null: nullpx
Vix

La NASA quiere acercarse al sol más que nunca antes: 10 espectaculares fotos

Publicado 13 Ago 2018 – 12:07 PM EDT | Actualizado 13 Ago 2018 – 12:07 PM EDT
Reacciona
Comparte

En la madrugada del domingo 12 de agosto, la NASA lanzó al espacio la sonda Parker, la cual tiene el objetivo de aproximarse lo más posible al Sol.

Desde la base de Cabo Cañaveral, en Florida, Estados Unidos, la sonda despegó a bordo del cohete Delta IV Heav para estudiar y poder conocer mejor la naturaleza y atmósfera de la estrella, tal como explica la NASA.

El Sol se encuentra a 150 millones de kilómetros de la Tierra y el objetivo de la misión es que la sonda llegue a 6,1 millones de kilómetros de distancia de la superficie solar (velocidad que equivale a viajar entre Nueva York y Tokio en un minuto) y estará 7 veces más cerca que cualquier otra nave.

La misión espera poder contribuir a resolver cuestiones como la diferencia de la temperatura de la atmósfera del Sol que está a más de un millón de grados mientras que la propia superficie solar está a 6.000 grados.

La sonda posee un escudo térmico que soportará temperaturas de 1.400 grados centígrados y mantendrá los instrumentos del interior de la aeronave a temperatura ambiente (30 grados centígrados).

Pocos minutos después del lanzamiento, el cohete se desprendió de sus tres propulsores y la nave prosiguió correctamente tal como los científicos habían previsto.

La sonda, tiene dimensiones pequeñas por ser una nave espacial (65 kilos y 3 metros de altura) y medirá las partículas de alta energía, las fluctuaciones magnéticas y tomará imágenes para comprender mejor la superficie del astro.

Está previsto que la nave llegue a destino en noviembre de 2018, donde orbitará 24 veces alrededor del Sol. Se irá acercando de forma paulatina con la ayuda de la gravedad de Venus y llegará a su punto más cercano en 2025, que es cuando se podrá reunir la información de más valor.

La nave lleva su nombre en honor a Eugene Newman Parker, astrofísico de la Universidad de Chicago, pionero de la heliofísica, quien en 1958 se destacó por sus avances en la teoría de los vientos supersónicos solares. El científico tiene 91 años y es el primero que recibe en vida el nombre de una nave de la NASA y estuvo presente en el momento del lanzamiento.

No te vayas sin leer:

Reacciona
Comparte