidos habrá implementado la pena de muerte sin cumplir con los estándares de derechos humanos internacionales”, dijeron expertos externos contratados por la OHCHR. “Esto será equivalente a una privación arbitraria de la vida”, agregaron.

La muerte de Ramírez Cárdenas es la séptima ejecución en Texas en 2017.

Vea También:

En fotos: La mirada de los asesinos más crueles del último siglo
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad