Muertes

Madre hispana muere frente a sus hijos tras ser baleada por su pareja

Daniel I. Martínez golpeó con su pistola a Claudia Arriaga, su compañera sentimental, antes de dispararle en la cabeza durante una discusión frente a sus cuatro hijos, según autoridades.

HOUSTON, Texas. – Cuatro niños, con edades entre los 4 y los 17 años, quedaron huérfanos luego de que su madre, Claudia Arriaga, fuera asesinada de un disparo del hombre con quien sostenía una relación sentimental. Tres de los infantes presenciaron el incidente.

El presunto agresor, identificado como Daniel I. Martínez, de 35 años, está preso en una prisión del condado Harris (Texas) desde el sábado pasado, acusado de disparar y matar a la madre de 33 años de edad.

Los detectives que investigan el caso informaron que la muerte de la madre hispana se produjo después de una confrontación verbal con Martínez, en la vivienda que compartían al noreste de Houston, durante la madrugada del sábado 10 de febrero.

Según un reporte policial, el acusado confesó que, en medio de la acalorada discusión, golpeó a la víctima en la cara con una pistola. Tres de los cuatros hijos de la mujer, que estaban en la casa en el momento del incidente, entraron al cuarto donde discutía la pareja después de escuchar que su madre había sido agredida. Cuando la vieron sangrando, le suplicaron a Martínez que les dejara llamar a la línea de emergencias 911, pero en ese momento, según declaró el sujeto a la policía, apretó el gatillo y el disparó hirió a Arriaga.

Martínez, quien no tiene historial delictivo en el condado Harris, dijo a los oficiales que estaba cansado de discutir y en ese momento ‘explotó’, no pudo controlarse y le disparó a la mujer en la cabeza, en frente de sus hijos. Los tres menores fueron interrogados por investigadores sobre los hechos que presenciaron.

Ismael Treviño, un familiar de la víctima, declaró a Univision Houston que aún no logra entender qué pudo haber pasado porque ellos eran "muy amorosos".

Los cuatro hijos de Arriaga, de origen mexicano, tienen 4, 12, 13 y 17 años de edad y quedaron a cargo de la abuela materna.

“Ella era bien trabajadora... trabajaba bastante por sus hijos”, agregó Treviño.

Una conocida de la víctima creó una cuenta en la página de colectal Go Fund Me para ayudar a la familia a costear los gastos del funeral y para pagar por terapia (psicológica) para los niños que presenciaron el asesinato de su mamá.

“Era una madre amorosa, sus hijos siempre estaban primero que todo”, se lee en el post publicado en Go Fund Me.

Vea También: