null: nullpx

Conoce los vampiros dentro de la mitología mexicana

Los vampiros siguen causando misterio y curiosidad alrededor del mundo. ¿Tú crees en ellos?
20 Oct 2020 – 06:36 AM EDT
Reacciona
Comparte
1/17
Comparte
Gracias a Drácula, la obra literaria más famosa del escritor irlandés Bram Stoke, se impulsó el misticismo alrededor de la creencia de seres que se alimentan de la esencia vital de otros seres vivos (usualmente bajo la forma de sangre) para sobrevivir, y que conocemos como vampiros. Crédito: Shutterstock
2/17
Comparte
Drácula narra la historia ficticia basada en el personaje real del príncipe de Valaquia Vlad III, nacido como Vlad Drăculea, más conocido como “Vlad el Empalador” debido a sus sádicas prácticas. Shutterstock
3/17
Comparte
A lo largo de la historia, y en numerosas culturas, han aparecido diversas creencias sobre estas criaturas, tanto en la mitología como en el folclore de pueblos muy diferentes entre sí. Culturas como la mesopotámica, la judía, la griega y la romana incluyen dentro de su mitología cuentos acerca de entidades demoníacas y espíritus sedientos de sangre que se consideran precursores de los vampiros modernos. Crédito: Shutterstock
4/17
Comparte
En México no es la excepción y a lo largo de su historia, han existido distintas leyendas que aseguran la existencia de estos seres místicos. Crédito: Shutterstock
5/17
Comparte
Tlahuelpuchi
En la cultura folclórica de Tlaxcala, se trasmite la creencia de que existe la Tlahuelpuchi, una bruja vampiro que chupa la sangre de los bebes hasta que mueren. Existen al menos un centenar de leyendas; en el pasado, a su maldad se le culparon las imprevistas muertes de bebés, debidas en realidad a lo que hoy conocemos como el síndrome de la muerte de cuna o muerte blanca.
Crédito: Shutterstock
6/17
Comparte
Al nacer, un Tlahuelpuchi no se puede distinguir de un bebé normal, pero las diferencias se manifiestan en la pubertad, cuando este horroroso ser advierte una incontrolable necesidad de tomar sangre humana, particularmente de bebés de entre 3 y 10 meses de vida, ya que son más nutritivos. Crédito: Shutterstock
7/17
Comparte
Estos individuos tienen el poder sobrenatural de transformarse en animales, principalmente en aves y, dentro de esta especie, el guajolote es el más común. Las tlahuelpuchis no pueden transformarse en animales en presencia de la gente normal, para ello la hipnotizan o se retiran a donde no puedan ser vistas. Crédito: Shutterstock
8/17
Comparte
El rito que realizan para adquirir este don de transformación, según se cuenta, se hace el último sábado de cada mes, después de la media noche. Crédito: Shutterstock
9/17
Comparte
Para proteger a los pequeños de los ataques de este monstruo se acostumbra embarrar ajo en el cuerpo de los bebés y protegerlos con medallones de plata en el cuello, o también poniendo cruces, espejos o tijeras abiertas en cruz cerca de la cuna. Crédito: Shutterstock
10/17
Comparte
Cuando se transforma en animal, su cuerpo irradia una particular luz fosforescente, que revela su identidad. Y es propio gracias a esta señal que los cazadores de vampiros llegan a reconocer al Tlahuelpuchi y lo pueden matar. Crédito: Shutterstock
11/17
Comparte
Camazotz
Es un personaje de la mitología mesoamericana, considerado como el dios murciélago de aztecas y mayas, además de ser un maestro de los misterios de la vida y la muerte, también simbolizaba la noche, la muerte y el sacrificio
Crédito: Shutterstock
12/17
Comparte
El culto de Camazotz empezó alrededor de 100 a. C. entre los indios zapotecas de Oaxaca, México; quienes veneraban un monstruo antropomórfico con cuerpo de hombre y cabeza de murciélago. Crédito: Shutterstock
13/17
Comparte
Se dice, que este dios tiene poder para curar cualquier enfermedad, pero también tiene el poder para cortar el cordón plateado de la vida que une el cuerpo al alma según los indígenas. Aunque hay especialistas que piensan que se trataba de un dios del mal que trasmitía la enfermedad de la rabia. Crédito: Shutterstock
14/17
Comparte
Los mayas representaban a Camazotz, como un ser humano con cabeza y alas de murciélago. En la actualidad, se han encontrado imágenes de este animal sagrado en jeroglíficos y cerámica de hace más de 2 mil años. Se le honraba por medio de sacrificios de animales y ofrendas de tamales y flores. Crédito: Shutterstock
15/17
Comparte
Civatateo
Esta bruja-vampiro se encontraba entre las leyendas Aztecas. Se dice, que este ser es sirviente de varias deidades lunares, se asume como una noble mujer quien ha muerto al dar a luz. Los niños son su alimento favorito, muriendo de una enfermedad poco después del ataque. Estos vampiros aparecen con las caras blancas, las manos cubiertas con tiza blanca, y los huesos dibujados en su ropa.
Crédito: Shutterstock
16/17
Comparte
Como figuras demoníacas, se parecían mucho a estas otras figuras vampíricas como las Lamias de la antigua Grecia. Se les colocaban ofrendas en los cruces de camino para que se hartaran y no atacaran a los niños. Al mismo tiempo, si se quedaban allí, eran destruidas por la luz del sol. Crédito: Shutterstock
17/17
Comparte
A pesar de formar parte de la ficción los vampiros siguen causando misterio y curiosidad alrededor del mundo. ¿Tú crees en ellos? Crédito: Shutterstock
Reacciona
Comparte
En alianza conCivic Science

Más contenido de tu interés