null: nullpx
Homicidios

Hispano es acusado de ahogar a su hijo de 6 años en agua caliente para "sacarle el demonio"

Pablo Martínez dijo a los investigadores que vertió agua caliente por la garganta del niño y lo mantuvo bajo el agua por 10 minutos en la casa de la familia en la reserva de Pascua Yaqui.
1 Oct 2019 – 2:31 PM EDT

Un hombre fue detenido en Arizona acusado del asesinato de su hijo de 6 años, al obligarlo a tragar agua caliente con fin de "sacarle el demonio" de su cuerpo, según indicó los documentos de la corte.

El sujeto fue identificado como Pablo Martínez, de 31 años, y fue arrestado bajo cargos de asesinato en primer grado.

Según las autoridades, los agentes del Departamento de Policía de Pascua Yaqui, al noroeste de la ciudad de Tucson, Arizona, acudieron a un llamado de emergencia alrededor de las 4:30 p.m. del jueves, donde encontraron a Pablo y Romelia Martínez, madrastra del menor fallecido.

De acuerdo con los documentos el pequeño, de quien no se ha dado a conocer el nombre y que presentaba quemaduras en diferentes partes de su cuerpo, fue hallado acostado sobre la cama, desnudo y sin respirar.

El menor de inmediato fue trasladado de urgencias al Centro Médico de la Universidad de Banner, donde fue declarado muerto alrededor de las 5:30 de la tarde.

En los documentos de la corte se informa que el menor tenía quemaduras en aproximadamente el 15% de su cuerpo. Los médicos observaron lo que parecía ser quemaduras en los antebrazos, codos y cabeza.

Pablo Martínez alegó que se había dado cuenta de que el niño tenía "un demonio dentro" la semana pasada. Entonces, mientras le daba un baño al niño el jueves por la noche, dijo que "vio algo malo" y "sabía que tenía que echar al demonio".

Luego detalló a los investigadores que sostuvo al niño debajo del grifo de agua caliente entre "5 o 10 minutos".

De acuerdo con documentos oficiales Romelia Martínez, madrastra del menor, señaló que al escuchar el ruido en el baño fue a investigar qué sucedida, pero la puerta estaba cerrada. Cuando por fin pudo entrar, vio a Pablo sosteniendo la cabeza del pequeño bajo el grifo y le pidió que se detuviera, pero Pablo le contestó que lo tuvo que hacer.

Fue ella quien llamó al 911 para solicitar ayuda, mientras que el hombre intentaba reanimar al menor.


De acuerdo con los documentos de la corte, Pablo dijo que Romelia trató de llamar al pastor, pero al no contestar llamó al 911.

Pablo le dijo a las autoridades que en la última semana había notado que su hijo tenía un demonio dentro de él. Cuando lo bañó, dice que vio algo malvado y que sabía que tenía que echar al demonio.

Cuando los oficiales llegaron a la escena y les preguntaron a los dos qué había sucedido, Romelia les dijo que "él podía decírselo". Pablo indicó a la policía que no lo entenderían porque "no tenían la mentalidad o la creencia correctas".

La siguiente es una carta que la directora de Lynn / Urquides, Marisa Salcido, envió a los padres el viernes 27 de septiembre.

Estimadas familias de Lynn Urquides:

Es con profundo pesar y tristeza que les informo de la muerte de uno de nuestros estudiantes.
Nuestro más sentido pésame a la familia y amigos.

El lunes tendremos apoyo de duelo y asesoramiento disponible en la escuela si usted o su hijo desean reunirse con ellos.

Si tiene alguna pregunta, no dude en ponerse en contacto conmigo ya que estoy disponible para brindar mi pleno apoyo a cualquiera de nuestra comunidad escolar.

Gracias,
Marisa Salcido
Principal

Estos padres y madres han sido o son acusados de asesinar a sus hijos de manera despiadada

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés