null: nullpx

El ABC de los planetas en astrología

Cada planeta, el Sol y la Luna juegan su propio papel afectando nuestra personalidad y nuestras vidas diarias. Conoce sus datos básicos.
4 Ago 2021 – 09:05 AM EDT
Reacciona
Comparte
1/36
Comparte
En la astrología, cada signo tiene su planeta regente, el cual puede influir directamente en tu personalidad, predicciones, preferencias y hasta tu futuro. Crédito: Shutterstock
2/36
Comparte
Te contaremos un breve resumen de cada planeta y sus características, dentro de la astrología, astronomía y algunos datos interesantes sobre ellos. Crédito: Shutterstock
3/36
Comparte
MERCURIO
El primer planeta del Sistema Solar es el más pequeño (después de que consideraran a Plutón un planeta enano), y está a unos 58 millones de kilómetros de distancia del Sol. Es un planeta casi sin atmósfera, con débil gravedad y suelo muy duro.
Crédito: Shutterstock
4/36
Comparte
Mercurio, según la astrología, es un planeta que invita a la reflexión y expresión; representa a nuestro espíritu, forma de pensar y analizar. Nos da señales sobre nuestra manera de comunicarnos, movernos, de escribir, y la habilidad que tenemos de aprender, negociar o socializar. Es regente de Géminis y Virgo. Crédito: Shutterstock
5/36
Comparte
Cuando Mercurio está retrógrado o que "parece moverse hacia atrás", lo cual es sólo una ilusión, se dice que pasan muchas cosas de mala suerte, y que hay dispersión, inestabilidad, nerviosismo, pero Mercurio también simboliza cosas positivas, como el humor, inteligencia, astucia y sensatez. Crédito: Shutterstock
6/36
Comparte
VENUS
El "planeta del amor", es regente de Tauro y Libra. Está a 108 millones de kilómetros de distancia del Sol y tiene un diámetro similar a la Tierra, con unos 12,100 kms. de diámetro. Su elemento asociado es el aire.
Crédito: Shutterstock
7/36
Comparte
En la astrología, Venus representa el amor y todas sus implicaciones: nuestra forma de amar, nuestras relaciones sentimentales, amorosas, placenteras y todo alrededor del concepto del amor. Cuando entra en tránsito en determinados signos, varía la forma en que afecta nuestros corazones. Crédito: Shutterstock
8/36
Comparte
Venus es símbolo no sólo del amor sino de nuestros sentimientos, afecto, estética, sensualidad, belleza, placeres, pero dentro de su influencia negativa también lleva a la aversión, posesividad o despreocupación. Crédito: Shutterstock
9/36
Comparte
MARTE
El planeta de fuego, como el elemento que rige, el de la guerra, regente de Aries. Se encuentra a 200 millones de kilómetros de distancia del Sol, con una rotación similar a la de la Tierra.
Crédito: Shutterstock
10/36
Comparte
Si Venus evoca a un polo o energía femenina, Marte representa la energía masculina. En el tema astral de una mujer, Marte puede representar el amante, es el lado más “sexual” del compañero. Para los hombres, Marte simboliza su virilidad. Crédito: Shutterstock
11/36
Comparte
Marte es nuestra energía física en movimiento, el motor que transforma la energía en trabajo. Por ello, segrega adrenalina. Por otro lado, le da importancia a la eficacia y al rendimiento; se esfuerza para conseguir algo en particular. Crédito: Shutterstock
12/36
Comparte
Marte es un símbolo de acción, de impulsos, de vitalidad, de iniciativa y experimentación. Evoca nuestro dinamismo, fuerza, energía, ánimo, pero también a la vez nuestra agresividad, caprichos, ira, destrucción y aspectos violentos. Crédito: Shutterstock
13/36
Comparte
JÚPITER
Regente de Sagitario, considerado el "planeta de la suerte", está a unos 778 millones de kilómetros del Sol. Contiene más masa que el resto de los planetas juntos y es 318 veces más pesado que la Tierra, siendo su tamaño once veces mayor.
Crédito: Shutterstock
14/36
Comparte
Júpiter tarda aproximadamente un año en atravesar cada uno de los signos del zodiaco, lo que significa que todas las personas nacidas en ese tiempo tendrán a Júpiter en el mismo signo. Crédito: Shutterstock
15/36
Comparte
Júpiter con frecuencia trae buenas noticias y éxito, pero también puede amplificar fenómenos negativos. Está relacionado con los viajes, la expansión, la comprensión holística, la filosofía, los ideales superiores y las creencias religiosas. Crédito: Shutterstock
16/36
Comparte
Júpiter es símbolo de finanzas, de orgullo, paternalismo, legalidad, justicia, enseñanzas, optimismo, plenitud, suerte, expansión, orden y bondad, pero su influencia negativa trae muchos aspectos conservadores, oportunistas, excesos, vanidad, despilfarros... Crédito: Shutterstock
17/36
Comparte
SATURNO
El segundo planeta más grande del sistema solar, con unos 121,000 kilómetros, está a una distancia de 1.4 mil millones de kilómetros de distancia del Sol. A pesar de su gran tamaño, gira muy rápido sobre sí mismo, y solamente necesita unas diez horas para su rotación. Sus anillos que lo rodean están compuestos mayormente de partículas de hielo y polvo.
Crédito: Shutterstock
18/36
Comparte
Saturno rige el signo de Capricornio, su elemento asociado es la tierra y nos invita a meditar sobre la noción de tiempo. Es el planeta y símbolo de la sabiduría, de la introversión, de la soledad, de nuestras limitaciones. Representa al patriarcado, un padre, abuelo, científico, investigador... Crédito: Shutterstock
19/36
Comparte
Saturno nos pone a prueba y nos enseña que si queremos algo, nos tiene que costar. Que para tener la esperanza de cumplir nuestros sueños no basta con confiar o actuar, sino estructurar nuestros planes, afirmar nuestra voluntad y anclar nuestras ambiciones para llevarlas a buen puerto. Porque si pasamos su prueba, podemos alcanzar nuestros ideales sociales, intelectuales y hasta espirituales. Shutterstock
20/36
Comparte
Además de sabiduría, sus influencias positivas en nosotros tienen que ver con la reflexión, la paciencia, la capacidad de análisis, concentración, perseverancia, resistencia y madurez; pero por otro lado también nos lleva a la frustración, la austeridad, severidad y aislamiento. Crédito: Shutterstock
21/36
Comparte
URANO
El séptimo planeta del Sistema Solar y el tercero en tamaño, con unos 2,880 millones de kms. alejado del Sol y le da la vuelta en 87 años. Tiene 27 satélites conocidos. Es el planeta regente de Acuario, símbolo de lo imprevisible, de los cambios en nuestra vida.
Crédito: Shutterstock
22/36
Comparte
Urano representa los movimientos, los cambios o influencias repentinas, las fuerzas destructivas o creativas. Te invita a tomar nuevos caminos. Enaltece la originalidad, la independencia de espíritu, la imaginación, el anticonformismo, la necesidad de libertad. Crédito: Shutterstock
23/36
Comparte
Urano es un "planeta espiritual" relacionado también con la originalidad, la independencia, la libertad, la innovación, excentricidad pero también de la rebeldía y el radicalismo, el egoísmo, la pérdida de control y la impulsividad. Crédito: Shutterstock
24/36
Comparte
Las personas influenciadas con Urano serán por lo tanto personas que no son muy estructuradas, que buscan romper con lo pautado en la sociedad y que se sienten limitadas cuando tienen que hacer una vida muy organizada. Crédito: Shutterstock
25/36
Comparte
Urano es uno de los planetas que marcan a toda una generación, porque permanecen mucho tiempo sobre cada signo dando una influencia determinante a todo un grupo de personas durante un periodo bastante largo. En este caso Urano permanece siete años en cada signo, por lo que cada siete años su influencia se deja sentir con fuerza. Crédito: Shutterstock
26/36
Comparte
NEPTUNO
Es un planeta considerado "espiritual", regente de Piscis, símbolo de la inspiración, los sentimientos y las dudas. Nos da acceso a los sueños y sensibilidad hacia los problemas de los demás. Está a 4,499 millones de km. del Sol, es cuatro veces más grande que la Tierra y su revolución es de 165 años.
Crédito: Shutterstock
27/36
Comparte
A tema natal, Neptuno representa los sueños, la imaginación, ideales y la fe y creencias. Hace del nativo una persona receptiva, inspirada, mística, religiosa, pero su influencia puede llevar a extremos, como fanatismos, problemas físicos o mentales y excesos en la vida. Crédito: Shutterstock
28/36
Comparte
Debido a que Neptuno tarda entre 14 y 15 años en recorrer un signo del zodiaco, su posición en determinado signo influirá en muchísima gente, así que su interpretación se aplica a generaciones enteras y no en personas específicas. Shutterstock
29/36
Comparte
PLUTÓN
Fue considerado durante mucho tiempo como el último planeta del sistema solar pero en 2006 fue rebajado a la posición de planeta enano. Su órbita es bastante rara y por eso su distancia del sol cambia mucho (entre 4 millones y 5 mil millones de kilómetros). Entonces, durante ciertos periodos, Plutón está más cerca del Sol que Neptuno.
Crédito: NASA/JHUAPL/SwRI vía AP
30/36
Comparte
Plutón es regente de Escorpión y es considerado el planeta de la metamorfosis o las "transformaciones". Representa la regeneración tras la destrucción. Muestra en qué medida estamos dispuestos a cambiar nuestro ser y si somos capaces de hacerlo. Crédito: Getty Images
31/36
Comparte
Plutón simboliza nuestra psique, nuestro inconsciente, sexualidad, tabú, instinto, intuiciones, el magnetismo que tenemos, y su influencia negativa implica destrucción, duelo, crisis, manipulación, angustias, conspiraciones y duelos. Crédito: Shutterstock
32/36
Comparte
Plutón tarda entre 12 y 32 años en recorrer un singo del Zodiaco, así que también se le relaciona con generaciones, no individuos concretos. Se lo asocia igual con la muerte, a la sexualidad, el poder y la líbido desde un punto de vista psíquico. Shutterstock
33/36
Comparte
El Sol, por su parte, es el centro de nuestro sistema y es el astro regente de Leo. Representa la confianza en uno mismo, la voluntad, la autoridad, la nobleza, la generosidad y la ambición. Shutterstock
34/36
Comparte
En la astrología, el Sol es símbolo de virilidad, de vitalidad, de consciencia, nuestra voluntad, pero su influencia negativa es signo de egoísmo, vanidad, arrogancia y egocentrismo. Shutterstock Images LLC
35/36
Comparte
LA LUNA
El astro regente de Cáncer, simboliza plenitud, receptividad, dulzura. La Luna es también el símbolo de la mujer, de la feminidad, de la madre, del hogar y de la familia.
Crédito: Getty Images
36/36
Comparte
El signo en que se encuentra la Luna en la carta natal indica la reacción instintiva a los estímulos externos, la forma de expresar los sentimientos, las cosas que nos proporcionan estabilidad emocional y nuestra imagen de la figura materna. Crédito: Shutterstock
Reacciona
Comparte
En alianza conCivic Science

Más contenido de tu interés