Denuncias

Terrorismo y acoso sexual: un padre defiende a su hijo con síndrome de Down de las acusaciones de su escuela

El padre del niño, de origen jordano, dijo que la policía lo contactó para avisarle que una maestra sustituta había reportado a su hijo por decir en clase las palabras 'Alá' y 'boom'. Autoridades escolares desmienten esta versión.

HOUSTON, Texas. – Maher Suleiman, un jordano residente de Houston, asegura que su hijo de 6 años y quien sufre de síndrome de Down, Mohammad, fue reportado a la policía por sospechas de terrorismo y por acoso sexual contra una maestra.

“Así de la nada, me llamó un oficial de policía (de Pearland, Texas) para informarme que había recibido un reporte de la escuela en contra de mi hijo porque dijo las palabras 'Alá' y 'boom' y (la maestra) sospechaba que era un terrorista”, dijo Suleiman a Univision Noticias.


“Me duele porque no tienen bases para hacer una acusación como esta, mi hijo es discapacitado, no entiende nada, tiene problemas de lenguaje, ni siquiera puede hablar y ellos lo acusan de ser terrorista… a un niño de 6 años”.

El padre sostiene que nunca fue contactado por la escuela para comentarle del supuesto comportamiento de su hijo, sino que lo reportaron directamente a las autoridades. Considera que este es un claro caso de discriminación e intolerancia porque son musulmanes.

Aclara que la maestra que presuntamente hizo el reporte es una sustituta que está reemplazando a la profesora regular de su hijo. "La maestra que tenía antes lo trataba muy bien. Pero la cambiaron y nunca me avisaron, ni siquiera conozco a la nueva", asegura.

Suleiman relató que tras ser contactado por la policía llamó a la escuela y habló con la directora, quien le dijo que el alumno estaba acosando sexualmente a su profesora y que había dicho varias veces en el aula de clases la palabra “boom”.

El desconcertado padre no entiende cómo es posible que sospechen de su hijo discapacitado y que hayan puesto a toda la familia bajo la lupa de las autoridades. La agencia de Servicios de Protección al Menor (CPS) los está investigando, según contó. “Vino una investigadora a la casa y nos dijo que quería asegurarse de que todo estuviera bien”, dijo.

La familia se puso en contacto con el activista de derechos civiles Quanell X para denunciar lo que les ocurre.

“En un comienzo pensé que, por la barrera del lenguaje, la familia podría haber malinterpretado lo que les dijeron, pero cuando vi el reporte que se presentó a la policía, quedé impactado”, dijo Quanell X a Univision Noticias. “Este es un caso extremo y perturbador”, agregó.

La policía de la ciudad de Pearland confirmó en un mensaje que ellos si recibieron una denuncia por parte de la escuela en relación al niño con síndrome de Down, pero determinaron que no era un asunto policial y no se involucraron.

El activista se puso en contacto con el superintendente del distrito escolar de Pearland, al que pertenece la escuela en cuestión, para buscar respuestas sobre el incidente, pero no encontró el respaldo que esperaba.

“El funcionario mencionó que el niño además de lo que dijo, estaba imitando un arma con su mano… no puedo creer que estén sospechando que un pequeñito discapacitado pueda ser un terrorista solo porque su familia es musulmana”.

Quanell X criticó que la escuela tenga una maestra a cargo de clases de educación especial sin el entrenamiento adecuado para lidiar con estudiantes con discapacidades. Cree por esa falta de preparación, la maestra sustituta provocó que la policía y los servicios de protección al menor iniciaran una investigación contra el niño y su familia.

“La maestra tendría que ser despedida y el distrito debería disculparse con la familia, además deberían empezar a impartir entrenamiento para saber cómo manejar el tema de la religión”, dijo Quanell X.

El activista agregó que están en comunicación con otros líderes locales para tratar de encontrar que se haga justicia con esta familia.

Una vocera del distrito escolar de Pearland envió un comunicado a Univision en el que desmiente la versión del incidente que Suleiman ha contado a los medios. “No es verdad que una maestra sustituta haya hecho un reporte policial por un incidente con este niño. La maestra sustituta no estuvo involucrada de ninguna manera en el reporte", dijeron. "Tampoco es cierto que el alumno se vio afectado de manera negativa por el personal de la escuela. El reporte no se hizo por las creencias religiosas del niño o sus padres o porque se tema que el niño haga un acto terrorista. Las razones del reporte son serias, pero no podemos revelarlas por motivos de privacidad de todos los involucrados”.

Ve también:

RELACIONADOS:AmenazasMusulmanesDerechosTexas