Arrestos

Imputan cargos de asesinato contra hispana señalada de matar a una madre hondureña y de robarle a su bebé recién nacida

Ericka Gisela Miranda-Álvarez, de 28 años, fue acusada de matar a su amiga Carolina Flores y de robarle a su bebé recién nacida el pasado 19 de diciembre. La policía dijo que esta mujer estaba esperando un hijo, pero tras sufrir un aborto siguió fingiendo estar embarazada. Fue arrestada y enfrenta cargos de asesinato con posibilidad de pena de muerte.
21 Dic 2017 – 1:18 PM EST

HOUSTON, Texas. - La policía de Houston confirmó el arrestó de Ericka Gisela Miranda-Álvarez, de 28 años, como presunta responsable de matar a la hondureña Carolina Flores y de robarle a su bebé Shamali el pasado 19 de diciembre.

La mañana de este jueves, la policía anunció que habían hallado a la criatura sana y salva.


Arturo Acevedo, comandante de la policía de Houston, dijo, en una rueda de prensa este jueves, que él y agentes de varias agencias del orden estaban presentes en un complejo de apartamentos del suroeste de Houston, cerca de la media noche del miércoles, recogiendo pistas sobre el asesinato de la madre y secuestro de la menor cuando uno de los agentes vio a una pareja con un bebé. Parecía que estaban alistándose para salir. Se trataba de Miranda-Álvarez y su novio.

Los agentes los abordaron y al comparar a la bebé que tenían con las fotos de la pequeña Shameli, descubrieron que se trataba de ella. La mujer fue interrogada, arrestada y se le interpusieron cargos de aseinato con posibilidad de pena de muerte, el máximo castigo en Texas. El novio está siendo investigado, pero hasta ahora no enfrenta ningún cargo.

La teoría que manejaba la policía de Houston con relación al asesinato de la madre hondureña y del secuestro de su bebé recién nacida, resultó ser cierta. Acevedo dijo que la sospechosa estaba esperando un hijo, pero sufrió un aborto y decidió seguir fingiendo que estaba embarazada ante su novio y sus amistades.

Miranda-Álvarez, según Acevedo, se había hecho amiga de la víctima a través de su hermano y fue así como pudo llevar a cabo el macabro plan. El nacimiento del hijo que esperaba la acusada debía ocurrir en enero, pero la mujer le dijo a su novio y a sus familiares que había dado a luz en los primeros días de diciembre y que el bebé se había tenido que quedar hospitalizado. El 19 de diciembre, justo después del asesinato de la hondureña, la presunta agresora apareció con el bebé en su residencia y dijo que lo traía del hospital, según el relato del comandante Acevedo.

Acevedo reconoció la cooperación de la comunidad hispana en la resolución de este caso, pero no dio muchos detalles de cómo se llevó a cabo la investigación.

La recuperación de la bebé Shameli, sana y salva, fue un momento de júbilo para todos los agentes del orden que participaron en la investigación, según Acevedo. "En medio de la tragedia, de saber que no podemos devolverle la vida a la madre, nos sentimos muy contentos de haber encontrado a la niña ilesa", destacó.

Vea También:

En fotos: Así se resolvió el asesinato del niño ‘Piqui’, cuyo cadáver fue encontrado en el lago Cachuma

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:AsesinatosSecuestroTexas
Publicidad