null: nullpx
Vix

Ya sabemos cómo es el interior de Marte: una sonda de la NASA mostró las imágenes

Publicado 28 Jul 2021 – 02:32 PM EDT | Actualizado 28 Jul 2021 – 02:32 PM EDT
Reacciona
Comparte

Marte es uno de los planetas mejor estudiados del sistema solar gracias a su proximidad y similitud con la Tierra, pero aún hay muchas cosas que no se conocen sobre el planeta rojo.

El 23 de julio de 2021 un grupo de científicos publicó tres investigaciones en la revista Science, donde muestran los resultados que han obtenido de Marte gracias a la sonda InSight de la NASA.

La sonda llegó al planeta en 2018 con el objetivo de descubrir su interior y con ello entender cómo se formó Marte.

InSight ha logrado descubrir esto gracias a un sismógrafo que posee. Se han registrado cerca de 733 temblores, llamados martemotos, en el planeta. De esos, alrededor de 35 se usaron para recopilar la información suficiente para el estudio.

Las ondas de un temblor se ven afectadas por el medio por el que pasan y al medir esos contrastes se puede conocer el grosor y la densidad de los materiales que cruzan.

Interior de Marte

Marte se formó a partir de polvo y de pedazos de meteorito calientes que estaban orbitando el Sol. Y a largo de millones de años se separó en tres capas diferentes: corteza, manto y núcleo.

Uniendo los datos sísmicos con información geológica del planeta, los científicos estiman que la corteza tiene un grosor de entre 24 a 72 kilómetros, probablemente llena de elementos radioactivos que ayudan a calentar la capa.

Por su parte, la corteza de la Tierra tiene un grosor promedio de 33 kilómetros. Por lo que, el estudio a comenzado a notar la diferencia entre estos dos planetas.

Los datos analizados también encontraron que el núcleo de Marte es líquido, con un radio cercano a 1830 kilómetros, lo que indicaría que el manto sólo tiene una capa rocosa, en vez de dos, como es el caso de la Tierra.

El núcleo está principalmente formado por hierro y níquel, junto con otros elementos como hidrógeno, oxígeno y azufre. No se han encontrado pruebas de que tenga un interior sólido, como la Tierra.

Otra diferencia con el planeta azul es que su manto, aunque mineralógicamente similar, no tiene una capa inferior de bridgmanita, el mineral más abundante en la Tierra. Este material es esencial para mantener el calor de un planeta y con ello un campo magnético estable.

Al conocer las diferencias entre los dos planetas y el estado de sus capas, se puede saber en un futuro lo que pasó con su campo magnético, esencial para mantener la vida.

Para poder obtener más información sobre el planeta rojo es necesario que haya más terremotos y de mayor intensidad, ya que los estudiados tienen una magnitud de entre 3 y 4 en la escala de Ritcher.

¿Ya conocías la composición de Marte?

También te puede interesar:

Reacciona
Comparte