null: nullpx
Logo image
Vix

La NASA descubrió un nuevo tipo de explosión solar que tiene asombrados a los astrónomos

Publicado 19 Dic 2019 – 05:05 PM EST | Actualizado 19 Dic 2019 – 05:05 PM EST
Reacciona
Comparte

El Sol es la estrella más cercana a nuestro planeta. Se encuentra a aproximadamente 150 millones de kilómetros, lo cual es idóneo para la existencia de la vida.

Aparte de administrarnos toda la luz y el calor necesarios para nuestra sobrevivencia, el Sol mantiene una actividad constante, con explosiones y manchas que son monitoreadas constantemente por los científicos.

Como parte de ese monitoreo, investigadores del Observatorio de Dinámica Solar de la NASA detectaron una explosión magnética muy extraña. De hecho, no se tiene el registro de que haya ocurrido una similar.

Cerca de la atmósfera solar, un gran bucle de material fue lanzado al espacio por una erupción en la superficie, pero poco después comenzó a caer de regreso. Antes de que regresara, la extraña prominencia se topó con una anomalía en el campo magnético, lo que provocó una explosión.

Los científicos ya habían observado bucles parecidos que se alinean con las franjas magnéticas del Sol. Es un proceso conocido como reconexión magnética, pero nunca había sido provocado por una erupción.

La observación de este suceso puede ayudar a los científicos a entender el misterio de la atmósfera solar, predecir mejor el clima espacial y a realizar experimentos de fusión controlada en un laboratorio.

Abhishek Srivastava, científico del Instituto Indio de Tecnología, afirma que el descubrimiento podría ser muy útil para comprender otros conceptos, como las magnetosferas planetarias y distintas fuentes de plasma magnetizado.

Este nuevo tipo de reconexión magnética, bautizado como reconexión forzada, nunca había sido visto directamente, debido a que depende de erupciones solares. Los resultados de las observaciones se publicaron en la revista Astrophysical Journal.

La reconexión espontánea, un tipo de anomalía ya estudiada, requiere de una región con las condiciones adecuadas, como una delgada capa de gas ionizado o plasma que conduzca levemente la corriente eléctrica para que ocurra.

El nuevo tipo, sin embargo, tiene una gama más amplia de lugares para existir, como el plasma con menor resistencia para conducir electricidad. Sin embargo, es necesaria una erupción para desencadenarla.

La erupción literalmente exprime al plasma y a los campos magnéticos para que vuelvan a conectarse.

Los científicos pudieron estudiar el plasma gracias al Observatorio de Dinámica Solar de la NASA, el cual tiene la capacidad de detectar ondas de luz que muestran las partículas calentadas de 1 a 4 millones de grados centrigrados.

Las observaciones permitieron obtener una información clara del evento de reconexión forzada en la corona solar, por primera vez en la historia.

En unas imágenes captadas durante más de una hora, se pudo ver una prominencia en la corona cayendo de nuevo a la atmósfera. En su camino se encontró con líneas magnéticas y se reconectaron formando una X.

La reconexión espontánea ofrece un panorama muy claro de qué tan caliente es la atmósfera del Sol, debido a que la corona es millones de grados más caliente que las capas atmosféricas inferiores. Este fenómeno ha estado eludiendo a los científicos durante años.

Los investigadores han observado múltiples ondas ultravioleta y con ellas calcularon la temperatura antes y después de la reconexión. Los datos mostraron que la prominencia, que era bastante fría en relación con la corona, ganó calor después del evento.

Esto sugiere que la reconexión forzada podría ser una de las formas que la corona usa para calentarse.

Échale un ojo a esto:

Reacciona
Comparte