null: nullpx
Logo image
Vix

Los mares aún pueden recuperarse: científicos proponen un plan de emergencia para el 2050

Publicado 7 Abr 2020 – 02:54 PM EDT | Actualizado 7 Abr 2020 – 02:54 PM EDT
Reacciona
Comparte

El ecosistema marino es uno de los grandes afectados por el cambio climático, es por eso que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) puso en marcha el Plan de Desarrollo sustentable.

Uno de los objetivos de este plan contempla «conservar y utilizar de manera sostenible los océanos, los mares y recursos marinos para el desarrollo sostenible», por lo que los científicos diseñaron un plan de 30 años para cumplirlo.

A pesar del calentamiento global, la acidificación de las aguas, la contaminación plástica y el aumento de zonas muertas, los científicos tienen la certeza de que nuestros ecosistemas marinos pueden recuperarse y prosperar de nuevo.

El nuevo plan toma en cuenta la capacidad de adaptación y la resistencia de muchas especies marinas: si se le puede garantizar a esas especies una oportunidad de recuperarse, la vida marina podría reponerse en tan solo una generación.

El científico Carlos Duarte, autor principal del estudio, asegura que estamos en un punto en el que aún podemos elegir entre un océano lleno de vida a uno irreversiblemente perturbado.

«Nuestro estudio documenta la recuperación de poblaciones marinas, hábitats y ecosistemas después de intervenciones de conservación anteriores. Proporciona recomendaciones específicas basadas en evidencia para escalar soluciones probadas a nivel mundial», explicó Duarte.

Los científicos analizaron una amplia variedad de estudios, informes y estadísticas para evaluar la salud de los océanos, y descubrieron que la mitad de las poblaciones de vida marina han sufrido una disminución en las últimas cuatro décadas.

En su estudio menciona 9 aspectos que serán clave para recuperar la vida marina: marismas, manglares, pastos marinos, arrecifes de coral, algas marinas, arrecifes de ostras, pesca, megafauna y aguas profundas.

Los investigadores aseguran que si se hace todo bien, las marismas y los pastos marinos pueden encerrar el carbono de la atmósfera, además de que los manglares han demostrado ser buenas barreras contra las inundaciones.

Los esfuerzos para la conservación deben inspirarse en los planes de rescate de especies como las focas, las tortugas verdes y elefantes, como evidencia de que no todo está perdido cuando se trata de rescatar a los ecosistemas marinos.

«El mundo se ha unido antes para implementar moratorias sobre la caza de ballenas, crear una Ley del Mar, prevenir la contaminación de los barcos y limitar la pesca industrializada, todo con resultados positivos. Por el bien de nuestros océanos, vamos más allá« », comentó Duarte.

Las claves de recuperación identificadas por el equipo de investigación son proteger especies, proteger espacios, cosechar sabiamente, restaurar hábitats, reducir la contaminación y mitigar el cambio climático.

Si se hacen funcionar esas claves a gran escala, debería de alcanzarse un nivel óptimo de recuperación para el 2050, pero para eso se necesita un esfuerzo masivo en término de finanzas y cooperación internacional.

mini:


Échale un ojo a esto:

Reacciona
Comparte