Negocios Exitosos

La panadería hispana que se salvó del cierre gracias a un tuit que se hizo viral

Detrás de un mensaje de Twitter, publicado por una chica que buscaba evitar el cierre del negocio de su familia, llegó una avalancha de clientes y pedidos que supera la capacidad de producción de 'La Casa Bakery', un ejemplo de superación de la comunidad hispana en EEUU.

HOUSTON, Texas. – Antes del 6 de diciembre de 2017, solo los vecinos del área del northside en Houston sabían que existía La Casa Bakery, una modesta panadería de barrio donde se consigue pan dulce mexicano preparado a diario.

Después de esa fecha, el lugar ha ganado fama mundial gracias a un mensaje publicado en Twitter que se volvió viral. “Hola todos, mi papá tiene una pequeña panadería/restaurante. Él mismo prepara todo el pan dulce. Ha estado pensando en cerrar, pero yo no puedo dejar que eso pase. Corran la voz, un retuit puede atraer a un potencial cliente”.

El texto estaba acompañado de un video en el que se ve a un adulto mayor en plena producción de pan: amasando, horneando y acomodando en las vitrinas el pan fresco. La autora del tuit es Jackeline, la hija de Trinidad Garza (don Trini), el panadero dueño del establecimiento, quien sale en el video.

Con la fama llegó una avalancha de nuevos clientes y pedidos que superaba la capacidad de producción del lugar. “No nos esperábamos esto”, dijo a Noticias Univision don Trini, agradecido por la respuesta de la gente, pero a la vez abrumado por los nuevos retos.

Los primeros días después de la publicación del tuit la panadería estaba repleta de clientes y el pan se agotaba rápido. No se daban abasto. Casi tres meses después, la demanda ha bajado, pero sigue siendo superior a lo que era antes, cuando las ventas apenas lograban mantener el negocio funcionando. “Ahora se mueve más, tuvimos que contratar una cajera, personal para la cocina y hasta un panadero”, relató la señora Alejandra, esposa de don Trini.


La familia no habla de cifras concretas de ventas, ni de porcentajes de aumento en la producción, pero saben que el negoció mejoró de forma sustancial.

El pequeño negocio era manejado antes, sin muchos apuros, por los esposos Garza y sus cuatro hijos, incluida Jackie. Se sostenían con una base pequeña de clientes y los ingresos moderados que recibían eran suficientes para el sustento de la familia.

Un día Jackie escuchó a su papá decirle a uno de sus clientes que las ventas estaban bajas y que iba a tener que cerrar o vender. Fue entonces cuando la chica tuvo idea de promocionar la panadería y lo hizo a través de Twitter. Publicó dos mensajes, sin tener ningún impacto. Pero eso no la desanimó, por el contrario, la impulsó a mandar uno nuevo incluyendo un video corto de su padre haciendo pan. Ese sí capturó la atención de los usuarios de la red y de ahí surgió un merecido reconocimiento al esfuerzo de don Trini y su familia.

“Lo hice (publicar el tuit) porque pensé que no era justo que mi papá hubiera hecho tanto trabajo auténtico y se fuera a desperdiciar”, dijo Jackie en una charla con Noticias 45 de Univision Houston sobre el poder de recuperación de la comunidad hispana ante la adversidad, que se transmitió en vivo por Facebook y Twitter y en la que también estuvo presente su padre y dos autoridades policiales de la región: Ed González, sheriff del condado Harris, y Arturo Acevedo, jefe de la policía de Houston.

La oportuna iniciativa de la jovencita ha logrado aumentar la clientela del negocio familiar y capturar la atención de medios en Estados Unidos y el exterior, que casi tres meses después del tuit siguen buscándola para que les cuente la historia de La Casa Bakery.

La notoriedad que ha ganado el negocio, por la cobertura mediática y por la estrategia de redes sociales que poco a poco ha venido implementando Jackie, ha hecho que el lugar sea un tipo de ícono local a donde turistas quieren venir para degustar el famoso pan dulce mexicano, preparado por su dueño de manera artesanal, cada mañana.

Don Trini es consciente de la popularidad de su aún modesta panadería, pero no visualiza, por ahora, hacer cambios significativos en el negocio. Así lo dejó entrever en una conversación informal con periodistas de Univision, previa a la charla transmitida en Facebook desde su negocio.

Mencionó que ha contratado “cuatro o cinco empleados”, la mayoría de medio tiempo, para poder suplir la nueva demanda, pero tiene claro que quiere mantener el concepto de pequeño negocio, con ventas constantes, que le represente un ingreso fijo para su familia.

“Queremos, mantener el negocio bien, estable, que no haya problemas económicos”, dijo don Trini el jueves, durante la transmisión en vivo. Cuando se le preguntó si iba a haber Casa Bakery para mucho rato, respondió con humildad: “Eso espero… que Dios me dé más salud y (poder) mantener el negocio”.

La postura conservadora del padre contrasta con la audacia y visión de su hija Jackie, quien a los 18 años y aun cursando el último año de preparatoria, tiene grandes planes para transformar el negocio familiar. Quiere estudiar administración de empresas para poder tomar las riendas del lugar en un futuro no muy lejano.

Desde ya está pensando en agregar nuevos productos a la panadería y más platos al menú del restaurante, hacer modificaciones estéticas y estructurales a la edificación. “Quiero construir un segundo piso, que tenga un mirador desde donde se pueda visualizar la ciudad… me encantan las vistas de la ciudad”.

En una entrevista fuera de cámara la jovencita dijo que sus planes son muy ambiciosos y que desde ya está empezando a informarse sobre cómo manejar un negocio en grande. Anticipa que piensa crear franquicias.

Orgullo hispano, reconocido por dos líderes hispanos

Ed González, sheriff del condado Harris, y Arturo Acevedo, jefe de la policía de Houston, no dudaron en aceptar la invitación de Univision para venir a la panadería La Casa Bakery a compartir un desayuno con los dueños del lugar y a sostener una charla sobre el poder de recuperación de la comunidad hispana ante las dificultades.

El sheriff González se mostró impresionado con lo que la chica logró con su mensaje en Twitter, no solo por el éxito que está teniendo el negocio de su familia sino porque sus acciones hablan de la fuerza de los hispanos. “Para mí es un orgullo estar aquí con la familia Garza, con don Trini, es un arte ser panadero, y queremos que sigan teniendo mucho éxito”, dijo González.

Acevedo, por su parte, destacó que Estados Unidos es súper poderoso en parte por los esfuerzos de esta comunidad inmigrante que ha venido aquí para trabajar de forma honesta, en la mayoría de los casos. Cree que las acciones de la chica ponen de relieve el poder y determinación de los hispanos, para quienes la familia es lo primero.

“Es un gran orgullo saber que una hija vio que había un problema con su familia y su negocio y tomó (el asunto) en sus propias manos… ese es un gran ejemplo de lo que es lo más bonito de nuestra comunidad hispana… trabajadora, fiel y familiar”, dijo el jefe policial.

El sheriff González mencionó también que la historia de la familia Garza es algo muy especial para él, que le llega al corazón, porque el creció en el mismo barrio donde está La Casa Bakery y su mamá también tuvo una panadería durante 30 años.

“La historia de los Garza es muy especial, pero no es única… muchos inmigrantes tienen historias similares, (incluso) al jefe Acevedo y yo, nuestros padres (nos inculcaron) el respeto por la cultura y el idioma, nos enseñaron a mantener el idioma (español) y hemos podido llegar a altas posiciones donde (el ser bilingüe) nos ha ayudado".

Ambos oficiales coincidieron en recalcar que la fuerza de la comunidad hispana, en medio del ambiente divisivo y antiinmigrante que se vive en la actualidad, tiene que trascender y hacerse sentir. Son muy conscientes del poder de liderazgo de los ‘millennials’ y los animan a ir más allá de los emprendimientos familiares para hacer escuchar su voz a través del voto.

“Pienso que hay mucho liderazgo entre los jóvenes… los hijos, la nueva generación está modernizando y llevando los negocios familiares a otro nivel y de eso se trata, que nuestro futuro sea mejor que nuestro pasado… es clave que los millennials utilicen el poder que tienen”, señaló González.


RELACIONADOS:ComunidadPequeña EmpresaRedes SocialesInterés HumanoTexas