null: nullpx
Cargando Video...

Prueba de Fe - San Francisco de Asis

Univision21 Abr 2019 – 12:00 AM EDT

Comparte

carla: buen día, mamá.

no puedo creer que siga brava

conmigo, mamá.

yo no soy la que inventa las

estafas con los milagros, es

gente que se quiere aprovechar

de la fe de otros.

madre: no me molesta que

quieras desenmascarar a esos

farsantes, al final es dios

quien los va a juzgar, no yo.

lo que me molesta es que

pareciera que lo disfrutas,

cada vez que inicias un caso

das por sentado que no va a

ser real.

carla: no se trata de creencias,

es rating, a la gente le encanta

el escándalo, el show.

madre: eso se lo puedes decir

a tus compañeros, pero te

conozco, sé que no quieres

aceptar que existe algo--

carla: no, no, no es que no lo

quiera aceptar, es que quiero

que me lo demuestren.

y no voy a volver a pelear

por este tema contigo.

te amo...

pero voy tarde para el trabajo.

nos encontramos en las afueras

de la reserva donde estuvo

perdido rubén sánchez, hijo del

multimillonario antonio sánchez,

quien estuvo en estado avanzado

de deshidratación a más de 200

km. de la última ubicación

conocida, rubén sánchez estuvo

perdido más de un mes en esta

reserva, sus familiares no

quieren dar declaraciones.

más información en la emisión

de esta noche por tele 7.

rubén: mamá.

julieta: bebé,

¿cómo te sientes?

rubén: me duele todo.

julieta: estuviste perdido,

pensamos que te habían

secuestrado o matado.

doctor: permiso.

rubén, ¿cómo te sientes?

rubén: ¿dónde están mis cosas?

mi cámara--

antonio: rubén, por favor,

tenemos mes y medio sin saber

de ti y lo primero que se te

ocurre decir es dónde está mi

cámara, por lo menos dinos qué

pasó en esa selva.

rubén: me estaba muriendo,

pensé que había llegado mi

momento.

pero los animales me ayudaron.

ellos me alimentaron y me

guiaron al sendero de vuelta.

fue un milagro.

doctor: con calma.

tranquilo, descansa.

no, por favor, has dado

suficiente por hoy.

rubén: no, quiero contarle al

mundo lo que sucedió.

doctor: lo harás, tranquilo,

trata de descansar, rubén,

descansa.

tienes que descansar.

antonio: gracias.

todo esto fue culpa tuya,

le sembraste esa idea desde que

era un niño, pero ahora la

consecuencia es que quiere

salir a la calle a gritar que

fue salvado por unos animales,

por favor.

julieta: antonio, deberíamos

escucharlo.

quién sabe cuántas cosas

horribles vio en ese mes.

antonio: esto es ept y punto.

mira, sé muy bien lo que voy a

hacer, no te preocupes por eso,

encárgate de hablar con él y

hacerle entender que no hubo

milagro.

julieta: ¿cómo lo vas a

controlar, acaso lo piensas

meter en un manicomio?

antonio: ya te dije que sé lo

que voy a hacer, hazle entender

que no hubo milagro,

¿te quedó claro?

carla: sra. julieta, un gusto,

carla domínguez.

¿en qué la puedo ayudar?

julieta: primero que todo

quería pedirle que lo que

conversemos quede en estas

cuatro paredes.

carla: disculpe, pero estamos

en un canal de tv.

julieta: por eso necesito su

máxima discreción.

carla: acompáñeme,

por aquí, por favor.

cuénteme qué ocurre.

julieta: hace tres meses mi

hijo regresó de la muerte,

ninguno puede explicarse cómo

fue que hizo para sobrevivir,

pienso que estamos ante la

presencia de un milagro.

carla: generalmente usan la

palabra milagro para algo que

no pueden comprender.

su esposo es muy influyente,

pudo haber elegido cualquiera,

¿por qué yo?

julieta: el no debe saber,

estaría totalmente en contra.

usted es imparcial, siempre

le ha interesado decir la

verdad, le suplico investigue

el caso.

carla: todavía no me dice qué

sucede, por qué tanto interés

en mi programa.

julieta: desde que encontraron

a mi hijo está cambiado,

su padre quiere internarlo en

una clínica.

si logro descifrar lo que pasó,

le ahorraría un gran

sufrimiento.

carla: ok, déme unos minutos,

si necesito una entrevista,

¿usted puede hablar?

julieta: por supuesto.

guille: ¿qué te dijo la señora?

carla: bueno, ella cree que su

hijo tuvo un cambio después que

se perdió en el bosque o algo

así, su papá lo quiere meter al

manicomio y ella quiere mostrar

que lo que dice es verdad.

habla de que su supervivencia

tuvo que ver con un milagro.

le dije que iba a revisar esto.

guille: una cámara.

carla: miremos qué tiene.

rubén: día uno de mi travesía,

estoy frente al sendero donde

voy a entrar, espero cruzar en

siete días, vale aclarar es la

primera vez que lo voy a hacer

sin guía, tengo mi gps, todo,

memoria, batería para el

trayecto, es imposible que algo

salga mal, vamos, dicen que toda

aventura comienza con un gran

paso, vamos.

es mi quinto día, me duele la

espalda, no sé qué le pasó al

gps, si ha sido la lluvia,

el mal clima, pero me he

perdido un par de veces, me ha

tocado racionalizar agua y

alimentos, pero lo voy a

intentar, hasta el final lo voy

a intentar.

tengo que seguir.

ay, mi tobillo.

estoy perdido.

>> no, pero por qué lo paras,

si es un reality sin

comerciales.

carla: exacto, no entiendo,

podría mandar esto a

sobrevivientes o algo por el

estilo, esto no es caso para

milagros de cada día.

pablo: ahí no hay ninguna

virgen ni monja, es que ni

siquiera hay imagen de un

santo cerca, no sé de dónde

sacó esa señora que--

guille: es un joven inexperto

que sobrevivió, no veo milagro,

pero que es sorprendente,

es sorprendente.

carla: si me preguntas a mí,

es montaje.

guille: si es montaje, somos

expertos en descubrirlos.

carla: pablo, ve al estudio y

organiza para la entrevista,

yo bajo en un segundo.

guille, si encuentras algo

fuera de lo normal, me avisas.

sra. julieta, vamos a empezar.

¿listo?

cuénteme lo que pasó en ese

bosque.

julieta: esa respuesta no la sé,

eso solo lo sabe mi hijo y dios.

lo que sí le puedo relatar es

el cambio de rubén después que

lo sacamos del hospital.

antonio: hijo...

ya cumpliste 21 años.

julieta: antonio, por favor.

antonio: estoy hablando con

rubén, por favor.

eso es una conversación que

hemos sostenido ya en varis

oportunidades.

bueno, como sabes,

la compañía está encargada del

manejo de armas--

rubén: basta, papá, yo no voy a

enlistarme en el ejército,

no me gustan las armas,

ya lo sabes.

antonio: bien, dime tú entonces

qué piensas hacer con tu vida.

rubén: no lo sé, pero dejarme

humillar y recibir órdenes por

una persona sin cerebro no va a

ser.

¿por qué no me dejas en paz?

no voy a ser como tú.

julieta: ya basta, antonio,

es que acaso no podemos tener

una comida en paz en esta

familia.

rubén: díselo a él, que siempre

prefiere estar en la oficina

que en la casa.

antonio: silencio.

¿es que aquí nadie me piensa

respetar?

escucha, tú eres mi hijo y vas

a hacer lo que te diga te guste

o no.

julieta: era energético y

rebelde como cualquier joven de

su edad.

quería vivir la vida al máximo,

desde que regresó del hospital

ha tenido reacciones que nos

han sorprendido.

rubén: amigas, hola.

julieta: y con el tiempo fue

más radical en sus conductas.

rubén: basta,

basta de matar animales, basta.

julieta: gritaba una y otra vez

que había sido bendecido por un

milagro, que los animales le

habían salvado la vida.

carla: sra. julieta, disculpe,

es que esto es un poco confuso.

¿usted cree que podemos hablar

con su hijo?

julieta: por supuesto, pero

tendríamos que ir a mi casa y

mi esposo no debe saber nada

de esto.

rubén, traje una amiga que

quiere conocerte.

rubén: dile que pierde su

tiempo, ya me vieron todos los

doctores del mundo.

estoy completamente sano de

mente, cuerpo y alma.

carla: no soy médico, estoy

aquí para conocer su historia.

rubén: tome asiento.

y disculpe la confusión, es que

no son comunes las visitas.

julieta: la traje porque es

importante saber qué te pasó.

rubén: con mucho gusto le voy a

contar.

carla: ¿cuál fue el milagro que

vivió?

rubén: fui protegido por un

santo, ellos me ayudaron.

julieta: ¿ellos, quién?

rubén: los animales, ellos

guiaron mi camino.

carla: ¿cómo puede ser esto

posible?

rubén: ellos me acompañaron en

mi camino en el medio del

bosque, ellos siempre estaban

allí, me alimentaron,

me protegieron, llenaron mi

corazón de amor y paz,

en el fondo es como si ellos me

están dando una nueva

oportunidad.

antonio: ¿quién es usted, qué

hace ese hombre con esa cámara?

julieta: antonio, por favor,

puedo explicártelo todo.

antonio: usted no tiene más

nada que hablar aquí.

no tienes que continuar

hablando nada, hágame el favor

y se marcha de esta casa.

rubén: he intentado alejarme,

pero es como si me estuviera

obligando a ir hacia ella.

carla: tenemos el programa del

año.

guille: no, tenemos un reality.

carla: no creo que estemos

frente a una historia como

anteriormente.

estuve atando cabos tras la

entrevista, si de verdad hubo

un santo que lo protegió,

podría ser san francisco de

asís.

guille: no entiendo.

carla: san francisco de asís es

el patrono de los guardabosques

y los animales.

renunció a bienes y familia

para predicar, ahí está la

conexión.

rubén se perdió en el bosque,

afirma ser protegido por un

santo, además habla que en el

camino fueron los animales

quienes lo salvaron.

rubén: es el día 17,

debería estar en mi casa,

pero pienso que no voy a

volver, no como nada desde

ayer, el tobillo me

molesta cada vez más.

ese es el oso que me ha estado

siguiendo durante días, es él.

está cerca su cueva,

he intentado alejarme, pero es

como si me estuviera obligando

a ir hacia ella.

por favor, por favor.

son huellas de oso.

¿qué es esto?

esto no estaba aquí anoche.

>> a ver.

el se dirigía a este punto,

hacia puerto nuevo, es una

travesía muy arriesgada, pero

común en deportistas extremos.

en estos tiempos, señorita,

el cambio de clima es muy

fuerte, asumimos que se fue por

la corriente de río, pero algo

le pasó y su dirección cambió.

al sentirse asustado se fue al

norte, no al este como debió

haber planeado, por eso no lo

pudimos ubicar.

lo dábamos por muerto.

para serle sincero, cuando

vimos que apareció en caparoa

fue todo una sorpresa.

estaba a 200 km. de donde debía

haber estado.

carla: tenemos una pequeña idea

de cuál fue su recorrido, vagó

sin rumbo por cinco días,

desorientado y débil, tenemos

que encontrar un punto de

referencia que nos indique su

trayectoria para saber cuál fue

el recorrido que lo llevó al

punto en que lo encontraron.

guille: pero eso en qué nos va a

servir para saber si fue

milagro.

carla: saber si fue suerte o

no, o si de verdad hubo una

guía que le dictó un patrón

para llegar a un lugar seguro

donde tendría comida.

guille: claro, porque sin

patrón o guía nunca hubiese

podido llegar.

carla: exacto.

>> carla, la sra. julieta

está aquí.

carla: dile que pase.

guille, vete a descansar,

es tarde, bye.

espérame afuera.

sra. julieta, ¿cómo está,

cómo está rubén?

julieta: carla, ¿cómo está?

carla: bueno, la mandé llamar

no para darle buenas o malas

noticias, hemos estado

investigando y necesito un

favor suyo, es muy importante

que me reúna con su esposo y su

hijo rubén.

julieta: ¿antonio, qué tiene

que ver--?

carla: mucho, tenemos que saber

si las historias concuerdan,

y descartar una posible

venganza muy bien planificada

de rubén a su padre.

julieta: no creo que antonio

le va a conceder una entrevista.

carla: si queremos saber

la verdad, julieta, tenemos que

tomar el riesgo.

madre: ¿mucho trabajo?

carla: sí, algo mamá.

madre: ¿quieres un café?

carla: no, ya tengo, gracias.

madre: ¿otro estafador?

carla: no he podido encontrar

nada que lo delate, no predica

la palabra, no tiene seguidores,

incluso me pidieron que

mantuviera el caso confidencial

hasta no tener conclusión.

nunca había tenido un caso como

este, ma.

tal vez me estoy enfrentando

por primera vez a un milagro

real, y si es así podría llegar

a la comisión por la causa de

los santos.

madre: ¿tú qué quieres creer?

carla: quiero creer que estoy

haciendo lo correcto,

las cosas bien, que si detrás

de todo esto hay algo divino

quiero constatarlo.

aló.

julieta, sí, okay, nos va a

dar la entrevista, perfecto,

mañana temprano nos podemos

ver en el estudio, gracias.

antonio: necesito que me

garantice que esto no va a

salir a la luz sin que mis

abogados lo revisen antes.

carla: lo noto muy seguro de

lo que habla.

antonio: absolutamente seguro,

no construí mi empresa de

armamento en un jardín de

flores, yo estaba en misiones

militares.

recuerdo una en especial,

la selva, el escuadrón que me

acompañaba fue asesinado por

completo por un lanzagranadas.

después de meses de estar en

la selva sin armamento,

sin comida, logré sobrevivir.

pero sobreviví gracias a mi

conocimiento militar.

quiero que sepa que hablé con

animales, plantas, rocas,

y cuando regresé jamás dije que

había sido un milagro.

lo que me salvó fue mi

instinto, el mismo que ha

salvado a rubén en esta

circunstancia.

carla: ¿cómo fue su reencuentro

con la sociedad?

antonio: bien, que yo recuerde

mis pesadillas duraron seis

meses.

pero jamás me comporté como

lo ha hecho rubén.

en definitiva lo que necesita

es ayuda profesional y sé que

se va a superar.

carla: ¿se averguenza de rubén?

sr. antonio, entienda,

es probable que rubén sea parte

de algo más grande.

carla: soy una persona pública,

mi empresa me demanda tiempo,

no puedo malgastarlo hablando

con usted.

permiso, hasta luego.

rubén: me debo estar volviendo

loco, un ciervo me acaba de

indicar qué camino tomar.

no lo pude filmar porque pasó

rápido, pero pudo ver el

monte, debo estar yendo bien.

guille: impresionante.

pablo: al menos estamos vivos.

carla: el papá no quiere dar fe

del milagro.

pablo: por eso ni siquiera

terminó la entrevista, al menos

no nos apuntó con un arma.

carla: ¿y tú qué tal, guille?

guille: mira, tengo todo el

historial del camino, incluso

testimoniales que demuestran

que animales lo ayudaron a

encontrar el sendero correcto.

carla: ¿qué, no me digas que

le hablan?

guille: los animales

aparecieron en el momento que

el camino se ponía más difícil,

lo ayudaron a encontrar un

arroyo para que tomara agua.

carla: eso quiere decir que

podemos demostrar un patrón

y que los lugares solo podían

ser visitados por personas

expertas.

guille: exacto, hay una parte

de la historia que no me cuadra,

su tobillo, mejoró de forma

inesperada, sí, carla,

nadie con esguince camina tanto

tiempo por lugares tan

difíciles.

carla: de pronto no fue un

esguince, voy a hablar con el

médico que lo atendió a ver si

nos da más información.

carla: doctor.

doctor: srta. carla, tome

asiento, la sra. sánchez me

comentó que iba a venir, y que

era de su entera confianza,

que podía ser franco--

carla: la verdad necesito

conocer todo del caso de rubén

sánchez.

primero cuénteme en qué estado

lo encontró.

doctor: llegó sano, aunque

débil, su cuerpo había sufrido

debido al cambio en su

alimentación, adicional a eso

también signos de

deshidratación.

carla: ¿y emocionalmente?

doctor: ese chico llegó en

estado de shock, incluso decía

cosas absurdas, que hababa con

los animales--

carla: ¿el tobillo cómo lo

encontró?

doctor: el tobillo.

no tengo reporte que muestre

que se le haya atendido el

tobillo.

carla: tengo pruebas que sufrió

un esguince el día siete de su

travesía.

doctor: ¿un esguince,

en una caminata de 200 km.?

por favor, lo hubiera notado

apenas llegó.

ese pie hubiera llegado aquí

listo para ser amputado.

carla: o sea que afirma que

su tobillo estaba en perfecto

estado.

doctor: rubén llegó sin lesión

en ninguna parte de su cuerpo,

se lo puedo asegurar.

carla: quiero escuchar con tus

palabras qué fue lo que de

verdad ocurrió en esa montaña.

rubén: mi nombre es rubén

sánchez, el 20 de marzo de

este año yo decidí emprender un

viaje extremo y cruzar la

reserva nacional.

el mal clima me llevó a perder

mi camino, estuve un mes

vagando solo por territorio

hostil.

cuando estaba por rendirme,

viví un milagro,

un santo me envió una señal

para indicarme qué camino tomar.

carla: y de los animales que

me hablaste, ¿hablaban contigo?

rubén: no hablaban conmigo,

ellos me cuidaban.

me guiaban, me indicaban

el camino correcto,

me alimentaban, cuando los

frutos eran altos, me guiaban

a los ríos, me protegían de

los depredadores como los

gatos salvajes, y ese profundo

vacío poco a poco comenzó a

llenarse de un nuevo espíritu.

y descubrí que fue san

francisco de asís quien

realmente me había bendecido.

con el tiempo entendí que tenía

una misión, llevar su palabra a

todas partes, y para dios no

hay nada imposible.

carla: en esta edición de

milagros de cada día tenemos

una historia increíble, algo

que inició como aventura se

convirtió en un encuentro con

lo divino, hoy tenemos la

historia de rubén sánchez,

un joven bendecido por san

francisco de asís, que nos

cuenta cómo este santo lo ayudó

a superar los peligros del

bosque durante 30 días cuando

estuvo perdido en estas

montañas, esta es su historia.

antonio: esto es culpa tuya.

dime una cosa,

¿tú autorizaste esto?

julieta: claro que lo autoricé,

mi hijo no está loco, antonio,

fue parte de algo especial,

¿por qué no terminas de

entender la verdad?

antonio: termina tú de aceptar

la verdad, tu hijo perdió la

razón julieta, al parecer tú

también.

julieta: el único que no quiere

aceptar lo que pasó eres tú.

antonio: ya, se acabó, rubén se

va a un sanatorio en suiza y

listo.

rubén: mamá, papá,

basta ya de discutir,

por favor, ya la decisión está

tomada, voy a ir a un lugar

donde no te vas a avergonzar

de mí.

voy a ingresar a la

congregación de los monjes

franciscanos.

antonio: eso no te lo voy a

permitir, yo te eduqué para que

seas un empresario, para que

manejaras las empresas de la

familia.

entiéndelo, tú eres el heredero

de una de las compañías más

importantes de producción y

exportación de armamentos.

¿qué te pasa, vas a renunciar a

eso para jugar a ser sacerdote?

por favor.

rubén: tú eres hijo de dios

tanto como lo soy yo, papá,

tal vez los dos buscamos

lo mismo, solo que por caminos

diferentes.

durante el tiempo que estuve

perdido fue san francisco de

asís el que me guió, llegó mi

hora, mi momento de predicar su

palabra.

ustedes son mi familia,

eso no va a cambiar, pero les

pido por favor que respeten mi

decisión, que me apoyen tal

como soy, los amo.

>> ¿a qué se debe que sacaran

las armas de cacería,

sr. sánchez, acaso tienen algún

desperfecto?

antonio: no, la verdad que no,

nuestra empresa siempre ha

fabricado armas de altísima

calidad, pero en este momento

hemos decidido sacar ese tipo

de armamento del mercado.

>> ¿esto lo está haciendo por

lo que le sucedió a su hijo?

rubén: para nada, mi hijo tomó

una decisión, tomó su camino.

en conclusión, las empresas

sánchez no fabricarán más armas

de cacería.

porque sencillamente nosotros

no le disparamos a nuestros

amigos.

julieta: buenas, padre.

padre: buenas, soy el padre

luciano, vengo por la comisión

de la causa de los santos,

estamos muy interesados en el

caso de su hijo.

julieta: encantada, en qué

puedo servirle, tome asiento,

por favor.

padre: a nuestras manos llegó

un programa de tv que

presentaba el caso de su hijo,

con él miles de cartas que

solicitaban que el caso sea

adjudicado a san francisco de

asís.

aquí tiene, tome.

julieta: ¿usted me quiere decir

que existe la posibilidad que

el caso de mi hijo sea

reconocido por la iglesia como

un milagro?

padre: eso dependerá si podemos

corroborar todo lo que se

demostró en ese programa, en

unos minutos quiero hacerle

unas preguntas.

carla: qué lugar tan tranquilo,

te veo con mucha paz, rubén.

rubén: es la mejor decisión

que he tomado, aquí todo el

mundo me entiende, podemos

predicar lo que sentimos en el

corazón, muchas veces no se

expresa con palabras.

hermano.

carla: ¿cómo te sientes con el

reconocimiento que hizo el

vaticano de tu caso?

rubén: la verdad es que no

lo necesitaba, cuando uno vive

estas cosas, lo que

verdaderamente importa es

sentirlo uno y creerlo,

esa es la base de un

verdadero milagro.

carla: tus palabras cada vez

más sabias, vas a ser un gran

padre, la verdad que trabajar

en este caso me ayudó a

recobrar muchas cosas que había

perdido.

rubén: el amor al prójimo

y la fe en dios son cosas que

uno siempre lleva en el alma.

carla: mira, me llegó este

reconocimiento del vaticano por

tu caso, ahora hago parte de los

investigadores más reconocidos.

rubén: felicitaciones, pero con

esto vas a poder ayudar a

mucha gente.

carla: espero no decepcionarlos.

rubén: no lo harás, sabes por

qué, porque la verdad es el

único camino, y todas las

verdades nos conducen a dios.

que la paz esté contigo

siempre, amén.

Cargando Playlist...