null: nullpx
Logo image
Vix

México es el primer lugar en abuso sexual infantil, ¿cómo cuidar a nuestros hijos?

Publicado 20 Jun 2017 – 01:53 PM EDT | Actualizado 14 Mar 2018 – 09:48 AM EDT
Reacciona
Comparte

Por desgracia, México nuevamente se coloca como el número uno en un tema delicado y preocupante. No sólo somos el país más obeso del mundo y el tercero más peligroso para periodistas, ahora la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) ha declarado que nuestra nación tiene el primer lugar a nivel mundial en abuso sexual a menores.

 Es un muy vergonzoso primer lugar, pues significa que los mexicanos estamos lastimando a nuestros niños de una manera terrible, ocasionándoles heridas físicas, emocionales y mentales que son muy difíciles de sanar y que los dejará marcados de por vida. 

La OCDE dio a conocer algunas cifras que son realmente preocupantes:

  •  A nivel mundial, México es el primer lugar en abuso sexual, violencia física y homicidio en menores de 14 años.
  • Aproximadamente 4.5 millones de niños mexicanos son víctimas de abuso sexual, pero sólo en el 2% de los casos se le da seguimiento legal hasta obtener una sentencia.
  • Este tipo de delitos va en aumento, pues tan sólo el año pasado se denunciaron 30 mil casos nuevos, comparados con el 2015.
  • Se calcula que menos del 10% de los niños le informa a sus padres cuando está siendo hostigado por un adulto, la mayoría lo hace cuando el abuso ya se consumó. Por supuesto, no todos los niños se atreven a confesar a sus familiares o profesores que son o fueron víctimas de violencia sexual. 
  • Además, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) agrega que en nuestro país sólo el 1% de los recursos destinados a la infancia se usan para la protección de los niños contra la violencia, el abuso y la explotación. 
  • Este organismo también informa que hay más de 16,700 páginas en Internet en donde se pueden ver imágenes de abuso a menores de edad.
  • Por su parte, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) calcula que en nuestro país hay más de un millón de pedófilos que contactan a los niños por medio de páginas web y redes sociales.

Rosario Alfaro, directora de la asociación civil Guardianes AC, explicó en entrevista para Radio Fórmula que: " El abuso sexual infantil no es solamente el contacto físico con un niño, muchas personas piensan que solamente es la violación, pero el abuso es cualquier gratificación que un adulto busca de forma sexual con un niño; puede ser un contacto físico o sin contacto físico, como en las redes sociales donde hay pornografía o una persona se masturba frente a un menor, así como la trata también es una forma de abuso".

En cuanto a los lugares en donde se comente el abuso sexual infantil, Sergio Jaime Rochín del Rincón, presidente de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV), detalló para la Jornada que este delito ocurre más en el ámbito privado, en las escuela y en las iglesias. También agregó: "En la mayoría de los casos, son cometidos por quienes deberían proteger a las víctimas; toman la forma de un maestro, la voz del abuelo, el color, incluso, de un padre. El 90% de los casos son perpetrados por un hombre". 

Ante este alarmante panorama, estas son algunos puntos que debemos tomar en cuenta para proteger a nuestros hijos del abuso sexual y detectar si hay un pederasta en su entorno. 

#1 Cualquier joven o adulto puede ser un abusador

Significa que los abusadores sexuales no se limitan a un rango de edad, profesión, raza, condición social o creencia religiosa, por lo tanto debes permanecer alerta en cualquier entorno.

#2 La mayoría de los abusadores son personas desconocidas

Por desgracia, las personas que abusan sexualmente de un niño son cercanas a él (familiar, profesor, entrenador, padre de un amigo, etc.). Los abusadores se aprovechan de la confianza que los menores les tienen y/o de su papel como figura de autoridad.

#3 También se ganan la confianza de los padres

Los abusadores sexuales no sólo tienen un acercamiento previo con los niños, también con los padres. Se ganan la confianza de los progenitores para que les permitan una convivencia más cercana con sus hijos y realizar actividades con ellos sin su supervisión, como llevarlos al cine, por un helado, a la escuela, etc.

#4 Aprovechan su figura de autoridad

Como ya se mencionó en otro punto, muchos de los abusadores utilizan su figura de autoridad para amedrentar a los niños. Esto ocurre en entornos como la escuela, los equipos deportivos o la iglesia, en donde los adultos están al frente de un grupo de niños y tienen la facultad de regañarlos, castigarlos o limitarles sus actividades (como jugar en un partido, participar en una obra escolar, etc).

En este caso, es necesario recordarle a nuestros hijos que ninguna persona -aunque sea su profesor, su entrenador, un sacerdote o un médico- puede condicionarles sus actividades ni pedirle algo a cambio. Los niños a quienes se les enseña que deben obedecer a un adulto, sólo por su condición de adulto, son vulnerables a sufrir violencia sexual.

#5 Hablar del tema

Proporcionar información a los niños (adecuada a su edad) sobre la sexualidad, ayudará a prevenir que sean víctimas de abuso, sobre todo porque los abusadores no podrán utilizar frases como "no pasa nada", "esto no es malo", "así lo hacen todo", "es una forma de expresar amor", etc.

#6 Aprender a escuchar a los niños

Si un niño se acerca a ti para contarte que un adulto le está haciendo daño, ¡no lo ignores! Decirle a un menor que está mintiendo, inventando o exagerando provocará que pierda la confianza y asuma que lo que está pasando es normal y debe soportarlo. 

#7 Busca ayuda

Si detectas algún cambio de conducta en tu hijo, como aislamiento, ira o depresión, acude con un profesional inmediatamente. Ellos tienen las técnicas y herramientas necesarias para saber si un niño es víctima de abuso sexual o algún otro tipo de violencia.

Reacciona
Comparte