Condenas

50 años de cárcel para hombre que mató a tres miembros de una familia por conducir borracho

Jeremy Paul Valdez se pasó un semáforo en rojo a más de 100 millas por hora y chocó contra un auto en el que viajaban tres integrantes de una familia. El hombre trató de huir de la escena, pero fue detenido por testigos del hecho.

HOUSTON, Texas. – Jeremy Paul Valdez, de 27 años de edad, fue sentenciado a 50 años en prisión el pasado jueves, tras declararse culpable de manejar borracho y ocasionar un choque en el que murieron tres miembros de una familia en mayo de 2016.

Valdez manejaba una camioneta a más de 100 millas por hora, en una carretera al noroeste de Houston, cuando se pasó un semáforo en rojo y chocó contra un auto compacto en el que viajaba Mauricio Ramírez, de 18 años, y sus padres, Hilda, 42 años, y Emilio Ávila, 32 años, según reportaron las autoridades del condado Harris.

El chico acababa de recoger el gorro y la túnica que usaría en su ceremonia de graduación, en la preparatoria Klein Oak de Spring (Texas), cuando el auto de su familia fue impactado. Todos murieron en la escena.

"Tres personas perdieron la vida y una luz joven y resplandeciente se extinguió antes de que pudiera brillar. Esta fue una tragedia para toda la comunidad", dijo Sean Teare, jefe de la división de delitos vehiculares en el condado Harris.

Los esposos Ávila tenían otros dos hijos menores que se encontraban en la casa de sus abuelos cuando ocurrió el accidente.


Valdez, el causante del accidente, logró salir con vida y trató de escapar a pie del lugar, pero fue capturado y retenido por buenos samaritanos. El sujeto fue arrestado y las autoridades determinaron que tenía una concentración de alcohol en su sistema sanguíneo tres veces por encima del límite permitido.

Las autoridades informaron en ese entonces que Valdez tenía tres convicciones previas por manejar embriagado. Estuvo encarcelado durante dos años luego de que oficiales lo sorprendieron manejando borracho en 2013.

En otro incidente, Valdez protagonizó una persecución de 22 millas que terminó cuando su vehículo chocó con una camioneta en la que se movilizaban dos mujeres, quienes tuvieron que ser hospitalizadas.

“Esta sentencia garantiza que la familia puede empezar el proceso de recuperación sin temor a una apelación y que la comunidad estará a salvo de este delincuente habitual durante al menos 25 años", dijo Teare al tiempo que recalcó que este tipo de delitos no quedan impunes.

Vea También:


RELACIONADOS:MuertesAccidentesDUITexas